Sobre el origen de nuestra bandera

  Cartas de lectores

Sobre el origen de nuestra bandera

¿Cuántos de los historiadores, docentes y políticos que hablan de los símbolos se han preocupado por conocer su real origen?

Hace mucho me hicieron aprender d un bello poema del bardo guayaquileño Numa Pompilio Llona dirigido a la bandera: "...Flota orgullosa, espléndida y galana, y ondula entre las ráfagas ligera, ¡oh de mi patria tricolor bandera! «Iris listado de oro, azul y grana»...". ¿Cómo olvidar si al docente de mi docente y así, en larga retahíla repetitiva, nos inculcaron el significado de sus colores? -El amarillo; el azul; -Púchica, el rojo... y su patriótico significado... Indudablemente el orgullo de pertenecer a esta nación y sus símbolos no sufrirá ninguna mella, pero, ¿cuántos de los historiadores, docentes y políticos que hablan de los símbolos se han preocupado por conocer su real origen? Se ha puesto en boga que los colores de la bandera están relacionado con la supuesta relación con la emperatriz Catalina II, en quien de Miranda se inspiró para crear el amarillo por el rubio de sus cabellos, el azul por sus ojos y el rojo por la intensidad de sus labios. Una interpretación bastante romántica e idílica. También existe otra, inspirada en una obra del poeta y filósofo Johann Wolfgang von Goethe. El mismo Francisco de Miranda se reservó el confirmarlo o desmentirlo. Es indudable que desde mucho antes de la aparición del WhatsApp, ya se aplicaba el copia-pega y se remite sin ninguna investigación razonable. Tratemos de no caer en esa tentación. 

Ricardo López González