El consumo de alcohol y de pastillas para dormir aumentó tras el confinamiento

  Guayaquil

El consumo de alcohol y de pastillas para dormir aumentó tras el confinamiento

Julieta Sagñay, psiquiatra en salud mental y experta en adiccionología, explica las razones y las acciones que se podrían tomar para evitarlo

Pastillas para dormir
Decenas de mujeres y hombres están en los procesos de desintoxicación de drogas, de forma voluntaria.Canva

Tras el confinamiento por la pandemia de la COVID-19 en Guayaquil, que inició a mediados de marzo pasado y se flexibilizó a partir de julio, el consumo de alcohol y de pastillas para dormir se incrementó en personas en proceso de desintoxicación de drogas. Así lo revela a EXPRESO la doctora Julieta Sagñay, psiquiatra en salud mental, experta en adiccionología y quien lidera varios proyectos antidrogas, como 'Un Futuro sin drogas'.

Con esta señal se llama a la paz en los lugares donde hubo muerte violenta.

Jefe de la Policía: "En Durán, comprar droga es como comprar pan o gaseosa"

Leer más

“Pasó ese fenómeno de reemplazo de estupefacientes, porque los chicos pensaban que las drogas se podrían más caras. Como son personas que están en procesos de desintoxicación y quieren recuperarse, pasaron de consumir estupefacientes a consumir alcohol para evitar caer en las sustancias que los llevó a las calles. Hasta ahora tenemos un incremento en consumo de alcohol tras el confinamiento. Lo sabemos porque cada semana les hacemos pruebas de droga y ahí se refleja”, detalla.

Pero el alcohol, aunque fue la principal, no fue la única droga de reemplazo, a la que los chicos en proceso de recuperación a acudieron. Las pastillas para dormir también se han convertido en otro problema, tras la cuarentena, detalla la especialista.

“Las pastillas para dormir más se observa en las mujeres. Hay un abuso de este medicamento, llamado Eszopiclona. Hay personas que toman hasta 30 de estas pastillas al día. Reemplazan su droga favorita con estas pastillas. Y desintoxicarlos es muy difícil para nosotros porque toca internarlos”, menciona.

Sagñay destaca que para evitar la continuación de este fenómeno, la recuperación de los pacientes y también la prevención de drogas en niños y adolecentes, la familia es la clave. Tiene un respaldo.

ESTUDIO

De acuerdo a un estudio, sobre la prevención del consumo de drogas en adolescentes, realizado por El Consejo Cantonal de Protección Integral de Derechos de Guayaquil (CCPIDG), a través de su programa 'Celebra tu vida, cumple tus sueños', el principal factor para evitar consumir drogas es tener una buena relación con los padres de familia.

La encuesta se realizó a 2.173 estudiantes de 12 a 17 años de edad, de 15 unidades educativas de Puerto Principal. El 90,43% de los participantes indicó que tener buena relación con sus progenitores les impide entrar al mundo oscuro de las drogas.

Este estudio fue para conocer los factores de riesgo y de protección que deben considerar el Sistema Cantonal de Protección de Derechos para la prevención, atención y restitución de derechos de niños, niñas y adolescentes en situación de riesgo, de consumo de drogas.

Estos resultados sirven para la construcción de políticas públicas para dar respuesta integrales en beneficio de los adolescentes y sus familias. Los resultados fueron informados el pasado martes 23 de octubre por el Municipio de Guayaquil.

En la misma pregunta, el 88,96 % de los participantes mencionó que otro factor de prevención es tener objetivos o un proyecto de vida. Un 88,17 % dijo que sentirse bien consigo mismo y un 85,60 % dijo que pasar tiempo libre con sus padres.

“Se trata del sentido de pertenencia en el hogar. Si no tienen una buena relación con sus padres y con el hogar, los chicos buscan pertenecer a un grupo. A veces dentro del hogar hay tiranía, comparación de un hermano con otro. Padres que no son parentales, que son solo proveedores. Todo esto los lleva a los jóvenes a las calles”, menciona a EXPRESO.

Drogra Samboronón

Dos hombres transportaban droga en un vehículo en La Puntilla

Leer más

Sagñay, desde hace 30 días, junto al Ministerio de Salud, lidera un nuevo proyecto que consiste en rescatar a niños y jóvenes adictos a las drogas de las calles. Los que son desintoxicados en una nueva unidad del hospital del Bicentenario. La mayoría de estos, llegan por propia voluntad, pero guiados por sus padres. Ahí la importancia de los progenitores, destaca.

Los factores de riesgo para caer en las drogas, según identificaron los adolescentes son:

Facilidad para conseguir drogas - 59,46%

  • Amigos consumen drogas – 56,47%

  • Quieren experimentar – 54,07%

  • No se sienten bien consigo mismo – 53,20%

  • Mala relación con los padres – 51,96%

  • Necesitan ser aceptados en un grupo de amigos – 51,73%