La foto con la Copa y que suene don Medardo

  Deportes

La foto con la Copa y que suene don Medardo

El gigante trofeo de la Copa del Mundo fue el sitio ideal para las fotos de los ecuatorianos antes de ver el partido de la Tricolor

hincha-ecuador
Los hinchas de Ecuador han transformado a Enner Valencia en el jugador más querido de la Tri.Jerson Ruiz / EXPRESO

Ariel Noroña estaba que saltaba, había llegado al estadio Khalifa, y lo primero que hizo fue buscar la Copa del Mundo, gigante, ahí se tomó todas las fotos que podía. Es de Buena Fe, Los Ríos, y parecía niño en Navidad.

Enner Valencia

Enner Valencia: "He jugado con un esguince, espero estar mucho mejor ante Senegal"

Leer más

Era el ambiente antes del partido de Ecuador ante Holanda, esta vez los ecuatorianos decidieron darse una dormida y como el estadio está en el centro de Doha, llegaron pasadas las 17:00 de Qatar.

“Es algo increíble esto, vivir el Mundial, escuchar el himno nacional, es algo mágico, es una cosa que la contaré toda mi vida”, expresó Noroña, quien vestía la camiseta azul.

Y fuera del Khalifa, la fiesta se prendió casi al anochecer de Qatar, pero lo que hizo de la tarde una locura fue el escuchar “Viva Manabí con su capital”, de Medardo y sus Players, era un Dj que sorprendió a todos y se convirtió en un golazo, fue lo mejor de la previa, el video lo pueden ver en las redes sociales de Diario EXPRESO, fue un goce.

“Qué linda música, quiero llorar, quiero llorar, no me lo van a creer, bailando con don Medardo, y lo pone un DJ árabe, esto es una locura, estoy feliz”, gritaba Gabriela Coronel, una ecuatoriana que no paraba de bailar.

Fueron unos cinco minutos, donde el DJ se llevó los aplausos, todos bailaban y fue una fiesta, en realidad parecía 31 de diciembre, pero en Qatar.

Jeremy Sarmiento

Jeremy Sarmiento: "Estamos para jugar contra los mejores del mundo"

Leer más

Mientras que Steven Mora, que llegó desde el sur de Guayaquil, había hecho una minipancarta en homenaje a Enner Valencia por los dos primeros goles ante Qatar y que había puesto vitamina E.

Los ecuatorianos le ganaron la pulsación a los holandeses, fue algo mágico, el “Sí se puede” era contagioso, porque hinchas árabes se unieron a la previa en una tarde y noche de Qatar, donde lo único que faltaba era la biela.

“Te imaginas este país, con una cervecita, sería lo máximo, aquí nadie se mete con nadie, sería una locura”, expresa Gabriel Loor, quien había venido desde Nueva York.

Al final, los hinchas entraron al Khalifa, pero siguieron en la fiesta, habían prometido que ya no iban a decir cosas que puedan sancionar a la FEF.

Una bandera gigante ingresaron hasta las gradas y la hacían flamear, los pocos árabes presentes solo se dedican a ver las locuras de los ecuatorianos que fuimos más que en el primer partido.