Leonardo Ampuero, el fotógrafo que muestra la belleza de Ecuador en los museos del mundo

  Guayacos

Leonardo Ampuero, el fotógrafo que muestra la belleza de Ecuador en los museos del mundo

Guayacos: Su trabajo artístico tiene como objetivo incentivar al turismo en su nación y dar mensajes sociales para crear un mundo sin discriminación

Ampuero 2
Leonardo Ampuero, fotógrafo guayaquileño, desde la ciudad de Quito.René Fraga / EXPRESO

Guayacos es una sección en la que contamos historias de los habitantes de Guayaquil, vidas que alimentan y hacen más rica esta ciudad. Relatos que ayudan a conocer mejor la madera de la que están hechos.

Hermanos

Ballers Out: La vitrina virtual para hacer planes en Guayaquil y La Puntilla

Leer más

La belleza de las playas de las islas galápagos; el colorido barrio Las Peñas de Guayaquil; los imponentes volcanes de la serranía; las vistas panorámicas del Quito romántico; rojizos atardeceres; vestimentas de lanas; las fiestas del Inti Raymi; la procesión del santo negro San Martín y otras danzas folclóricas ecuatorianas, son algunas de las fotografías que exaltan a nuestro país a más de 14.666 kilómetros de distancia... en Japón.

Estas imágenes, captadas por el lente de reconocido fotógrafo guayaquileño Leonardo Ampuero, se muestran en museos y librerías del país del sol naciente, una de las naciones, donde el artista conquistó con su obra 'Ecuador Artstracto'.

Leonardo, de 38 años de edad, recibe enérgico y sonriente a EXPRESO en una residencia de la ciudad de Quito, donde inicia un nuevo proyecto audiovisual y descansa a la vez de un extenso periplo al que se lanzó hace 8 años. Hablamos de su obra, de sus viajes y de él.

"'Ecuador Artstracto' también se expuso antes en varias ciudades de Chile y en Australia. En esa exposición, que la llevé en 2019 a Tokio, conjugo texturas, luces y colores de todas las regiones del país y con ello invito a conocer y descubrir las riquezas naturales, gastronómicas y culturales de Ecuador. Es un mensaje turístico", le cuenta a EXPRESO.

Esta no ha sido su única obra a lo largo de su trayectoria. Este gestor cultural ha creado más de cinco proyectos y mostrado su arte en más de 20 países. Ha sido galardonado también. Entre las premiaciones, él destaca una emocional fotografía que le dice no, a la discriminación. Se trata de la imagen de una pequeña niña abrazando a otro menor, quien no tiene sus extremidades superiores y viste una camiseta de superhéroe. El contexto de la imagen se dio en Playas.

"En esta foto, natural, los niños nos enseñan que ellos no juzgan o predeterminan si el amigo es chino, afro, pobre o tiene discapacidad. Esta foto ganó el concurso Nacional de Derechos Humanos, patrocinado por la ONU, en Chile", le muestra a este medio.

Su amor por la fotografía lo empujó a su recorrido que inició en Europa. Luego de graduarse en diseño gráfico y publicidad, ganó un concurso fotográfico que le sirvió para que la agencia de publicidad donde trabajaba auspicie su viaje a España, donde se especializó en la materia.

Ruth Román

OPA, el emprendimiento de licor con cacao y café, en homenaje a un abuelo

Leer más

Al regreso de Madrid, su visión de vida y profesional habían cambiado. Su imaginación se había expandido, quería recorrer el mundo y llevaba su lente por doquier. Trabajó en la Agencia por dos años más y luego renunció a ella. Con mucho pesar, tomó su maleta e inició su periplo. Primero decidió hallar las respuestas, para documentarlas en fotos, de por qué su mamá, oriunda de Chile, había migrado a Ecuador de muy joven. Sabía que aquellas anécdotas, aún sin conocer, eran parte de su historia y fue por ellas.

"Mi madre es migrante de la época de la dictadura de Pinochet y yo tenía muchas preguntas: ¿Qué pasó en esa época? ¿Quién era el bueno y quién era el malo?...Me fui a Chile, además a estudiar un diplomado de práctica y estética fotográficas", recuerda.

Encontró la historia que buscaba estampada en telas, por un grupo de mujeres que con bordados manifestaban las injusticias de esa época. Además, aquellos panfletos de hilos cautivaron a Leonardo y le llevó a crear, a más de fotos, el cortometraje llamado 'Hilos de la Memoria', que ganó un concurso, recorrió los medios de Santiago y más tarde llegó a Polonia.

No obstante, fue en ese tiempo y bajo las experiencias, donde halló y perfeccionó su propósito de vida: hacer fotografías con tinte social que le aporten al mundo. Y entonces realizó trabajos que visibilizaban la migración, a la mujer, a los Derechos Humanos y a la Diversidad. Además, funda su propia productora 'Ampuero LAB'.

ampuero 3
Leonardo Ampuero está en Quito, donde inicia nuevos proyectos.René Fraga / EXPRESO

De Chile, tras 6 años de marcar una huella en el ámbito artístico fotográfico, decidió viajar a Australia para mostrar su trabajo y estudiar un Diplomado en Marketing y Negocios. Vivir en ese país de Oceanía, era una meta que se había impuesto desde hace muchos años, era uno de sus más grandes sueños.

Bethannnia la del vino

Bethania, la activista guayaquileña que concientiza con parodias en Instagram

Leer más

Luego pasó a Asia, donde recorrió y mostró a Ecuador en fotos. Estuvo en India, Rusia, China, Taiwán, Hong Kong, Filipinas, Vietnam, Singapur, Japón y otros. Sus imágenes encantaron y arroparon paredes de galerías. 

Cuenta que, para poder costear sus viajes, Leonardo trabajó sin descanso, haciendo intervenciones artísticas en el espacio público y creando proyectos para proponerlos a agencias, gobiernos locales y fundaciones.

"Cada vez que viajaba de un país a otro, no tenía en mi mente barreras como falta de dinero o de trabajo o idioma. Siempre pienso positivo, que todo va a fluir y me irá bien", destaca.

Ahora Leonardo está de vuelta en Ecuador y plantea, con sus producciones, realizar nuevos trabajos con conexiones con comunidades vulnerables, coordinando y "gestionando lazos en sectores semejantes mediante la asociatividad".

Si sabes de un personaje de tu barrio o círculo que todo el mundo debería conocer, escribe a lopezk@granasa.com.ec