Arrogancia y narcisismo

  Cartas de lectores

Arrogancia y narcisismo

Hay muchos que hacen tanto en circunstancias tan difíciles, pero hay algunos que nos defraudan

Los eventos del año muestran que hay poco límite a lo que la gente puede hacer para mejorar el mundo y, a veces, hacerlo peor. Hay muchos que hacen tanto en circunstancias tan difíciles, pero hay algunos que nos defraudan. Un hombre saudí ha sido acusado de conducir un Maserati por la Plaza de España, de Roma, y causar daños. El hecho de que fuera un coche tan caro, aunque alquilado, implica más dinero que sentido común; la arrogancia de bajar un conjunto de pasos históricos sugiere una completa falta de autocontrol. Tal vez sea momento de premiar más a los buenos y castigar más a los malos. Estos egoístas deberían buscar un mejor camino que el que están siguiendo. 

Dennis Fitzgerald