Un transporte más indigno

  Quito

Un transporte más indigno

El Corredor Central Norte evidencia el mal servicio de transporte urbano que reciben y han tenido los quiteños por varios años.

WhatsApp Image 2022-06-04 at 4.35.22 PM
Unidades. Los articulados no reciben constante mantenimiento ni han sido renovados.Karina Defas

Un fuerte olor a esmog inunda el interior de la unidad RM 2771 del Corredor Central Norte. Algún problema mecánico hace que el humo se filtre al interior en donde están los pasajeros. No es el único desperfecto. El bus vibra constantemente, como si la suspensión se hubiera dañado. Es como viajar no en un bus, sino una chiva de esas que atraviesan caminos empedrados o lastrados. En el techo hay óxido, las ventanas están ennegrecidas y el fuelle de la parte central tiene agujeros por donde ingresa el agua en los días de lluvia.

policia homicidio

Un policía es investigado por homicidio en Quito

Leer más

El Corredor Central Norte es el peor sistema de transporte de Quito. Un viaje en sus buses evidencia el desprecio que hay hacia el pasajero, a quien tratan de forma completamente indigna. Sus paradas están llenas de basura, cuelgan cables de luz, no todas tienen luminarias, el piso tiene huecos, las sillas están rotas, los vidrios de los andenes cuando no están grafiteados están trizados, y lo único que evita que se terminen de romper son cintas adhesivas que dicen peligro.

  • WhatsApp Image 2022-06-04 at 4.35.11 PM
    Abandono. Las paradas son precarias y sucias.Karina Defas
  • WhatsApp Image 2022-06-04 at 4.35.11 PM
    Abandono. Las paradas son precarias y sucias.Karina Defas

Los biarticulados a veces pasan seguidos, cada cinco minutos, otras veces tardan 15 minutos en llegar. No se sabe por qué no hay información sobre los tiempos de arribo. Tampoco hay mapas ni información sobre los nombres de los andenes porque los carteles están oxidados, grafiteados o porque se los robaron y la administración no los ha repuesto.

La parada de la escuela Eugenio Espejo está en ruinas. No sirve el sistema. Lo de fondo sería responder a una interrogante: ¿Qué hacen las actuales autoridades para solucionar y enmendar el problema? La respuesta es sencilla: nada.

En el seno de Concejo Metropolitano se abordó el tema hace varias semanas, pero se quedaron en eso, sin acciones concretas para mejorar este servicio, que, por cierto, está concesionado a un consorcio conformado por operadores de transporte urbano de la ciudad.

WhatsApp Image 2022-06-03 at 2.46.40 PM

Polémica por desalojo de perros de un refugio en Calderón

Leer más

Sin embargo, EXPRESO accedió al contrato que se firmó con el Consorcio Corredor Norte en 2019, y que, pese a varios incumplimientos, se renovó en aquel año por una década más.

El informe técnico con fecha del 17 de diciembre de 2018 manda a que para el próximo contrato se tomen en cuenta 13 ítems. Entre ellos: la entrega de infraestructura de terminales, paradas y equipos del Municipio, póliza de seguro de unidades, matrículas de las unidades de transporte, contratación del servicio de mantenimiento, entre otros.

Aquello que falta y que es necesario se ratifica en sus conclusiones, pero aun así se firma el nuevo contrato, porque de acuerdo a datos históricos de demanda existe un promedio de 32’728.294 pasajeros transportados al año, por lo que se debe considerar dar continuidad al servicio del Corredor Central Norte. ¿Con el mismo consorcio? Y lo mismo ocurrió con el informe jurídico que “no posee observaciones a la posible suscripción de un contrato de operación” con el consorcio.

Un poco más aterrizadas las inconsistencias. A la firma del contrato, las paradas estaban en condiciones no óptimas y se mantienen así, e incluso hay unas provisionales donde no hay ni quien cobre la tarifa del pasaje. Otro claro ejemplo se puede constatar con el número del chasis de cinco unidades a las que este Diario tuvo acceso, y en todas tienen hasta 17 años sin pagar matriculación vehicular. Tal es el caso del bus con chasis número 9BSL6X2AR53556154, que adeuda al Servicio de Rentas Internas desde el 2005 y ya suma un monto de $ 10.559; y, lógicamente, no ha pasado durante ese período ninguna revisión técnica vehicular.