Embodegando al enemigo

  Guayaquil

Embodegando al enemigo

En la Bahía, hay quejas por el almacenamiento de mercadería inflamable. La preocupación está en que se repitan incendios como el ocurrido en 1997

bodegas (8513340)
Los sitios que no cumplen con requisitos de prevención han sido clausurados en el centro de la urbe.Christian Vinueza

En el centro de Guayaquil hay una realidad que asusta a muchos: la existencia de bodegas en edificios de la Bahía y sus alrededores, almacenando mercadería que podría incendiarse si no se cumple con medidas de prevención.

El último caso ocurrió la noche del 6 de junio, en un edificio de tres pisos en la avenida Olmedo y Chimborazo. Según un comunicado del Cuerpo de Bomberos, en el interior había material de fácil combustión, como plástico y madera. Horas después de la emergencia, en los pilares del inmueble podía verse un sello de clausura de la institución que indicaba que la edificación no cumple con las normas contra incendios.

INCENDIO

Un incendio consumió las tres plantas de un edificio de la Bahía

Leer más

Bolívar Reinoso, quien ha trabajado desde hace 60 años por el área céntrica y ahora lo hace en la esquina de donde fue el reciente incendio, siente el mismo temor de aquel 5 de diciembre de 1997, cuando el encendido de petardos propagó llamas en varios locales de las calles Ayacucho, Huayna Cápac y Chile. Once personas murieron en ese siniestro.

bodegas (8513338)
Situación. En los pisos de algunos edificios se observan las cajas de mercadería, además de colchonetas.
Christian Vinueza

“Deben controlar estas bodegas, porque si no lo hacen van a darse más incendios. Si ahí hay puro plástico se pueden contaminar las propiedades”, advirtió.

De esa tragedia de finales de la década de los noventa prefiere ni acordarse, porque se le vienen amargos recuerdos. Pero enfatizó en la necesidad de que las autoridades revisen estos depósitos para ver si realmente cuentan con buena seguridad industrial.

WhatsApp Image 2022-07-10 at 8.06.39 AM

Incendio en una fábrica de plásticos en Guayaquil

Leer más

Un equipo de EXPRESO recorrió tres sectores del ‘corazón’ del comercio guayaco, para observar ciertos detalles que representan una señal de cómo se utilizan los edificios.

Las zonas visitadas fueron la calle Chile, desde la avenida Olmedo hasta Capitán Nájera; la Chimborazo, desde Manabí a la avenida Olmedo; y la Colón, en el tramo de Chile a Pichincha. Se observó que en unos balcones había ropa tendida o artículos familiares, mientras que en pisos aledaños sobresalen cartones apilados detrás de las ventanas.

Manuel Yunda, quien habita por la avenida Olmedo, mencionó que esta situación tiene que ver, en gran medida, con la proliferación de importadoras de artículos varios. Por esto, al igual que Bolívar, recalcó que dichos negocios deben ser severamente revisados. El hombre se acordó del incendio del 8 de julio de 2015, en un comercio en las calle Chile y Chiriboga, aledaño a una iglesia. La planta baja y el piso superior sufrieron daños.

Según datos otorgados por el Municipio, en 2021 se reportaron 386 bodegas clausuradas por encontrarse en zona no autorizada, no contar con permisos de bomberos, uso de suelo bloqueado y sin la factibilidad para gestionar el permiso de tasa de habilitación. Estos cierres se ejecutaron durante operativos efectuados en el cuadrante de la avenida Malecón Simón Bolívar hasta Noguchi, y desde Colón hasta Cuenca.

En 2022, hasta el momento, han sido intervenidos 520 locales para revisar permisos de funcionamiento y los demás requisitos que deben cumplir.

Juan Carlos Valencia, ingeniero industrial y máster en Seguridad Ocupacional, señaló que en ciertas bodegas se guarda material inflamable, por tanto deben tener un sistema contra incendios, plan de emergencia y que los empleados estén capacitados.

TAXI RUTAS 1

‘Taxis en ruta’, se masifica el servicio a falta de transporte

Leer más

El Cabildo informó que en el centro está prohibido almacenar artículos altamente inflamables o contaminantes, químicos, explosivos y afines. La entidad precisó que en los operativos de control se hallaron bidones de químicos (líquidos y sólidos); alcohol líquido y en gel; recipientes con líquidos para colonias, perfumes y similares para ser envasados manual o artesanalmente, sin ninguna medida de adecuación ni sistemas contra incendios.

Estos sitios muchas veces no cumplen con las medidas. A quienes vivimos y trabajamos cerca eso nos pone en riesgo. Ojalá tomen en cuenta las disposiciones que les hacen las autoridades

Bolívar Reinoso, ciudadano

Valencia hizo hincapié en que cada bodega debe tener un plan de emergencia y que deben llevarse a cabo simulacros de incendios dos veces al año.

Recalcó además que la institución bomberil debe ejecutar inspecciones con frecuencia.

El artículo 35 de la Ley de Defensa Contra Incendios menciona que los primeros jefes de los cuerpos de bomberos del país concederán permisos anuales, cobrarán tasas de servicios, ordenarán con los debidos fundamentos clausuras de edificios, locales e inmuebles en general, y adoptarán todas las medidas necesarias para prevenir flagelos, dentro de su respectiva jurisdicción.

Para Valencia, esta problemática en el centro de la urbe requiere de una estrategia más profunda. “Antes de construir bodegas se debe realizar un análisis de riesgos. Recomiendo que estas bodegas sean reubicadas en sitios apartados de la ciudad, para evitar este tipo de peligros”, comentó.

Jorge Villacreses, máster en Criminología, quien ha trabajado en la realización de pericias posteriores a incendios, considera importante que en estas zonas se haga una intervención para verificar que cada lugar sea destinado a la actividad comercial para la cual se le otorgó el permiso de uso de suelo, y no para otros fines que impliquen peligro.

REUNION CON COMERCIANTES BAHIA POR CLAUSURA DE 100 LOCALES  7

Guayaquil: Clausuran 101 módulos de la Bahía por irrespeto a ordenanza

Leer más

Destacó que en el caso de los condominios cuyos pequeños departamentos son improvisados como bodegas, la escasa ventilación es un riesgo.

“Espacios cerrados, de menos de 50 metros cuadrados, no tienen rutas de aireación para que haya una buena circulación de aire. Con el calor, cualquier cortocircuito que exista puede generar una chispa y ser una bomba de tiempo”, explicó.

Tiene que haber el control necesario, porque esto representa una bomba de tiempo. Deben realizarse inspecciones con criterios técnicos para evaluar si están apegados a lo que se les exige.

Jorge Villacreses, experto en Criminología

Añadió que en Guayaquil, al ser una ciudad calurosa, los rayos solares tienen más impacto. Y en el caso de pisos altos, penetran a través del vidrio de las ventanas, ya que este material es conductor del calor. En épocas de más intensidad, si la temperatura exterior es de 39 °C, en interiores puede llegar a 42 °C.

En su análisis, no consideró prioritario reubicar estos espacios, sino que existan controles rigurosos para determinar qué está sucediendo realmente. Para después, de acuerdo con eso, implementar un protocolo técnico.

  • Zonas problemáticas y acciones

La Alcaldía precisó que en la Bahía se ha observado un uso indebido del suelo por parte de inmuebles particulares, que constan en el registro municipal catastral con uso residencial.

Otras zonas donde existen bodegas irregulares son los alrededores de los mercados municipales Central, José Mascote, Machala y Cuatro Manzanas. La entidad asegura que disponen operativos para evitar incidentes.

Además afirma que luego de otorgar un permiso de funcionamiento, se aplican controles. Y sostiene que se exige al comerciante que la mercancía solo la tenga en exhibición en perchas. También que cumpla con una zona de carga y descarga en horarios fijos, señalando para bodegaje zonas perimetrales como la vía a Daule y otras fuera del perímetro de la Bahía.