Un tributo a la misión de sanar a través de la risa

  Guayaquil

Un tributo a la misión de sanar a través de la risa

La labor de la fundadora de la organización 'Narices Rojas', en Guayaquil, fue reconocida por el Cabildo. La entidad cumple 15 años en el servicio

NARICES ROJAS   7
Momento en el que Raquel Rodríguez recibió el reconocimiento.Cortesía

La misión de hacer reír a la sana y ayudarla a sanar, fue reconocida por el Municipio de Guayaquil. En un ambiente festivo, lleno de color, risas, vida y abrazos; la labor de la fundadora de la agrupación 'Narices Rojas Ecuador', Raquel Rodríguez, recibió un diploma. 

Narices Rojas

Narices rojas revive 14 años de historias

Leer más

En el Salón de la Ciudad, la concejala Úrsula Strenge entregó el acuerdo de reconocimiento a la fundadora de esta organización, que por 15 años ha desarrollado la labor de payasos humanitarios.

“Es un reconocimiento especial a Raquel Rodríguez, fundadora de Narices Rojas, de los payasitos hospitalarios, humanitarios. Ella, a lo largo de estos 15 años ha cumplido una labor importantísima, llevando alegría a muchísimos niños enfermos y personas en condiciones de vulnerabilidad”, destacó Strenge; que hizo hincapié en la necesidad de nunca dejar de celebrar la vida. 

Durante la cita, en la que prácticamente todos los presentes usaron mandiles, narices y pelucas de colores, además de enormes zapatos con cordones coloridos; Strenge resaltó la creación del primer centro de salud mental y emocional por parte del Municipio.

NARICES ROJAS   5
Muy atentos al programa permanecieron los miembros de la organización.Cortesía
Miliki

Los payasos más queridos en la historia de la televisión

Leer más

“Estamos con el corazón lleno de ilusiones porque hemos hecho bastante por la ciudad, hemos ido a lugares vulnerables, hemos asistido a cinco hospitales ininterrumpidamente y durante la pandemia lo hicimos de modo virtual. Los payasos, los voluntarios han hecho una labor increíble. Tenemos 50 voluntarios, se han capacitado más de 250 payasos con pasión por servir a la comunidad, por llevar luz a lugares vulnerables, por atenuar la tristeza y el dolor e impactar positivamente”, contó Rodríguez; unos minutos antes de culminar el acto, que cerró con aplausos, gritos de alegría, fotos, selfie. Con una fiesta.

Durante la pandemia, como lo relató en un reportaje anterior EXPRESO, la tecnología ayudó a los miembros de la organización reencontrarse y llegar hasta los hospitales que antes visitaban, pero ahora por vía Zoom. Fue todo un desafío volver a sacar sonrisas a distancia, dijeron en ese entonces.

NARICES ROJAS   2
Cada uno de los presentes, se pintó el rostro y llegó con accesorios que transmitían felicidad.Cortesía

El esperado encuentro permitió contactarse con los niños de Solca (pacientes oncológicos), con los chicos del Centro Audición y Lenguaje (con discapacidad auditiva) y con los estudiantes del Centro Cuatro de Enero (niños con discapacidad visual), solo por citar unos casos.