Wandavision: Nos están tomando el pelo y nos gusta

  Ocio

Wandavision: Nos están tomando el pelo y nos gusta

Wandavision es un producto interesante, enigmático en sus inicios y tradicional en su desenlace. ¿Funciona? No del todo. Y aquí, la culpa es de la productora y de los fanáticos.

Wandavision
La serie de Elizabeth Olsen y Paul Bettany en Disney Plus es diferente a todo lo visto del MCU.Disney+

Marvel tiene siempre un as bajo la manga. A veces puede resultarle en una jugada perdedora, otras (la mayoría) le resulta un acierto aún cuando todo pudiera apuntar a lo contrario. Debo ser sincero al declarar que, al momento del anuncio de una serie basada en Wanda Maximoff y Vision (quien, por cierto, estaba muerto), no tuve la menor expectativa al respecto. 

Netflix

Docuseries en Netflix: 7 opciones que no te puedes perder

Leer más

Es más, no tenía interés de verla. Pero Marvel chasquea un dedo y toda su maquinaria propagandística gira sus engranajes para elevar nuestra curiosidad y sucumbir ante su contenido. Sí, he sucumbido. Y ahora que la temporada ha terminado luego de 9 episodios y casi dos meses, debo decir que Wandavision es un producto interesante, enigmático en sus inicios y tradicional en su desenlace. Es Marvel vitaminizado, intentando salir de su zona de confort de los largometrajes y lográndolo apoyado en un ejército de fanáticos conjuradores de infinitas teorías que edificaron a la serie para convertirla en algo habitual en la productora: un rotundo éxito.

Wandavision nos cuenta la historia de Wanda Maximoff y Vision luego de los acontecimientos de Avengers Endgame. Ambos viven en un típico suburbio de clase media y son, además, una pareja que intenta pasar desapercibida entre las costumbres y la normalidad de Westview, el pequeño pueblo donde viven. La historia evoluciona para revelarnos que es Wanda quien ha creado esta realidad para traer a la vida a su amado Vision. Posteriormente, y usando nuevamente sus poderes, Wanda terminaría de “crear” a su familia con Billy y Tommy, sus hijos.

Wanda
Wandavision nos cuenta la historia de Wanda Maximoff y Vision luego de los acontecimientos de Avengers Endgame.Disney +

Una particularidad de Wandavision fue la de homenajear en cada episodio, hasta el séptimo, a una icónica sitcom. Empezando en los sesenta y terminando en los 2010’s, se ambientaron cada uno de estos 7 episodios tanto en cinematografía y producción imitando grandes series que disfrutamos, seguramente, en algún momento de nuestras vidas. Esto, en especial en los primeros tres episodios, fue un verdadero riesgo y me llevó a pensar, erróneamente, que Marvel nos entregaría algo completamente novel. 

Cobra Kai

Cobra Kai: Temporada 3 | Un 'fan service' que funciona, una y otra vez

Leer más

La realidad es que la casa de los vengadores gusta por ir a lo seguro, después de todo piensan que “si algo no está roto, ¿para qué arreglarlo?” Entiendo a los fanáticos que se aburrieron y se tentaron en dejar a un lado a la serie al no sentir conexión con alguna sitcom de los sesenta o setenta. Esto último hubiera sido un error puesto que, aún con una fórmula repetida, Wandavision despega y cumple entregándonos lo que habitualmente buscamos en este tipo de producciones: entretenimiento y acción.

Entonces, ¿funciona Wandavision? No del todo. Y aquí, la culpa es compartida tanto por la productora como por los fanáticos. No recuerdo haber leído, quizá desde Avengers: Infinity War tantas teorías elucubradas alrededor de un producto audiovisual. El formato episódico semanal hacía que los espectadores tuviéramos que esperar 7 días para el siguiente capítulo, teniendo tiempo suficiente para revisar minuciosamente cada detalle presentado y extrapolando, a partir de ello, infinidad de posibles desenlaces. 

Entonces, ¿cuál es la culpa de Marvel? La de dar pie a dichas teorías, colocando inteligentemente en el guion giros y sub-tramas que funcionaban para mantenernos en vilo pero que, al final, no condujeron a nada concreto. Entonces, se entiende que el recurso de mostrarnos algo inentendible al inicio para mantenernos en el intento de descifrarlo no aportó a la trama de la serie, tan solo aportó al hype y, por supuesto, al rating de esta. Este recurso, vilmente usado en ocasiones, es lo que se conoce como el recurso de “la caja misteriosa” que el director y productor J.J. Abrams (Lost) explicó alguna vez en su charla TED, en el cual se nos presenta un elemento enigmático que solo nos genera dudas y expectativas, como la aparición de Pietro en Wandavision, y que solo está allí por ese motivo: el de generar dudas.

Wandavision es la primera serie de Marvel Studios y ha cumplido con creces en ofrecernos un producto entretenido que engrana perfectamente con la última fase, la tercera, del universo cinematográfico de marvel (MCU, por sus siglas en inglés) y que, a su vez, abre un enorme abanico lleno de infinitas posibilidades (otra vez, la caja misteriosa) para lo que vendrá. En esto, y en entregarnos alta calidad de producción sin escatimar gastos, Wandavision es un genial primer escalón en la cuarta fase del MCU. Sin embargo, debo alertar en el abuso del recurso de la caja misteriosa cuando, al final, se entregan sub-tramas que no conducirán a nada. No siempre funcionarán correctamente y no siempre las recibiremos con el mismo “gusto”.