Euphoria: Un poco menos de brillantina, un poco más brutal

  Ocio

Euphoria: Un poco menos de brillantina, un poco más brutal

HBO ya presentó los primeros episodios de su segunda temporada. La fiesta se está acabando.

Zendaya
Zendaya como RueHBO

En su estreno en 2019, se esperaba poco de Euphoria. Su estética inicial, entre escarcha y brillantina, parecía infantil, pero a lo largo de los ocho episodios esto cambió. Fue ovacionada por la crítica, estuvo nominada en los Critic’s Choice Awards, también en los Primetime Emmy y a tres Emmy. Zendaya se consagró como actriz y la producción se convirtió, sin temor a equivocarnos, en un retrato de la Generación Z. Uso de drogas, abuso familiar, pérdidas, amor propio, sexualidad y pornografía se enlazan en cada una de estas historias.

Lo que logró Skins en el 2007 es muy similar a lo que Euphoria encapsula. Salvando sus distancias técnicas y temáticas, pero que cumplen, para cada generación, la identificación para el público al que va dirigido.

La ficción de HBO ha presentado ya dos capítulos de su segunda temporada. Se sienten más reales y oscuras que la primera tanda de episodios. Luego de conocer los problemas de todos los personajes, ahora tienen que enfrentarse a todas sus decisiones.

Emily in Paris

Emily in Paris: la moda no pasa desapercibida

Leer más

En el episodio 1, títulado Trying to get to heaven before they close the door (tratando de llegar al cielo antes de que cierren la puerta) queda expuesta esta premisa. A vísperas del año nuevo y con la intención de quedar limpio de culpas, sus equivocaciones los persiguen y se presentan aunque quieran huir. Así los personajes de Fez (Angus Cloud), Nate (Jacob Elordi), Cassie (Sydney Sweeney) y Rue Bennet (Zendaya) aplanan el camino para la trama de ocho entregas.

Aunque este regreso fue descrito como “brutal” por parte de su director, Sam Levinson, Zendaya ha querido calmar a los padres. “Sé que lo he dicho antes, pero quiero reiterar a todo el mundo que Euphoria es para un público maduro. Esta temporada, tal vez más que la anterior, es profundamente emocional y trata temas que pueden ser desencadenantes y difíciles de ver. Por favor, mírenla solo si se sienten cómodos. Cuídate y, de cualquier manera, sigues siendo amado y yo sigo sintiendo tu apoyo”, manifestó la actriz estadounidense.

Rebelde Netflix

Rebelde: Netflix suavizó la adolescencia

Leer más

Desnudez masculina sin reparo

La crítica ha dicho que Euphoria tiene mucho de “penes sangrientos, atracones de drogas y ataques cardíacos”, y no es exagerado.Es una de las pocas series que muestra la desnudez masculina sin tapujos y en igual medida que la femenina. Aunque es una ficción interpretada por adolescentes, la crudeza de sus imágenes, bellamente tomadas y direccionadas por Marcell Rév, está dirigida para un público más maduro.

RNC_DSC2137

‘Dedicada a mi ex’ llega al top 10 de Netflix en la región

Leer más
FJWdXpDXEAAtNZq
Kath es interpretada por Barbie Ferreira.Instagram

El sentir de la nueva generación

Las presiones y miedos con los que viven los adolescentes de Euphoria nacen de situaciones actuales, muy bien investigadas. Una de las escenas más impactantes de los dos capítulos expuestos es la de la crítica al ‘body positive’, este ideal del ámate como eres cuando en todos los medios hay un mensaje diferente. El sobrepeso de Katherine Hernández (Barbie Ferreira), su baja autoestima y el no poder encontrar motivación para querer a quien sí la acepta, desemboca en una magistral escena psicológica en la que todos los estímulos visuales a los que está expuesta una adolescente le hablan y le dicen qué sentir sin ni siquiera saber qué debe hacer. Influencers, modelos, familiares le gritan que se ame y ella solo grita que está harta. Es violenta, pero hermosamente filmada.

euphoria
Dominic y Rue.Instagram

Ellos opinan

“Lo interesante de los personajes de Euphoria es el cómo lo cuentan. Uno creería que Ru (Zendaya) es la principal, pero ella es solo la narradora. Todos tienen el mismo peso y se profundiza bien en cada uno de ellos. No hay ni buenos ni malos. Solo personas que actúan según sus contextos. Nate es para mí el personaje más interesante porque es el que comienzas odiando pero en cada capítulo entiendes el sistema de abuso en el que ha vivido, incluyendo las perversiones de su padre. La primera temporada se contó como un nudo y en esta veremos los desenlaces de lo que vimos en 2019”.

Camilo Cabezas, espectador.

 “Euphoria más que ser una serie diferente, el equipo de escritores que tiene es muy atento al cambio de los tiempos. Los problemas son contemporáneos. La fotografía corresponde a las necesidades y tendencias actuales. Gossip Girl y Skins hicieron eso en sus años, Euphoria es el mismo caso. Las decisiones estéticas son importantes de resaltar. Utilizan cámaras y filmes análogos para los rodajes. Jules es un personaje del que más estoy atento. Siento que como espectadores siempre juzgamos lo que vemos, pero ella tiene una ventaja, es quien más está ligado a la ficción. Porque al ser un personaje trans nadie espera nada de su futuro. Pero este quiebre se logró en la primera temporada y ahora lo que importa es cómo ella explora su feminidad, más allá de su transición que es algo que aquí no se cuestiona su identidad. Es honesta y en el guion no será guiada por ningún arquetipo”.

Juan Felipe Paredes, espectador.