“Queremos compensación por los daños sufridos en Urdesa”

  Guayaquil

“Queremos compensación por los daños sufridos en Urdesa”

Los comerciantes de la calle Guayacanes exigen al Cabildo que resarza el mal causado.  La obra avanzó, pero sigue el retraso. Autoridades no responden 

ARREGLOS DE CALLE GUAY (9271449)
Espera. La calle Guayacanes y Acacias lleva varios meses estancada. Los locales continúan con la incertidumbre de no poder abrir y los residentes incómodos.Amelia Andrade

En los rostros de los comerciantes perjudicados por la obra demorada en la calle Guayacanes de Urdesa se puede evidenciar la tristeza, decepción, coraje y preocupación. Son ya casi tres meses que permanecen trabajando entre las piedras, el polvo y la irregularidad de una construcción que está tardando más de lo esperado.

urde 1

"En 24 horas quieren hacer lo que no han trabajado en dos meses en Urdesa"

Leer más

Las pérdidas económicas de los locales son exorbitantes, tanto así que algunos comercios han tenido que dejar sus establecimientos y mudarse, mientras que otros han quebrado.

SoluciónLos perjudicados piden ser exonerados de algunos impuestos municipales o una planilla solidaria para los servicios básicos venideros.   

La preocupación crece al pensar en el futuro. ¿Cómo nos levantaremos de esto?, se preguntan los comerciantes, quienes temen que las cosas se compliquen más posterior a la finalización de la obra. “Seguramente después de que acaben nos van a cobrar más impuestos por la regeneración urbana. Eso no puede ser posible”, reclama enérgico Jimmy Molina, uno de los propietarios de los negocios perjudicados, que pide que haya una consideración especial debido a las pérdidas. “Hemos perdido clientes. Agosto, septiembre y octubre han sido irregulares. Han existido daños materiales, tuvimos problemas con nuestros empleados y ahora, como pasa siempre tras una regeneración, ¿tendremos que pagar más dinero? Eso no puede pasar”, lamenta Molina; quien denuncia haber tenido el 75 % de pérdidas en su facturación en el último mes.

Realmente esperamos que el Municipio se haga cargo de los rubros por la obra. Podemos cuantificar las pérdidas y sentarnos a negociar con el Municipio para no perder más.   

Franchesca Ferrero, representate de los comerciantes de Urdesa 

Franchesca Ferrero, principal representante de los comercios de la calle Guayacanes, espera una respuesta del Municipio ante los perjuicios económicos que han tenido ¿De qué manera podemos ser compensados por las pérdidas que hemos tenido? Los clientes no van a volver y las pérdidas de varios meses tampoco”, razonó Ferrero que espera que el Cabildo responda con coherencia.

proble

Guayacanes, la calle que no pueden pisar los hinchas que llegan a Guayaquil por la Libertadores

Leer más

La facturación ha bajado notablemente en los últimos meses. Necesitamos una ayuda por parte de las autoridades para poder levantarnos nuevamente. Esperamos sean conscientes.   

Marianella Orlando, propietaria de negocio 

“Realmente espero que el Municipio se haga cargo de cubrir esos rubros. Sería insólito que nos cobren, ya suficiente hemos tenido por culpa de los retrasos. Pedimos que se haga conciencia”, enfatiza sin titubear Ferrero; quien propone una manera para resarcir todos los daños causados. “Los costos de los permisos de funcionamiento son altos. Podemos cuantificar las pérdidas y sentarnos a negociar con el Municipio para los futuros cinco años. Quizás cruzar las pérdidas de nuestros establecimientos en estos meses por los permisos de funcionamiento de las entidades municipales sea una opción. Esto no es ganar-ganar, porque los que perdimos fuimos nosotros. Esperamos compensación por los daños sufridos”, plantea la empresaria que recalca que siempre hubo oposición por parte de los dueños de los negocios y residentes para realizar la obra. Al menos en esta época, cercana a la Copa Libertadores que recién se vivió.

ARREGLOS DE CALLE GUAY (9271434)
Angustia. Los comerciantes se preocupan por los pagos de impuestos, mientras las calles siguen rotas.Amelia Andrade

“Nosotros nos opusimos, anticipamos lo que podía pasar, pero igual hicieron lo que quisieran. Aquí son más de 1.500 personas perjudicadas”, sentencia.

Este opinión es respaldada por decenas de comerciantes que esperan que su voz esta vez sí sea escuchada. “Sería lo ideal. Necesitamos una ayuda”, comenta Andrea Torres, que da otra idea que espera ser tomada en cuenta, “podrían darnos una tarifa solidaria en las planillas de luz, de agua o de algún otro servicio. Deben buscar la manera de ayudarnos así como han hecho en otras ocasiones en el Ecuador”.

URDESA 1

“La nula planificación apaga la cara más viva de Urdesa”

Leer más

EXPRESO consultó al Cabildo sobre la manera que procederá en esta situación en particular, pero no hubo respuesta hasta la publicación de este reportaje. ¿Qué compensación habrá para ellos?, ¿Será posible exonerarlos de los impuestos?, fueron algunas de las preguntas enviadas.

Hay temor de denunciar o pedir más que todo por las represalias que pueda tomar el Municipio contra los que se quejan. Escuché que van, les piden los permisos y un poco de papeles.   

Aldo Sandoval, propietario de negocio

Sin embargo para Aldo Sandoval, también afectado por los retrasos de los trabajos, cuya primera fase fue apenas acelerada este fin de semana luego de que EXPRESO publicara el descontento ciudadano y los comerciantes elevaran sus quejas en las redes sociales, hay cierto temor.

“Nos preocupan las represalias. A los que no quisieron firmar al decir que estaban de acuerdo con que se haga la obra escuché que les han pedido una serie de permisos y papeles. La idea de que haya una compensación es buena y la apoyo, pero hay temor de hablar por las represalias que puedan o no, o que haya tomado ya el Municipio. Ya no sé qué pensar”, alerta.

Sería bueno que haya una tarifa solidaria en alguna planilla de servicio básico para compensar por algún tiempo todos los daños causados por esta obra perjudicial. 

Andrea Torres, propietaria de negocio

El Cabildo inicialmente anunció que la obra integral sería entregada en noviembre próximo, pero los ciudadanos creen que será difícil de cumplir esa promesa. Esto teniendo en cuenta que solo la primera fase que debió ser entregada en un mes ha tomado en hacerla -sin incluir la pavimentación en la zona intervenida- tres meses.