La Aviación Civil atribuye al Palmar el origen del peligro aviario

  Guayaquil

La Aviación Civil atribuye al Palmar el origen del peligro aviario

Director general responde ante el pedido de asambleísta Ricardo Vanegas

aves
Peligro. Las aves que están en el islote de Palmar llegan hasta el aeropuerto.Christian Vinueza

Como un problema muy complejo y que tiene su génesis en el no dragado de El Palmar, fue en síntesis la respuesta que dio la Dirección General de Aviación Civil (DGAC), al legislador Ricardo Vanegas, de la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional, sobre el peligro que generan la presencia de aves en la pista y alrededores del aeropuerto José Joaquín de Olmedo de Guayaquil.

aeropuerto JJO1

Persiste la tensión en vecinos del aeropuerto José Joaquín de Olmedo tras aterrizaje forzoso

Leer más

La situación generó en las últimas semanas una serie de reacciones, tras la denuncia de una aerolínea que puso al descubierto el impacto que habían sufrido varias aves contra dos de sus aviones.

Según el oficio remitido por William Birkett Mortola, director de la DGAC, en el que explica las acciones que han venido realizando por más de una década y que guardan relación con el control del peligro aviario, indica que “el problema es muy complejo, pues no solo se debe considerar la gran cantidad de aves, sino las consecuencias de la deforestación de la que ha sido objeto esta región... Cabe señalar que la génesis del problema está en el no dragado oportuno de lo que fuera décadas atrás un sedimento arenoso sobre el río Daule hacia el sur de La Puntilla y que ahora es un islote de 30 hectáreas (El Palmar) cercano al cono de aproximación de la cabecera 21, cubierto de flora y hogar de los patillos antes referidos”, detalló el funcionario.

AVVES

Proponen crear una plataforma natural para alejar a las aves del aeropuerto

Leer más

Por lo pronto, añadió, se ha expedido un NOTAM (aviso a operadores aéreos) sobre el peligro aviar. Este documento complementa la información similar que se ha incluido en el AIP (publicación oficial de la DGAC) desde hace varios años, documentos que tienen difusión a nivel mundial.

Ante la situación, añade que se están contactando con expertos en el control del peligro aviario a efecto de obtener cotizaciones que permitan controlar el potencial peligro operacional que les ocupa. Pero recalca que las acciones de control del peligro aviar

no recaen en forma exclusiva en la DGAC del Ecuador.

"El aeropuerto SEGU de la ciudad de Guayaquil está concesionado a la empresa TAGSA, la misma que también tiene responsabilidad de intervenir en asuntos relativos a la fauna hasta 7 millas náuticas del aeropuerto a ellos concesionado", recordó.

aves 1

La incertidumbre ronda igual que las aves por el aeropuerto de Guayaquil

Leer más