Desprotegidos ante el crimen y la omisión en Guayaquil

  Guayaquil

Desprotegidos ante el crimen y la omisión en Guayaquil

Un holandés fue asesinado en el cerro Santa Ana.  La ciudadanía critica que las autoridades no actúen. Dicen sentir vergüenza y repudio

HOLANDES MUERTO (7601781)
Control. Ayer, el cerro Santa Ana permaneció custodiado por la Policía.CHRISTIAN VASCONEZ

El asesinato de un turista holandés en el cerro Santa Ana, uno de los contados puntos turísticos que tiene Guayaquil, no hizo más que intensificar el rechazo y la vergüenza que la ciudadanía dice tener hacia las autoridades. Que el presidente de la República, la ministra de Gobierno, la alcaldesa de la ciudad, el gobernador y las Fuerzas Armadas “se tapen con una venda los ojos” cada vez que se reporta un nuevo asesinato, tiene a los habitantes al borde del colapso.

desempleo

El Gobierno pierde la brújula de los problemas ciudadanos

Leer más

“En Guayaquil se está viviendo una guerra y la vida de gente inocente se está apagando. Niños, turistas, policías que intentan finalmente hacer su trabajo. Es un asco todo. Que nadie se atreva después a cuestionar por qué a Guayaquil nadie la visita”, advierte la residente de la calle Panamá, Delia Guzmán, quien la noche del pasado miércoles, desde su domicilio, pudo escuchar el alboroto que se armó en las escalinatas de Las Peñas, tras el asesinato de Vogel Coernelis Jacob, de 56 años, quien se resistió a un robo.

El hecho ocurrió en el bar El Faro del Cerro, ubicado junto al escalón 355, donde el extranjero, según fuentes policiales, se encontraba junto a su novia, una ecuatoriana residente en Alemania, con quien había viajado a Ecuador para conocerlo.

3
Este fue el bar donde se reportó el lamentable hecho.CHRISTIAN VASCONEZ

Un morador, quien pidió la reserva de su nombre, señaló que al lugar llegaron dos delincuentes para asaltar a los pocos clientes que se encontraban en el sitio. “Les quitaron los teléfonos, las billeteras... Pero cuando se acercaron a la mesa donde estaba el turista, él lanzó a otro lugar la cartera de su pareja. Eso habría provocado que el ladrón le dispare”, dijo el ciudadano, quien habita en este barrio desprotegido, que como ha publicado EXPRESO, carece de iluminación y guardianía.

En una versión preliminar a la Policía, la novia corroboró la información.

Ayer, en el cerro Santa Ana y ante la mirada de los pocos visitantes que se atrevieron a recorrerlo, la Policía -que dijo tener ya identificado a los criminales- buscaba pistas de lo suscitado. Asimismo, tras los reclamos de residentes, como Sonia González, Juan Vélez y Édgar Muñoz, que hacían énfasis en los pocos operativos que se ejecutan; el subjefe distrital de la Policía, coronel Manuel Vallejo, defendió el accionar de los uniformados al asegurar que, cuando ocurrió el hecho violento, había agentes a la altura de la escalinata 310, realizando labores de vigilancia.

SICARIATO EN EL DORADO (7587906)

Las sirenas se encienden con el crimen en un mall de Daule

Leer más

“Lo que ha pasado ya se nos sale de las manos como servicio preventivo. Aquí también tendríamos que reforzar al personal de Turismo, para mejorar la seguridad”, dijo el oficial.

Pero para la comunidad, esa idea de reforzar al personal, servirá de poco o nada, mientras las autoridades no hagan suyo el problema.

“Qué más tiene que pasar en Guayaquil, quién más tiene que morir, para que no se ofenda la alcaldesa cuando uno reclama protección a la vida. Lo que queremos es que sus direcciones dejen de garabatear nuestras paredes y trabajen a favor de quien paga los impuestos. Incluso si la seguridad no es su competencia, debe hacerlo. Guayaquil es un infierno, no se puede vivir así”, señaló la ciudadana Nadia Piedrahíta, al ver la reacción que tuvo la alcaldesa, luego de que en un programa televisivo, ante la falta de acciones, señalaran al Municipio como responsable de lo ocurrido en El Faro del Cerro.

Que la responsabilidad del control de la delincuencia en el país es del Gobierno central, dijo en contestación a lo aludido, en su cuenta oficial de Twitter. “A menos que ustedes cambien la Constitución, a través de una Asamblea Nacional Constituyente, la responsabilidad absoluta del control será de ellos”, publicó.

EXPRESO solicitó una entrevista a la funcionaria para hablar de este nuevo caso de violencia, de las medidas urgentes que tomará, de las reuniones que con otros funcionarios tendrá, y de la fecha en la que Las Peñas volverá a tener seguridad privada, pero no hubo contestación por parte del Cabildo.

asaltantes

Detienen a 4 sujetos en investigación de sicariato ocurrido en centro comercial de Guayaquil

Leer más

A través de un boletín de prensa, sin embargo, anunció que la próxima semana, de manera pública, pedirá resultados al Ministerio de Gobierno y a la Gobernación del Guayas sobre los recursos entregados para combatir la inseguridad.

En los últimos dos años, detalló en el documento, solo en equipamiento para la Policía Nacional, el Cabildo desembolsó $ 6,1 millones, y dio otros $ 18 millones para la nueva central de emergencias de Guayaquil, las cámaras de videoanalítica, la megafonía. “La Policía no está a mi cargo, pero Guayaquil puso dinero, así que ahora a pedir resultados. Y si no, regresan esos recursos para obra pública”, sentenció.

2
El local donde ocurrió el hecho se encuentra en el escalón 355 de Las Peñas.CHRISTIAN VASCONEZ

El gobernador del Guayas, Pablo Arosemena, quien hasta el cierre de esta edición no reaccionó a lo dicho por Viteri, en una entrevista televisiva, reconoció que a nivel nacional hacen falta uniformados. Aseguró que Ecuador cuenta con 2,7 policías por cada 1.000 habitantes, cuando de acuerdo al indicador internacional deberían ser 4 por cada 1.000.

Dijo que ese es el norte al que apuntan; que el narcotráfico, como lo ha repetido otras veces, es el detonante de las muertes violentas, y que la falta de iluminación y la desunión dentro de un barrio juegan a favor del delito común, aunque la ciudadanía opine lo contrario.

“Trabajamos mucho, nos cuidamos, invertimos en equipos; nos las ingeniamos para recuperar el espacio público y llenarlo de vida, y aun así los criminales nos atacan. Esto no tiene nada que ver con ser unidos, que el gobernador no hable sin fundamentos. Lo que falta es mano dura, buenos jueces, gobernantes que quieran a su gente. Lo de Las Peñas fue robo común. Que maten por matar solo es culpa de todos los gobernantes, empezando por el presidente Guillermo Lasso, que ha dejado que la batalla la ganen los antisociales, presos y violadores...”, se queja el habitante del centro Miguel Armijos, quien lamenta que la emblemática Las Peñas se vaya cada día apagando más. Y con ello el turismo.

HOLANDES MUERTO (7601789)
Al sitio llegaron hoy apenas unos pocos visitantes.CHRISTIAN VASCONEZ

A Holbach Muñetón, quien preside la Federación Nacional de Cámaras Provinciales de Turismo, le preocupa lo que pueda pasar en los meses próximos con Guayaquil, si el Ministerio de Turismo y el mismo Gobierno no aplican el debido protocolo de comunicación frente a los últimos sicariatos reportados.

“Si dejan pasar el tema, si el último asesinato lo cuentan como uno más, el turista cambiará su destino por cualquier otro, con tal de escudarse. Ver que mataron a una persona y todavía en un ícono de la ciudad, es para alarmarse. ¿Qué hacer? Urge formar una mesa técnica para trabajar de forma integral y en un plan a largo plazo. Tener más policías no es la solución, nunca lo será”, piensa, al hacer énfasis en que tener una ciudad sitiada de uniformados no ayudará, entre otras razones, porque ellos, como ha quedado evidenciado, no pueden actuar con libertad.

Lasso, Arosemena y Viteri sostienen que la inseguridad que vivimos es por falta de policías.  Entiendan, a mayor desigualdad socioeconómica, mayor delincuencia. Por eso Guayaquil (ciudad más desigual del país) estalló en delincuencia, gracias a su maldita política neoliberal.

Juan Carlos Pullido,
​ciudadano

Experto en seguridad: "Las FF. AA. no son la solución”

20211229_084529

En Guayaquil dispararon a un hombre en el patio de la vecina

Leer más

Ante el pedido de la ciudadanía de que las Fuerzas Armadas permanezcan en la calle, haciendo operativos de control; el experto en seguridad Fernando Carrión asegura que no es la medida más viable, debido a los resultados obtenidos.

“Ellos ya salieron a la calle, han estado ya un buen tiempo en Guayaquil y su presencia no ha resuelto nada. De hecho, hay un incremento gravísimo; que es lo mismo que pasa a nivel nacional, donde pese a los controles ejecutados por ellos, hay un promedio de 9,7 homicidios por día en enero. Una cifra preocupante”, detalló.

Para Carrión, de forma integral se debe combatir el narcotráfico. “La ciudad es ya el epicentro más fuerte, el 65 % de la droga sale de ahí. Entonces hacia allá se debe mirar”.