Ocio

Verónica Coronel: Con una hija de 22 años, aún no se ve en el rol de abuela

Tras enfermarse de COVID-19, la presentadora de Telerama replanteó su vida y prioridades. Tiene proyectos en marcha.

Verónica Coronel
Tiene 42 años, estudia flamenco, yoga y coaching.Gerardo Menoscal // EXPRESO

Atractiva, renovada y con un brillo especial en sus ojos. El 11 de abril, Verónica Coronel cumplió 42 años. No es la edad la que ha hecho a la presentadora quiteña del programa 'Esta es tu casa' de Telerama (canal en el cual ha laborado 7 años) replantear su existencia. Fue darse cuenta de la fragilidad de los seres humanos y que su vida corría peligro cuando se enfermó de COVID-19 en 2020. 

Juan Carlos Aizprúa

Juan Carlos Aizprúa está indispuesto de salud

Leer más

Tiene 16 años viviendo en Guayaquil y 15 en la TV. Tomó clases de vocalización con Lía Centeno porque consideraba que su voz era infantil. Debutó en 'TV Clips' y además laboró en Ecuavisa y Teleamazonas.

¿Para usted hay un antes y un después?

Totalmente. Enfermarme fue un despertar, el impulso para hacer cosas distintas y modificó mi forma de pensar porque la vida en un abrir y cerrar de ojos se nos va. Lo vi como una enseñanza. Hay que ser felices y vivir en armonía, además hacer lo que nos llame la atención o nos mueva. La TV no es eterna.

Lazito de la farándula

Lazito de la farándula: "Ahora puedo ayudar a mi madre"

Leer más

¿Y qué es lo que la mueve?

En 2021 empecé a estudiar flamenco en Andanzas. El baile siempre ha sido mi limitante en la tele, no intento ser bailarina, pero deseo experimentar esta parte que la he dejado en segundo plano. Simplemente me estoy dando gustos en la vida. Me siento super feliz. Hemos formado la comunidad de mujeres Núa con una amiga Sandra Álvarez. 

Es un espacio a través de las redes sociales en el que damos herramientas con especialistas para desarrollar desde el interior hacia el exterior. 

También estoy diseñando talleres y programas online o presenciales para enseñar a estudiantes o emprendedores que quieran mejorar sus habilidades comunicacionales. Estudio una certificación de coaching internacional con John Maxwell y una certificación en yoga en Yoga Institute. Cuando estuve embarazada la practiqué y me encantó.

A sus 42 años tiene una hija que parece su hermana…

(Risas) Mi hija Sofía (López) tiene 22 años. La tuve cuando era jovencita, a los 20 y si Dios quiere se graduará de psicóloga en un año. Vive con su papá en la capital de la República y estudia en la Universidad San Francisco de Quito. De mi segundo matrimonio con Luis Miguel Centeno nacieron Luciana (7) y Luis Antonio (4)

Con la pandemia ha sido un desafío la educación en casa. Los primeros días creo que me enfermé, me dio estrés, luego nos acoplamos. Aunque yo podría tener más hijos, ya no, mi esposo se hizo la vasectomía.

Su hija la podría convertir en abuela joven si sigue sus pasos de ser mamá a temprana edad...

¡Nooo! Siempre le pongo mi ejemplo, sabe todo, aunque ella decidirá al final. Es lindo ser madre joven, pero al mismo tiempo es una gran responsabilidad que puede vivirla más adelante cuando esté lista. Tiene clara la película. Ahora que se encuentra en Quito comparte con su papá (Santiago). Era necesario, también. Allá tiene su novio y se siente feliz.

Es de las mujeres con mamitis…

A veces con el pequeño, porque es varón. La experiencia es distinta que con las niñas, me imagino que es por los opuestos. El niño cuida a la mami y es cariñoso. Como es muy dulce, me encanta.

Vito y Rosibel de Muñoz

Vito Muñoz: Cuatro años con Rosibel Zambrano, su matrimonio más largo

Leer más

¿De vez en cuando se mete en la cocina?

Mi esposo nació en Bulgaria, pero se crió en Guayaquil y Quito, le encanta la cocina. Yo no cocino, prefiero arreglar la casa. Hacemos un equipo cuando no tenemos una persona que nos ayude. Nos complementamos. 

Soy de la Sierra, pero me gusta el calor y la vida que se vive en una ciudad caliente, ahora hace un calor terrible. El frío no me deja pensar. Soy una mala serrana por ese lado (risas).

Los ecuatorianos eligieron un nuevo presidente con otro modelo de gobierno...

Creo que el país necesita un cambio, no estoy de acuerdo con el modelo de gobierno que tenemos. La gente festeja, pero no podemos ser tan ingenuos porque no todo es tan sencillo; hay que estar vigilantes. Además no todas las soluciones están en manos del gobierno, hay que hacer cambios de conciencia, comenzar por la educación.

Como mujer, ¿qué espera de la primera dama?

Muchas están relegadas. Otras se manejan en bajo perfil, lo que también es respetable porque la política también es sacrificio, y optan por dedicarse a sus hijos. Pero si decide apoyar a su pareja, entonces el papel debe ser protagónico en el cual lidere proyectos, campañas, acciones relacionadas a la educación, machismo, maltrato a la mujer… 

En la familia hay que poner las semillas del cambio. Yo provengo de un hogar con un padre autoritario y mi madre, ama de casa. En mi caso el patrón no se repitió porque también supieron darme herramientas para no depender de ellos. Eso se los inculco a mis hijas.

Verónica Coronel
No le gusta cocinar ni el frío. Por ello prefiere vivir en la Costa.Gerardo Menoscal // EXPRESO