Mariela Viteri: "No quiero un novio puertas afuera"

  Ocio

Mariela Viteri: "No quiero un novio puertas afuera"

La presentadora se comprometió con el italiano Raffaele Pontis. No hay fecha para la boda, pero le gustaría que se celebre en Italia.

Mariela Viteri.
Confiesa que los italianos son buenos amantes.Cortesía

La presentadora y empresaria Mariela Viteri (52) se comprometió con el ingeniero industrial Raffaele Pontis, nacido en Roma, Italia (54). Antes estuvo casada con Jaime Andrés Trujillo y Ricardo Mórtola, de quienes se divorció. Con el último de los mencionados procreó a Ricardo y Mariela. A su actual novio lo conoció porque su amiga Beba Brito los presentó, ella los visualizó juntos.

Mariela Viteri.

Mariela Viteri: “Pidieron mi mano, pero no estoy embarazada”

Leer más

¿Nuevamente enamorada?

(Risas) ¡Qué le parece, me comprometí!

¿O la comprometieron?

(Suelta una carcajada). Soy una mujer hecha y derecha, si no hubiese querido no lo habría hecho. Me encantó que Ricky (20) esté de acuerdo porque él siempre ha sido muy celoso, desde niño. En algunos momentos le molestaba que su hermana, Mariela (25), tomara más relajadamente con quién yo salía. 

Mi hija no se mete mucho, ahora está contenta. Dice que no hay hombres perfectos, considera que todos tienen defectos, pero que siempre se espera que las virtudes se destaquen más.

RTS

En RTS no se preocuparon por la imagen de La Potra en su debut

Leer más

En el amor no hay edad…

A los cincuenta y pico nos podemos enamorar como a los 20. El amor no cambia, la que madura es la persona. Trato de ser equilibrada, pero me rayo y cuando eso sucede me pico.

¿Por qué se pica?

A una mujer lo que más le gusta es que le den su lugar. Por ejemplo, mi exesposo Ricardo Mórtola me dio el anillo de matrimonio, el primer día que salimos. En este caso, me gustó la pedida de mano de Raffa porque no me agrada que pongan el tontómetro, prefiero lo formal, soy de otra época y chapada a la antigua, aunque no parezca, no salgo con alguien por gusto.

Mariela Viteri.
Está feliz porque sus  hijos aprueban su relación sentimental.Cortesía

¿Sin embargo no está nada dicho?

Así es. Recién nos conocimos, a fines de febrero nos amarramos. Lo que veo es que existen las buenas intenciones de estar juntos. Ser parte de algo. Si mañana, no funciona, no se sabe, pero hubo la mejor de las intenciones.

Dicen que de buenas intenciones está empedrado el camino del infierno.

Totalmente cierto. Ninguno de los dos puede dar todo por sentado. Por ello hay que construir una relación. Es bonito que todos se hayan emocionado con el compromiso, pero debemos poner los pies sobre la tierra. Es fundamental el respeto, el compañerismo, la ayuda…

¿En los tiempos que corren lo económico también es importante?

Siempre he tenido claro eso. Yo me mantengo y a mis hijos. Tampoco espero que alguien lo haga, esa no es mi aspiración en la vida. Gracias a Dios trabajo desde los 20 años.

¿Se ve casada por tercera vez?

Siempre he querido intentarlo de nuevo. Veo el matrimonio de mis padres, han atravesado por altos y bajos, pero siempre están el uno para el otro. La pareja lo es todo, se tiene amor, compañía, sexo... se comparte a todo nivel.

Después de tantos años sola, ¿convivir con alguien de nuevo no es fácil?

Con Ricardo Mórtola nos divorciamos en 2004. Sé que no es fácil, pero no quiero un novio puertas afuera toda la vida. No es el ejemplo que deseo darle a mis hijos, hay que tomar ciertas decisiones y mejor si estás enamorada.

¿Pero existe miedo?

Tengo terror porque no me fue bien en mis dos enlaces anteriores. Mi hija le pidió a Raffa que nos casemos en Italia. Espero llorar de emoción. La primera vez que me casé prácticamente fue sin ganas, era muy niña, y en el segundo matrimonio sentí miedo porque era un hombre mayor que yo. Mi mamá no vino a la boda y muchos me hablaron mal de Ricardo.

Usted es una especie de viuda negra porque sus dos exesposos fallecieron…

Hablaba con Raffa de eso, pero conmigo no les ha pasado nada, ha sido después.

¿Cómo llegó este amor a la vida de Mariela Viteri?

Raffa me refrescó, yo le había pedido a Dios que el hombre que sea para mí, me toque la puerta Y así fue. Llegó a mi casa a través de mi amiga Beba Brito. Me invitó a comer pizza y a los tres días nos amarramos. Me gusta la forma de ser de los italianos, no es la misma que la de los ecuatorianos, aunque es posesivo y celoso. Me parece que es un hombre interesante. No se mete con mi manera de vestir.

Muestra pechos y piernas. A los hombres eso les incomoda...

Tengo una forma de vestir medio destapada. Aquello le molesta a mi papá, a mi hijo e incluso a mis sobrinas. Nunca me ha importado porque es parte de mi personalidad.

Usted ha vivido el amor en los tiempos de COVID-19…

(Risas). Cuando existe amor y cariño en estos tiempos de encierro, la pareja se une más y se consolida, cuando no existe un sentimiento, se dispersa.

Seguramente es un hombre con mucho camino recorrido.

Por su trabajo ha viajado por casi todo el mundo. Vivió en Nápoles y Tenerife. En Ecuador tiene 13 años. Raffa es padre de dos chicos, Anthony es el mayor y reside en España, e Iker.

Mariela Viteri.
Con su novio Raffa.Cortesía

Una de las habilidades de su novio son las culinarias...

(Risas) Le encanta cocinar y lo hace con una facilidad increíble. Come muy bien. Me dice que no haga ninguna dieta, que simplemente coma como él lo hace y bajaré de peso. Su alimentación es muy mediterránea. A todo le pone aceite de oliva y ajo. Le encanta la pasta al dente. No bebe y está intentando dejar el cigarrillo. Le pido que lo haga por él y no por mí, es súper ordenado y organizado.

Sus hijos están de acuerdo con su relación, pero, ¿qué opinan sus padres, ya lo llevó a Bahía de Caráquez?

Mis padres (Leonardo y Mariana) prefieren estar ausentes de las decisiones de su hija. No me quieren ver en TV o en las redes sociales. Cuando sufren mucho, les digo que no me vean porque es mi trabajo. No se los he llevado, mi papá es muy fregado y criticón…

Mariela Viteri.
Mariela dice que no tiene taras mentales con relación al sexo.Cortesía

Puede vivir con él sin casarse...

Cuando nos amarramos, Raffa creyó que yo me iba a vivir con él o que me lo iba a llevar a vivir conmigo. No viviría con él sin casarme, defiendo mi espacio y mis convicciones.

¿A esta altura de la vida qué tan importante es el sexo?

Perdí la virginidad por tercera vez (suelta una carcajada), el sexo es importante porque nos complementa, pero sin llegar a promiscuidades. La intimidad es algo que se da con la relación.

¿Prefiere la intimidad en su casa o en un motel?

En mi casa, no, por mis hijos. Raffa no conoce mi habitación, nunca he tenido esos comportamientos.

¿Y usted conoce la de él?

(Risas). Más o menos. Ya existe una relación madura.

¿En la intimidad Mariela es tan fuego como aparenta?

No tengo taras mentales en lo referente a las relaciones sexuales, pero no comparto las modernidades como tríos o relajos. Lo que sea entre dos, es decir con tu novio, como es lo normal. Me gusta hacer el amor, no me gusta el sexo por el sexo, debe existir un sentimiento, con una relación estable. Raffa estaba como loco por llegar más allá, tuvo que esperar.

¿Son buenos amantes los italianos?

Cuando están enamorados, por supuesto, además son románticos.

Dicen que a Mariela le gustan los feos.

Puede ser, pero los feos sexis (risas).

Marián Sabaté y Úrsula Strenge se inclinaron por los más jóvenes...

Mi cucharada de colágeno me la tomo a diario. El amor nos renueva, cada quien tiene el derecho de enamorarse y a sus prioridades. Lo malo de los mayores es que son mañosos.

Los pecados capitales son siete. Del 1 al 10, Mariela les da la siguiente calificación...

Soberbia: 3 - 4. Gula: 9 - 10. Avaricia: 5 - 6. Lujuria: 7 - 8. Pereza: 2 - 3. Envidia: 4 - 5. Ira: 6 - 7.