Guayaquil: La informalidad reduce el espacio público en Sauces 6

  Guayaquil

Guayaquil: La informalidad reduce el espacio público en Sauces 6

El comercio invade las veredas con productos y rótulos.  Los peatones han perdido su zona para circular. Los residentes piden el arreglo de las calles

informales sauces
Las veredas de Sauces 6, a lo largo de la avenida Roldós Garcés, están ocupadas por frutas, legumbres y carteles publicitarios. A las personas les resulta imposible transitar por la zona.Alex Lima / EXPRESO

Al caminar por la avenida Gabriel Roldós Garcés, arteria principal de Sauces 6, norte de Guayaquil, lo primero que se observa son decenas de comerciantes informales que ocupan las aceras con toda clase de productos.

Desalojo de Ciudadanos de Paso a Desnivel   1

Guayaquil: recuperan espacios en paso a desnivel de la avenida de las Américas

Leer más

Lo mismo hacen los propietarios de los locales que venden electrodomésticos y de aquellos de restaurantes que exhiben sus mercaderías en las veredas.

En algunos tramos de esa vía los peatones deben movilizarse por la calzada para no tropezar con ropa, accesorios de celulares, maletas, frutas y verduras que se pueden encontrar a diferentes precios.

En horas de la tarde y noche hay ventas de hamburguesas y salchipapas en carretillas y baldes de camionetas, lo que también obstaculiza el paso de quienes viven en el sitio.

informales sauces 6
Los informales están ubicados hasta en los callejones y peatonales e incluso invaden los portales de las viviendas de los habitantes.Alex Lima / EXPRESO

Para Carlos León, quien reside hace 20 años en la manzana 358, caminar por el sector es peligroso porque los transeúntes se exponen a ser atropellados por los autos y buses que circulan por el lugar.

Señala que los sábados y domingos son los días en los que se reporta más comercio informal en esta avenida. “Llegan con carretas y caramancheles y se ubican en las esquinas. Hay grupos de informales que ya tienen sus zonas definidas como si ya se las hubieran repartido anteriormente”, manifiesta indignado.

Mercedes Zambrano, quien habita en el sector hace una década, comenta que desde hace varios años ya había vendedores informales. “Pero ahora la situación es insostenible porque las autoridades no hacen nada para sancionarlos por irrespetar las normas, por eso todo el mundo piensa que tiene derecho de obstruir el espacio público y convertir al barrio en una feria”, remarca.

No se puede caminar con tranquilidad por las veredas de la ciudadela porque están ocupadas por vendedores que hacen ruido para promocionar sus productos.

Cynthia Sánchez, residente de Sauces 6

Las normas a la que se refiere Mercedes están contempladas en el artículo 162 del Reglamento de la Ley de Tránsito, que señala que las aceras son para uso exclusivo de los peatones; pero en la práctica eso no sucede en algunos sectores de Guayaquil.

Las aceras se han convertido en una especie de fruterías en las que se exhiben los alimentos. Las autoridades no hacen nada para erradicar este problema que nos quita la paz.

Carmen Martínez, habitante de Sauces 6

La Ley de Tránsito, en el artículo 139, califica como contravención leve de primera clase el no transitar por aceras o sitios de seguridad destinados a los peatones que serán sancionados con el 5 % de la remuneración básica unificada.

Además, en Guayaquil está prohibida, por ordenanza municipal, la venta ambulante y el comercio informal, sobre todo en áreas regeneradas, zonas turísticas, avenidas y calles principales como la de Sauces 6.

informales Sauces 6
Los peatones están cansados de caminar por calles estrechas invadidas de vendedores.Alex Lima / EXPRESO

“Nadie hace respetar a los peatones, ya es hora de que se empiece a sancionar a todos los infractores que ponen en riesgo estas vidas”, recalca.

A la queja de Mercedes se suma Ana Miranda, quien habita en la avenida hace cinco años. “La informalidad, además de generar desorden, propicia el incremento de la delincuencia. Hace dos semanas la Policía detuvo a varias personas que fingían ser comerciantes, pero en realidad ellos aprovechaban los tumultos para meter las manos en los bolsillos de los peatones”, denuncia.

ProblemaLos operativos de control han sido insuficientes en la zona. La problemática continúa obstaculizando la movilidad del peatón que vive en riesgo.

En cambio, los comerciantes ambulantes señalan que ellos tienen derecho a trabajar. “Nos ganamos la vida honradamente y con esta labor mantenemos a nuestras familias”, indica un vendedor que prefiere omitir su nombre.

Marlene Vera tiene una casa de arriendo precisamente sobre una de las veredas que ha sido tomada por los comerciantes informales. Ella asegura que una vez que estos terminan su jornada, el sitio queda completamente sucio.

Necesitamos que se intervenga de forma urgente, ya que esto pasó de ser un problema menor para convertirse en una molestia constante. Ya no se puede vivir así”, lamenta la mujer, mientras retira del portal de su casa un letrero colocado por uno de los informales, en el que anuncia el listado de los productos que oferta.

COOOLLIIA

Se recupera el espacio público en zona del norte luego de publicación de EXPRESO

Leer más

Pero este no es el único problema que afrontan los residentes de Sauces 6. A ello se suma el mal estado de las peatonales de los bloques que están llenas de grietas y maleza, a la espera de una regeneración por más de dos décadas.

El transitar constante de carros y motos ha terminado de dañar las peatonales, originando serios problemas a los vecinos, quienes deben caminar por estas vías con el peligro de caer en los baches o tropezar con las piedras que salen por el levantamiento de la carpeta asfáltica.

“Estas calles son solo para peatones y no para el paso de automotores que circulan a velocidad sin tomar en cuenta la presencia de niños o ancianos”, denuncia una residente, quien se queja por la poca atención que reciben de las autoridades para mejorar el entorno de sus calles. “Ya conocen el problema, pero no le han dado solución”, puntualiza.