Guayaquil: “Las autoridades se tapan los oídos cada que fiscalizamos”

  Guayaquil

Guayaquil: “Las autoridades se tapan los oídos cada que fiscalizamos”

La ciudadanía pide al Cabildo que sus posturas sean escuchadas. Exhorta a que los concejales sirvan de intermediarios antes de ejecutarse una obra

El nuevo vicealcalde de Guayaquil (i) en su primer discurso en la sesión inaugural del Concejo Cantonal.
Algunos de los concejales que integran el Concejo Cantonal.Archivo

Que reclaman, pero que no los escuchan. Que hacen públicas sus inconformidades, cuestionamientos y opiniones frente a las obras mal ejecutadas y los despilfarros del Municipio de Guayaquil, pero que estos “rara vez” son tomados en cuenta por la alcaldesa Cynthia Viteri o el Concejo Cantonal, asegura la ciudadanía; al alegar que están “abandonados”. Sin suerte.

Firma de convenio Vacunas   5

Guayaquil: Alcaldesa pide licencia sin sueldo hasta el 30 de abril

Leer más

El pasado domingo, EXPRESO publicó un reportaje en el que dejó ver cómo, salvo Lídice Aldás y Héctor Vanegas (los únicos ediles que no guardaron silencio en torno a temas como los contratos de murales y otros acuerdos financieros), el Concejo Cantonal ha optado por mantenerse al margen de la crítica a los hechos recientes. Guarda un perfil bajo.

Consultados sobre estos hechos, el sociólogo Agustín Burbano de Lara y la consultora política Dayana León hicieron hincapié en que debido a que la fiscalización que los concejales pueden ejercer sobre los alcaldes no se equipara a la que puede, por ejemplo, hacer la Asamblea con el presidente, es vital promover la participación ciudadana.

“Hay que fortalecer el rol de la sociedad civil”, advierte León, al recordar que el principal mandante y fiscalizador, según la Constitución, es el ciudadano. “Por lo tanto, si los concejales no están haciendo su trabajo, la población debe activar todos los mecanismos existentes de democracia directa”. Lamentablemente, concuerdan los líderes consultados, lograrlo no es tan fácil.

“No somos atendidos, ni escuchados. Ni como ciudadanos, ni como comité. Si hablamos del buen vivir y del hecho de tener una mejor calidad de vida, debo decir que los señores concejales no están cumpliendo su función. Ojalá algún día lo hagan”.

Rosa Terreros

presidenta del Comité de Kennedy Nueva
Ex93UMzWgAA4xXo

Guayaquil: Quejas en Mucho Lote 2 por zona usada como parqueadero de camiones

Leer más

Antonio Barco es el presidente del Comité Barrial Mucho Lote 2 y asegura que son contados los reclamos que han sido tomado en cuenta. “Hay obras olvidadas o con sobreprecios, además de contratos guardados que siguen sin concretarse en Guayaquil. Y pese a las denuncias, no pasa nada. Los concejales no hacen su gestión y aunque nosotros lo hacemos o intentamos, nadie nos escucha”, sentencia.

“Después de la campaña, los concejales no aparecieron y, a la fecha, no escuchan nuestras posturas. La alcaldesa y los concejales no nos ven, ni nos escuchan. Hablamos por hablar, al viento. Esta vez fracasé al dar mi voto por ellos”. 

Antonio Barco,
​lider del comité de Mucho Lote 2

A su juicio, y en ello coincide Alberto Bermúdez, habitante de Sauces 8, las autoridades hacen oídos sordos de sus cuestionamientos y fiscalizaciones. “Se tapan los oídos o hacen cortinas de humo frente a una serie de temas. Yo voté por la alcaldesa, escogí a los concejales. Creí en ellos. Ahora sé que perdí esos votos. Fue un fracaso”, agrega Barco, quien tilda de burla lo ocurrido con el proyecto Letras Vivas, cuya inversión por pintar frases de escritores en 50 paredes del Puerto Principal alcanza casi los $ 400.000, cuando a los autores vivos, dueños de esos versos, no se los remuneró con nada.

RECORRIDO POR MUCHO L (33076795)

Guayaquil: La deuda pendiente de librar del tráfico a Mucho Lote 2

Leer más

Para Bermúdez, quien vive en el sector desde hace tres décadas, esa gestión es apenas una de las que deben ser fiscalizadas en la administración actual. Cita lo invertido en trapear las calles (19,7 millones en 2020, más del doble en comparación a 2018) y el hecho de bachear siempre los mismos huecos y no optar por nuevas técnicas que permitan ejecutar una labor permanente y ahorrar, como puntos fijos a analizar. “Acá, Viteri decide y los concejales asienten. ¿Y nosotros?, pues nada. Por más bulla que hagamos, somos la última rueda del coche. Nuestra voz no pesa”, se queja.

Para los residentes, una muestra de que el escenario podría revertirse recae en el hecho de que, desde ahora, empiecen a ejecutarse reuniones quincenales o mensuales entre los concejales y los miembros de sus distritos.

Para Xavier Zurita, líder del barrio Garay, y Carlos Guerrero, miembro del comité de Sauces 1, es una opción viable y más que necesaria. “Los habitantes debemos opinar y estar al tanto de las obras antes de que se las ejecute. Aquí no podemos hacer números, no nos permiten fiscalizar porque sabemos ya del costo cuando lo vemos publicado en medios, como EXPRESO. La Alcaldía y los concejales se están saltando ese paso”, piensa Zurita, quien asegura que solo insistiendo y protestando públicamente han logrado cambios.

“Para tener voz, requerimos de los concejales, de ese acercamiento que ahora es inexistente. Son ellos quienes deben llevarles nuestras inquietudes, críticas o felicitaciones a la alcaldesa. Sin embargo, eso no pasa porque están desconectados de los barrios”.

Carlos Guerrero,
​miembro del comité de Sauces 1
plaza de la música

La Plaza de la Música reabre, pero aún falta seguridad y arreglo de luminarias

Leer más

Pero el proceso, a juicio de Guerrero, no debería ser tan complicado. Los ediles deberían ser el nexo con el barrio para fiscalizar, o para que la alcaldesa sepa de raíz qué está haciendo su gente o qué se necesita, advierte.

Burbano, quien llama a que el Concejo impulse esta necesidad, hace énfasis en lo fundamental que resulta para la sociedad contar con un órgano colegiado que invite y promueva esa participación, que daría cabida a la formación de veedurías, contempladas en la ley y que podrían fiscalizar determinados procesos.

“Insistir es lo que nos ha tocado hacer para ser tomados en cuenta, aunque no siempre con las obras prioritarias. Urge que haya un nexo con los concejales, pero no solo para que se cristalicen las obras. Los costos de estas nos importan y antes de que se ejecuten”.

Xavier Zurita,
lider del Comité Promejoras del barrio Garay

“Solo así, evitaríamos derrochar tanto dinero. Para hacer entonces un control real, permítannos participar. Hoy lo que sea que digamos, así sea con miles de documentos, se lo lleva el viento. Somos nada para la autoridad”, agrega Bermúdez.