La vallas siguen opacando la vista y ventas del centro

  Quito

La vallas siguen opacando la vista y ventas del centro

El anuncio de nuevas protestas preocupa a los comerciantes Los obstáculos permanecen colocados por horas Los negocios reclaman para reactivarse

WhatsApp Image 2021-08-08 at 13.05.24
Impacto. Ciudadanos que acuden al sector para realizar trámites o de visita se encuentran con las vallas.Gustavo Guamán / Expreso

Dicen que viven “con los pelos de punta”. Las restricciones de movilidad y la colocación de vallas para cerrar accesos siguen siendo un problema para los moradores y los comercios aledaños a la Plaza de la Independencia, en el Centro Histórico de Quito.

Si bien la colocación de estos objetos ya no es permanente, como sucedió en parte de 2019 y todo el 2020, se los sigue utilizando por períodos de tiempo que pueden superar las cinco horas, lo que impide la llegada de visitantes y, por ende, la reactivación de los negocios.

En este sector se ubican la Presidencia de la República y el Palacio Municipal que ha sido la causa, según los comerciantes, de los últimos cierres que ha sufrido la zona debido a la pugna interna que vive la alcaldía de la ciudad y la llegada de simpatizantes de ambos bandos.

Teresita (pide no incluir su apellido) tiene un puesto de bebidas y dulces en la esquina de las calles Espejo y Venezuela. El miércoles tenía una sonrisa en su rostro porque “por buena suerte” las vallas fueron colocadas de su esquina para arriba desde las 09:00 a las 16:00. Es decir, se cerró toda la plaza durante ese tiempo.

“El tema es bien difícil, porque por un lado las vallas no nos dejan trabajar, pero por otro si las quitan llegan los manifestantes y destruyen esto que es patrimonial. Algún rato se propuso sacar del centro a la Presidencia y al Municipio. La idea sonaba linda, pero pensando bien, si se van ellos a quién vendemos nuestros productos porque esto quedaría muerto, más que ahora”, reflexiona mientras intenta encontrar respuestas al dilema.

A inicios de este año, EXPRESO reportaba que las vallas así como los alambres de púas tipo concertinas que completaban la barrera habían sido retirados, pero ya entonces un jefe de la Unidad de Mantenimiento del Orden del Distrito Manuela Sáenz señaló que se mantendrían siempre y cuando no se generen nuevos desmanes o actos de vandalismo.

Y así sucedió. Con las primeras protestas del año, el anterior Gobierno volvió a acudir a las vallas y esto no ha cambiado con la actual administración, aunque los alambres se han dejado de usar, al menos, por ahora.

Lautaro Abad es propietario del Café Museo del Pernil, negocio que fue abierto en agosto de 2020, en plena pandemia. Está a los pies de la Plaza de la Independencia, por lo tanto se ubica en la zona más afectada por los cierres. “Se nos ponen los pelos de punta cuando escuchamos un megáfono con gritos y oímos el sonido de las vallas. Muchas veces salimos y son cuatro, cinco personas las que reclaman, pero ya se produce un cierre de varias horas. La plaza queda vacía, llena de policías que se dedican a chatear, mientras los emprendedores nos vemos las caras. No es justo”, señaló.

Abad señala que empezó su negocio con cuatro empleados, pero dice que estos cierres repentinos que se extienden por horas, hasta cuatro veces por semana, lo ha obligado a quedarse con una trabajadora. Asegura que otros locales han tenido que hacer lo mismo.

Otra que está “asustada” es Noemi Salazar que tiene una pequeña tienda de productos naturistas a una cuadra del Palacio de Carondelet sobre la García Moreno. Ella tenía la esperanza de que el sector tome impulso con el feriado del 10 de Agosto y los eventos que espera se realicen, pese a las peleas municipales, por el Primer Grito de la Independencia.

Su ilusión duró poco. En estos días vio las noticias y se enteró que los gremios de trabajadores planifican una jornada de protesta para el 11 de agosto, por lo que está segura que se reforzarán las medidas de seguridad y que los cierres en este tipo de situaciones pueden abarcar hasta cinco cuadras a la redonda, lo que incluso le impediría llegar a su propio negocio.

Inteligencia para cercar el sector

EXPRESO buscó una explicación del Ministerio de Gobierno sobre la colocación de estos obstáculos y hasta cuándo se va a recurrir a su uso como un recurso de protección de la zona. Desde la Subsecretaría de Control y Orden Público respondieron que la Policía Nacional utiliza estos medios para proporcionar seguridad de acuerdo a las alertas que son proporcionadas por sus organismos de inteligencia.

“Como es de conocimiento público, en estas últimas semanas se han generado temas que han ocasionado alteración del orden público en los exteriores de la Alcaldía”, explicaron las autoridades.

Centro Histórico

El corazón de Quito late en la soledad

Leer más

EL DETALLE

Concejo. En agosto de 2020 los concejales aprobaron resolución para eliminar las vallas del centro

Impacto. Ciudadanos que acuden al sector para realizar trámites o de visita se encuentran con las vallas.