El retorno a los 2000: ¿vuelve la talla 0?

  Ocio

El retorno a los 2000: ¿vuelve la talla 0?

En las pasarelas se ven cada vez más diseños inspirados en la moda de hace dos décadas.

Lizzo
La rapera Lizzo habla y canta seguido acerca de la confianza que hay que tener en el cuerpo de cada uno.Instagram

Con el auge de la moda del 2000, actualmente denominada como ‘tendencia Y2K’, época en la que las ‘it girls’ de entonces, Lindsay Lohan, Paris Hilton, Britney Spears y Christina Aguilera, se paseaban por las calles y alfombras rojas con minifaldas, jeans acampanados a la cadera y corsets pegados al cuerpo, el mostrar mucha piel también está regresando, y con eso las prendas mínimas y de talla 0.

Esta estética ha regresado triunfal en los últimos meses, encabezada por las nuevas estrellas de moda, como Bella y Gidi Hadid y Dua Lipa quienes han demostrado una fuerte inclinación por los torsos expuestos, el uso del doble jean y los brillos, detalles característicos en la ropa de principios de la década de los 2000.

Aladino

José Miguel Salem regresa a las tablas con Aladino y la lámpara maravillosa

Leer más

Sin embargo, cabe destacar que esta moda no solo vuelve en las piezas de vestir, sino también con un importante bagaje cultural: la era de la talla 0 y la ‘heroin chic’, un estilo popularizado a principios de los noventa caracterizado por tener la piel pálida, ojeras, huesos de las caderas y clavículas marcados, que son sinónimo de una extrema delgadez y cualidades corporales idealizadas.

En esos años, el concepto ‘body positive’ no existía, pero en la actualidad muchas cosas han cambiado con respecto al consumo de moda, y eso es lo rescatable. Ahora la celebración por la diversidad y los distintos tipos de cuerpo ha hecho que las personas no sientan ninguna presión por seguir estándares, ya que tienen varios ejemplos de personajes públicos que han acabado con ellos, como la rapera Lizzo, quien habla y canta seguido sobre la confianza en el cuerpo.

Aunque la tendencia Y2K está de vuelta, el concepto está siendo moderado por el entorno actual, lo que garantizará que no se volverá a caer en la cultura tóxica que definió ese período, sino que se centrará en poder apreciar y reinventar las piezas de forma inclusiva. 

Antonio Sola

Antonio Sola: "Mi esposa no es solo prefecta, sino perfecta"

Leer más
“Las mujeres de talla grande no tenían voz en ese momento. Ahora tenemos las plataformas para discutir estos problemas y hacer que las marcas rindan cuentas. Así que no creo que volvamos a abrazar esa era problemática, porque tan pronto como algunos de nosotros empecemos a notar algo así, todos nos conectaremos y empezaremos a hablar”.
(Stephanie Yeboah)