Guayacanes, la calle que no pueden pisar los hinchas que llegan a Guayaquil por la Libertadores

  Guayaquil

Guayacanes, la calle que no pueden pisar los hinchas que llegan a Guayaquil por la Libertadores

Propietarios de locales reclaman incumplimiento de plazos y lamentan no poder trabajar con normalidad en un fecha importante para la ciudad, como la final de la Copa Libertadores

proble
La calle Guayacanes sigue intervenida por los trabajos. Los negocios bajan en ventasChristian Vinueza

Lo que se suponía iba a ser una fiesta por la final de la Copa Libertadores, en la calle Guayacanes de Urdesa, hoy no es más que huecos, polvo, maquinarias pesadas y piedras en medio de las veredas.

URDESA 1

“La nula planificación apaga la cara más viva de Urdesa”

Leer más

Guayacanes, una zona que normalmente está llena de movimiento comercial, principalmente de locales de shawarmas, sigue cerrada y en obra; pese a que la promesa por parte de las autoridades fue que, al menos el tramo entre la calle quinta y la tercera estaría lista para el 26 de octubre (ayer), hoy continúa inhabilitada para los vehículos y solo con acrobacias y mucho cuidado se puede transitar por las aceras. 

“Nos dijeron que máximo el 26 de octubre iban a tener la vía habilitada para que los clientes lleguen. Esa fue una de las primeras promesas. El sábado es la final de la Libertadores y es imposible que los brasileños vengan a pasear por aquí”, dice Franchesca Ferrero, propietaria del restaurante Moro Grill, hoy uno de los más afectados que asegura que en esta semana tenido pérdidas irrecuperables. “Más del 95% de la facturación ha disminuido. Además hay cortes de agua y luz intermitentemente”, reclama la mujer que en sus redes sociales posteó que en un día solo logró vender $28,48.

Los comerciantes esperaban que estos días puedan mejorar sus ventas, debido a que agosto y septiembre ha sido muy irregular por los trabajos que arrancaron en julio; sin embargo y pese a los ofrecimientos, aquello no ha ocurrido. “Creíamos que en este mes nos levantaríamos, pero todo está peor. Justo por estos días se ha roto la calle al pie de mi negocio. "Vemos con dolor como ni un solo hincha asoma por la calle Guayacanes en Urdesa”, decía con profunda tristeza Ferrero, quien representa a los comercios del sector.

VIAS

Otra obra inconclusa incomoda a los moradores de la ciudadela Guayacanes

Leer más

Debido al polvo que produce los trabajos que se realizan en las 12 cuadras, algunos comercios han optado por colocar cortinas de plástico para que los productos que se venden no se dañen. “Tenemos un plástico para cubrir el pollo, pero a estas alturas funciona poco. Nos quedamos sin clientes por culpa de la tardanza de estos trabajos”, dice enérgico Luis Gordillo, uno de los empleados de los casi 100 comercios afectados.

“Antes aquí se comía el buen shawarma, ahora solo se come polvo. Esto ya no es zona comercial”, reclamaba Samuel Enderica, uno de los residentes del sector que también se siente afectado por las calles cerradas debido a que ha tenido que mantener su vehículo guardado en el garaje de su casa sin poder sacarlo.

Por su parte el Municipio responde que la tardanza se debe a que se han encontrado inconvenientes con tuberías que llevan más de 60 años y debieron ser cambiadas, pero no asumen el retraso, ni dan mayores detalles sobre la situación de la obra. La constructora encargada de la obra sigue sin contestar.

Pese al silencio, los perjudicados comentan que los responsables del retraso, han pedido una nueva extensión de plazo y prometen tener todo listo para la quincena de diciembre. Lo que a decir de los comerciantes es una farsa. “Otro engaño más, ya no creemos nada. Están enteritos. Han incumplido en todo, me parece una falta de respeto que jueguen con nosotros de este modo. ¿Quién devolverá todo lo perdido?”, reclama molesto Aldo Sandoval, propietario de un local.

Los turistas llegan, pero ninguno pasa por la calle Guayacanes, que ven con profunda tristeza como los días pasan y los ingresos no mejoran. Mientras tanto en redes sociales las críticas continúan llegando por los trabajos demorados