Guayaquileños: “Bien, ahora pongan un ‘arte’ que tape todos los baches”

  Guayaquil

Guayaquileños: “Bien, ahora pongan un ‘arte’ que tape todos los baches”

Toma fuerza la urgencia de priorización del gasto municipal en este año pandémico.  La ciudad llena de baches recuerda esa y otras necesidades.

Un aspecto del suburbio muestra el costoso proyecto Letras Vivas junto a un bache.
Un aspecto del suburbio muestra el costoso proyecto Letras Vivas junto a un bache.Jimmy Negrete / Expreso

Que el Municipio haya invertido 5,4 millones de dólares en contratos de arte urbano ha levantado una polvareda de comentarios. Unos aplauden la gestión de la alcaldesa Cynthia Viteri, otros cuestionan los modos en que se adjudican las obras y la gran mayoría coincide en que hay otras necesidades.

Mural del proyecto Letras Vivas. Al menos medio centenar de frases han sido pintadas.

Arte urbano en Guayaquil: $ 5,4 millones que no todos los autores gozaron

Leer más

Comentarios apuntan a lo evidente. Los baches. “Bien, ahora pongan un arte que tape todos los baches”, dijo el músico Fernando Jácome. Los incontables huecos que tiene en todos los rincones la urbe incomodan. El Municipio ha invertido $ 123 millones al tema, y ha dicho que, además de la época de lluvia, la molestia pasa por la pandemia, pero la comunidad no entiende razones.

Salen al escenario temas como la falta de áreas verdes en zonas como el suburbio, la reposición de tapas de alcantarilla, las deudas que por años la Alcaldía tiene pendientes en algunos sectores y que no han sido escuchadas tampoco ahora, con Cynthia Viteri al mando.

FraseVoz oficial. “Los proyectos forman parte de una ruta estratégica que contempla la repotenciación de la ciudad con puntos específicos llenos de cultura y arte”.

Los líderes barriales pertenecen a ese grupo. Para ellos, si bien no está mal que se invierta en cultura, no es adecuado que ahora, precisamente cuando se habla de tantas carencias, se inyecten tantos miles de dólares en obras que “no son prioritarias para la ciudad”.

Funcionarios municipales y una de las frases de Letras Vivas.

Millonario gasto municipal para poner poesía en paredes de Guayaquil

Leer más

Luis Chica es el presidente de la onceava etapa de la Alborada y considera que se está derrochando dinero, que sobre todo serviría para mejorar el entorno de barrios populares o poco atendidos por las autoridades. “Hay sectores donde faltan los servicios básicos, la iluminación es escasa, no hay áreas verdes y además hay inseguridad… Hay sitios olvidados, muy vulnerables. Este dinero no debió usarse para el arte ahora. Hoy no”, precisó.

Igual piensa Xavier Zurita, presidente del Comité Promejoras del barrio Garay. Pone como ejemplo lo que se vive en su vecindario. Llevan años solicitando ayuda para levantar un centro médico o una infraestructura sanitaria similar, puesto que no existe. “Nos hemos cansado de decir que somos uno de los barrios más antiguos del Puerto Principal y servicios como estos son aún inexistentes. Ahora más que nunca nos urgen”, piensa al hacer énfasis que el arte es importante, pero que en la ciudad no es equitativo.

No era el momento adecuado de hacer estas obras. No ahora que hay tanta necesidad, y no solo en las vías o los parques, sino en los barrios vulnerables, donde todas las carencias están presentes.

Luis Chica, presidente del comité de vecinos de la 11ª etapa de la Alborada

Asegura que, antes de que se piense en pintar los murales o las paredes con frases de poetas, por hasta 18 mil dólares por pared, sin retribución a los autores, habían solicitado al Cabildo que usen sus paredes grises para darle más armonía al sector y recuperarlo. “Esto lo hemos venido pidiendo mucho antes de la pandemia, lamentablemente no hemos sido incluidos en nada, ni tenemos respuesta favorable. El arte sigue mirando hacia los mismos sitios”, detalla.

La gerente de la Empresa Pública de Turismo, Gloria Gallardo (i), frente a un mural de la calle Panamá.

Arte urbano en Guayaquil: el desglose de las obras no cotiza el talento

Leer más

Zurita se refiere a una crítica que expuso en una entrevista la catedrática de Gestión y Política de la Cultura en el Pregrado de la Universidad de las Artes María Fernanda López, sobre la concentración de proyectos en los mismos lugares ya regenerados por el socialcristianismo antes de Viteri: de malecón a malecón, como si no hubiera más ciudad en la ciudad a la que todo le falta.

La regeneración urbana, el hecho de que los cables sigan colgando en toda la ciudad, que no se haga “algo más” para recuperar el estero y volver más verde a Guayaquil, son algunas otras obras que, a juicio de ciudadanos como Alina Mendonza y Ramón Valverde, de La Garzota y Urdesa, respectivamente, son más importantes.

No es malo invertir en cultura, pero es cuestionable que solo sea en determinados sectores y con tanto dinero. Hemos pedido, por años, que nos miren para hacer arte, lamentablemente no pasa.

Xavier Zurita, presidente del comité promejoras del barrio Garay.

El presupuesto municipal es de $ 762 millones. El Municipio ha asegurado que la inversión no es exagerada. De hecho, destaca, por ejemplo, que el monto total del presupuesto de obras de regeneración urbana asignado a la Fundación Siglo XXI, encargada del tema, es de $ 113’333.892, y que el porcentaje de contratación de obras artísticas representa el 1,61 %. Aun así, a la ciudadanía no la convence ese argumento.