Aquí, donde calienta el sol

  Columnas

Aquí, donde calienta el sol

Ecuador es un país que cuenta con luz solar plena los doce meses del año, por lo tanto un recurso abundante que no está siendo aprovechado

Ucrania y todos los países europeos afectados -directa o indirectamente- por la guerra se preparan para un invierno frío, debido a que Rusia, su proveedor principal de gas, energía con que funciona mayormente ese continente, debido al conflicto no suplirá su demanda.

Solo una situación así ha podio crear conciencia sobre la necesidad de migrar lo más pronto posible a energías renovables. No lo logró el cambio climático, que erróneamente se percibe lejano, sino la inminente llegada de las bajas temperaturas invernales.

La Agencia Internacional de la Energía dio a conocer ya en 2020 que las energías renovables y sobre todo la solar, serán “las grandes protagonistas” de ahora en adelante, ya que la tecnología está permitiendo acceder a capitales para su desarrollo a costos muy accesibles a nivel mundial, y comparándola con la generada a partir de gas o carbón es consistentemente más barata.

Ecuador es un país que cuenta con luz solar plena los doce meses del año, por lo tanto un recurso abundante que no está siendo aprovechado.

Las empresas y viviendas locales pueden generar energía eléctrica utilizando luz solar. De hecho ya se lo hace pero en proporciones mínimas. Para ello se necesita, además de los paneles, un inversor para convertir la energía que capta el panel en corriente eléctrica, de modo que pueda ser utilizada en la empresa o vivienda; y un medidor, que debe ser de doble vía, para medir la energía que sale de la red nacional de electricidad para ser consumida en la oficina o domicilio, y la que aporta esa misma oficina o domicilio a través de sus paneles solares a la red. Dicha tecnología -toda- ya existe en Ecuador pero no tiene la difusión suficiente como para que su implementación se vuelva masiva. Hay que empezar a explicar cómo funciona el sistema, cuánto es el ahorro para el consumidor en su planilla mensual y cómo contribuye a abastecer también a la red nacional.

Si Ecuador quiere hacer un verdadero cambio de matriz energética a una sostenible debería aprovechar el recurso más abundante y menos costoso que le permita alcanzar este objetivo eficientemente. Empecemos ya a migrar a la energía solar.