Medicina usa glicerina para la conservación de cadáveres

  Guayaquil

Medicina usa glicerina para la conservación de cadáveres

La Universidad de Guayaquil aplica esta técnica para mejorar las condiciones formativas de los estudiantes de la carrera. El formol ha sido reemplazado

Los estudiantes de medicina de la Universidad de Guayaquil trabajan con cuerpos reales durante las prácticas de Anatomía.
Los estudiantes de medicina de la Universidad de Guayaquil trabajan con cuerpos reales durante las prácticas de Anatomía.AMELIA ANDRADE

Jimmy Arias, junto a un grupo de compañeros de la asignatura de Anatomía, toma la mano de un cadáver, hace girar la muñeca para luego flexionar la articulación de un codo, de una rodilla y de un pie.

A pesar de que el cuerpo tiene más de tres meses, no presenta rigidez cadavérica ni mal olor. Esto se debe a un proceso llamado Glicerinización al que ha sido sometido en la Facultad de Medicina de la Universidad de Guayaquil, con la finalidad de conservarlo y fijarlo para que sirva de instrumento de práctica para sus estudiantes.

MEDICINA 1

“Con la salud jamás se juega, queremos aprender de verdad”

Leer más

El uso de la glicerina y otros componentes como agua, fenol y preservantes, ahora reemplaza al clásico formol, que ha sido considerado como una sustancia perjudicial al medio ambiente y que según estudios realizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) podría ser cancerígeno.

La nueva fórmula (Glicerinización) es inyectada al cadáver para mantener la flexibilidad de músculos, tendones, venas, nervios y arterias.

“Este cambio de conservación de los cadáveres llegó como una necesidad de mejorar las condiciones formativas de los estudiantes y la calidad de los recursos para aprender. Permite a los alumnos profundizar los conocimientos teóricos recibidos, mediante la exploración y la práctica con modelos reales”, explica Rafael Coello, profesor de Anatomía Humana de la facultad e impulsor de la utilización de esta técnica innovadora.

El catedrático e investigador señala que una de las principales ventajas de la utilización de la solución de glicerina es que los cuerpos mantienen sus características naturales como la flexibilidad de las articulaciones. “Cada órgano del cuerpo se mantiene en su sitio, en donde deben estar, para una mejor identificación por parte de los alumnos. Con estos se pueden hacer procedimientos técnicos para aprendizaje. Incluso, permite que los cuerpos inertes sean sometidos a procedimientos quirúrgicos”, recalca.

El objetivo de este trabajo innovador es que los alumnos de Medicina tengan un acercamiento real con el cuerpo humano y estén preparados para su vida profesional. 

Rafael Coello, impulsor del uso de la técnica de Glicerinización

Hasta hace menos de un lustro, los cadáveres destinados a la Universidad de Guayaquil para la enseñanza de sus alumnos de las carreras de Medicina duraban unos doce meses conservados con el formol; es decir, que terminaban el año lectivo descompuestos a causa de la manipulación y con las piezas desorganizadas que complicaba identificar los elementos.

Anatomía es una de las materias base para toda nuestra carrera y es muy importante poder contar con estas herramientas que nos proporciona un mejor aprendizaje y sin riesgo.

Brenda Segura, estudiante de la facultad de Medicina

“Ahora, los cuerpos tratados con glicerina pueden perennizarse en el tiempo, con una media de 15 años”, reconoce Francisco Hernández, decano de la facultad.

Imagen VSC_0072

Las carreras tradicionales son el ‘top’ en las universidades

Leer más

Pero para que la técnica no falle hay que ser cuidadosos en la selección de los cuerpos que son entregados por la Fundación Clemencia, de acuerdo a un convenio firmado con la alma mater.

Estos deben llegar con pocos traumas, ninguna fractura ósea, sin patologías renales o hepáticas y tienen que ser de reciente fallecimiento para garantizar una correcta circulación hacia los vasos por medio del torrente, al que la sustancia llega luego de ser introducida al cuerpo por la arteria femoral, valiéndose de un aparato especial para esa parte del procedimiento.

En el laboratorio de Anatomía, Arias y sus compañeros, con sus mandiles celestes, guantes y mascarillas colocadas, abren las cubetas donde se encuentran dos cuerpos y varias osamentas que están sumergidas en la mencionada solución. Y con mucho cuidado colocan un cadáver sobre una camilla metálica y proceden a revisar varios órganos como los pulmones, el corazón, el estómago y los intestinos.

LegalLa Ley Orgánica de Salud establece que los cadáveres no reclamados, se entregarán a las facultades de ciencias médicas o se inhumarán.

Los estudiantes no tienen miedo de manipular directamente los cuerpos, ya que estos han dejado de ser peligrosos luego del cambio de sustancia que se utiliza para la conservación.

“La glicerina nos permite identificar de mejor manera los elementos de las piezas anatómicas. Y esto, a su vez, favorece a nuestro aprendizaje, porque proporciona un estudio más preciso del cuerpo humano y con menos riesgos”, menciona la estudiante Brenda Segura, durante las prácticas de Anatomía que es una de las materias base para toda la carrera.

Cadáver glicerina
Dentro de varias cubetas hay partes de cuerpos que están siendo sometidos a la nueva técnica de la glicerinización.Amelia Andrade / EXPRESO

De acuerdo a lo enseñado por sus maestros, ella conoce que utilizar soluciones con formol ha provocado efectos adversos en la salud humana como cefaleas, somnolencias, sequedad de la piel e irritación de los ojos y faringe.

Y pese a que la universidad ya no lo utiliza, todavía es válido para fines funerarios.