Nicolás Lapentti, la magia continúa

  Deportes

Nicolás Lapentti, la magia continúa

El tenista ecuatoriano venció a David Nalbandián por parciales de 6-4 y 7-5, en partido de exhibición

Nicolas Lapentt y David Nalbandián exhibición 2022
Lapentti (i), pese a la victoria, reconoció y agradeció la presencia de Nalbandíán con quien no solo lo une el tenis, sino un estrecho lazo de amistad de muchos años.Miguel Canales / Expreso

Al buen bailador el compás le queda. Ese refrán parece adaptarse a dos de los tenistas sudamericanos, ya retirados, más relevantes de esta parte del globo: el ecuatoriano Nicolás Lapentti y el argentino David Nalbandián, quienes demostraron la noche del viernes 3 de junio que el tenis es y seguirá siendo el amor de sus vidas.

Aarón-Cañarte-peleador-ecuatoriano

Aarón Cañarte, a golpe de sacrificio

Leer más

El guayaquileño, de 45 años, y el cordobés, de 40, jugaron un partido de exhibición en la cancha central de la emblemática sede del Guayaquil Tenis Club que lució cerca de su capacidad máxima y que al final terminó ganando el jugador local por parciales de 6-4 y 7-5.

Más allá del resultado, el tenis demostrado por ambos dejó buenas sensaciones a los asistentes. Por más de dos horas Nalbandián, quien fuera # 3 del mundo en 2006 y Lapentti, #6 en 2000, hicieron un despliegue de buenas jugadas, voleas, saques y puntos, celebrados incluso con camaradería entre ellos mismos, ante el aplauso masivo del público que no dejó de celebrar el encuentro.

La velada comenzó cerca de las 20:30. Pese a que la dupla sudamericana era el atractivo central, la presencia de los jugadores de fútbol Lucas Sosa y Bruno Piñatares, ambos de Barcelona; así como del portero del Guayaquil City, José Gabriel Cevallos, llamó la atención. Minutos más tarde los dos primeros fueron anunciados como rivales de David y Nico para un partido de fútbol-tenis.

El primer compromiso fue con una pelota de tenis donde los especialistas terminaron ganando 5-4, ya en el segundo la pelota de fútbol fue la estrella y la victoria fue para Sosa y Piñatares 5-1. Duelo empatado.

  • Nicolas Lapentt y David Nalbandián exhibición 2022
    Lapentti y Nalbandián jugaron dos partidos de fútbol-tenis con Lucas Sosa y Bruno Piñatares.Miguel Canales / Expreso
  • Nicolas Lapentt y David Nalbandián exhibición 2022
    El pequeño Adrián Becerra fue el aficionado fiel de Nalbandián.Miguel Canales / Expreso
  • Nicolas Lapentt y David Nalbandián exhibición 2022
    El argentino se llevó una placa de reconocimiento por su juego.Miguel Canales / Expreso

En la disputa del partido principal, el primer set fue de menos a más. Lapentti empezó luciéndose con varios saques y puntos vistosos, mientras que Nalbandián tardó en entrar en “calor”, hasta que le tomó el pulso con aplausos desde los graderíos.

Pese a que el guayaquileño contaba con barra propia, el tenista visitante tuvo un hincha de 8 años que no dejó de corear su nombre y alentarlo punto a punto: el pequeño Adrián Becerra.

Leonidas Drouet Sudamericano 2021

Karting porteño en el ojo sudamericano

Leer más

Tal fue la efusividad del infante que la barra local llegó a acompañarlo en varios pasajes del partido por su simpatía, aunque el resultado no lo acompañó por el 6-4 de Nico al final del primer set.

Ya en el segundo, los jugadores se arriesgaron a más, a ratos no parecía amistoso por las buenas jugadas. Ambos corrían a la net, jugaban sobre la línea de fondo y dieron un espectáculo. De “extenistas” nada, aunque los delató unas cuántas libras de más.

La última vez que Lapentti y Nalbandián se enfrentaron fue en los cuartos de final de Wimbledon 2002, hace 20 años. En ese entonces el argentino, ganador en su etapa activa de 11 títulos ATP y finalista de la Copa Davis 2008 con su país, lo derrotó por un disputado 6-4, 6-4, 4-6, 4-6 y 6-4. El viernes, la revancha fue para Lapentti, en su casa, con su gente, aunque el aplauso del público fue para ambas leyendas que siguen derrochando magia al empuñar una raqueta.

Este domingo 5 de junio tenían previsto reeditar el partido de exhibición en el Club Buenavista de Quito, luego de que el sábado dieran una clínica de tenis tal como lo hicieron previamente en Guayaquil.