Ciudadano: “A las calles de Manglaralto el Municipio le lanzó una bomba”

  Guayaquil

Ciudadano: “A las calles de Manglaralto el Municipio le lanzó una bomba”

Los habitantes critican que el retraso en una obra tenga sus vías en estado deplorable. La convivencia se ha visto afectada tanto o más que el turismo

Manglaralto Santa Elena
Calles. En las calles de Manglarato se ven lomas de tierra y huecos por doquier. En ciertos puntos incluso se observan las tuberías instaladas. Hay problemas para transitar.Joffre Lino

Ni la tranquilidad de su playa, ni ese enorme estero en el que cada fin de semana las familias de Guayaquil practican kayac, ni siquiera su gastronomía logran reducir el enojo que los habitantes y visitantes de Manglaralto, en Santa Elena, sienten cada vez que llegan al lugar.

Ballenita Santa Elena

La obras en la vía a Ballenita se reanudan tras un mes de reclamos ciudadanos

Leer más

Para ambos, esa imagen cálida que tenía este balneario, ubicado a no más de 10 minutos de Montañita; se tornó gris cuando se empezó a construir el sistema de alcantarillado sanitario en septiembre de 2021, y desde entonces todas las calles se volvieron un desastre.

Así lo creen las guayaquileñas Tammy Sáenz y Paola Freire, que critican que aquella obra que no debía durar más de seis meses, según lo confirmó la misma Alcaldía de Santa Elena, haya quedado inconclusa.

“Todas las calles están llenas de huecos. No hay por donde caminar, andar en bicicleta, ni manejar. En los feriados y fines de semana esto es un caos. Hemos solicitado al Municipio una explicación por la demora y nos dicen que ya les falta poco, pero creemos que no es así. Sabemos que no es así”, indicó Freire, quien preside el Comité Cívico del lugar y, además, es propietaria de un hotel ubicado a una cuadra del mar.

Por la deplorable imagen que se tiene en el lugar, los turistas han dejado de venir, al igual que las familias que tienen sus viviendas para vacacionar. Nadie ha llegado.

Paola Freire
residente

Freire considera que por la deplorable imagen que tiene el sitio, ni las familias ahora salen de sus viviendas ni los turistas los visitan. “Esto representa una baja en la actividad comercial. En los feriados de Semana Santa y del Día del Trabajo, donde esta zona se repletaba de familias, por la tranquilidad del sitio, su entorno y su cercanía con muchas playas, prácticamente nadie nos visitó. Me apena tanto, me duele, que el sitio esté así. Gris. En obra muerta”, se quejó.

Hecho. Los habitantes denuncian que ni siquiera se ve a la maquinaria y personal en el sitio. Todo está en pausa, alertan.
Santa Elena
Obras. La convivencia se ha visto trastocada en todos los sentidos: no se puede caminar ni jugar, y hay evidentes problemas para aparcar los vehículos cerca de casa.Joffre Lino

Víctor Hugo Arteaga, otro guayaquileño que vive en Manglaralto, asegura que este invierno ha sido uno de los peores que ha experimentado, debido a que con las lluvias, todas las calles se han llenado de lodo o de nubes de polvo, que nos los dejan ni respirar.

Calle Cuarta Salinas

Una pausa súbita en la obra pone en aprietos al vecindario

Leer más

Arteaga exige a las autoridades que concluyan los trabajos y respondan a las quejas de la ciudadanía.

“Aquí ha faltado planificación. Parece que Manglaralto ha sido atacado en una guerra, y en ese combate el Municipio le lanzó una bomba. Me arde tanto que por hacer la Alcaldía sus trabajos a medias, estemos destinados a vivir en un entorno tan deprimente”, se quejó Mónica Aldás, habitante que cada año se instalaba por tres meses en Manglarato para vacacionar. Ahora, dice, no ha soportado estar ni siquiera dos semanas.

Consultado sobre esta situación, el alcalde Otto Vera reconoció el retraso que ha tenido la obra, y la atribuyó a la “difícil situación económica que atraviesa el Cabildo”.

“La falta de recursos económicos se nos escapa de las manos. Esto le hemos explicado ya a la población”, informó la autoridad, quien dijo que una vez culminada la obra del alcantarillado se asfaltarán las calles y se construirán aceras y bordillos. Sobre cuándo lo hará, no precisó fecha. Lo que causó más indignación entre la ciudadanía, que criticó que la Alcaldía sí destine dinero para shows y fiestas.

Si llueve, el lodo te dificulta recorrer las vías internas y si hay sol, en estas se forman unas enormes nubes de polvo que no te permiten ni siquiera estar bien dentro de casa.

Víctor Hugo Arteaga,
residente

“Entre septiembre y lo que va de este año, los conciertos en Santa Elena se han hecho presentes. Han venido artistas extranjeros. ¿Por qué esa plata no la invirtió en lo que sí nos interesa? La plata de los votantes, nuestra plata, la ha utilizado para su conveniencia. Es absurdo, es un robo. Es una burla a las necesidades de la gente”, señaló Sáenz.

Manglaralto Santa Elena
Así permanecen las calles de Manglaralto, con tuberías y tierra que dificultan la movilidad.Joffre Lino
salinas

Ciudadano: “En Santa Elena ya dejamos de ser una provincia de paz”

Leer más

Johnny Gutiérrez, quien habita en esta localidad, al igual que Aldás, comparó las calles de su comunidad con la caída de bombas en un conflicto bélico. “Vivir así indigna”, pensó.

El próximo 29 de mayo, Manglaralto cumplirá 161 años de parroquialización y los pobladores están preocupados porque se ha planificado un desfile estudiantil que se retoma después de haber estado suspendido por dos años, debido a la pandemia de la COVID.

“¿Por dónde pasará el desfile si todas las calles están destrozadas? Cuando nos dijeron que se iba a construir el alcantarillado, todos pensamos que eso iba a mejorar nuestra salud. Sin embargo, ha sido peor. Con tanto polvo solo pasamos enfermos”, aseveró César Uquillas, residente.