Revivir el centro

  Editoriales

Revivir el centro

Es prioritario recuperar este tradicional eje de la identidad guayaquileña, para que vuelva a acoger a familias que lo conviertan en su lugar de residencia y lograr de ese modo su real reactivación’.

La incontenible expansión de la ciudad ha llevado a que muchos sectores icónicos sean abandonados progresivamente, como el centro de Guayaquil. El que antes constituyó el casco residencial y comercial, punto de confluencia de la comunidad, donde se desarrollaba toda la vida de la urbe, hoy afronta un evidente deterioro. Al caer la noche se convierte en área desolada que abre las puertas a la prostitución, la mendicidad y la delincuencia. Es prioritario recuperar este tradicional eje de la identidad guayaquileña, para que vuelva a acoger a familias que lo conviertan en su lugar de residencia y lograr de ese modo su real reactivación.

La población migró del centro a la periferia en busca de mayor seguridad, áreas verdes y distracción, por lo que la intervención para su rescate deberá considerar estos aspectos. Recuperar los espacios públicos contribuirá a combatir la inseguridad, como ya se ha comprobado con la calle Panamá, donde una atractiva oferta gastronómica genera gran afluencia de público, lo que ha hecho surgir un sinnúmero de emprendimientos, generando empleo e interacción social. Estado y Municipio deben propiciar el retorno al centro a través de incentivos tributarios y ordenanzas para que la empresa privada invierta en nuevos desarrollos de comercio, vivienda y entretenimiento.