Clásico del Astillero: Vivirán la fiesta completa

  Deportes

Clásico del Astillero: Vivirán la fiesta completa

Han jugado el partido inmortal, pero no saben lo que es tener al público en las gradas. Exjugadores reconocen la enorme diferencia

Guayaquil, sábado 10 (6771426)
Barcelona y Emelec volverán a jugar un Clásico del Astillero con público, tras casi 2 años.API

Desde la temporada 2020, el Clásico del Astillero se vivió con otro matiz. El hincha, indiferente del color de camiseta, no estaba en la grada y la fiesta que normalmente se vive en estos partidos, estaba totalmente distante de lo que realmente significa para todos, jugadores, entrenadores, periodistas y simpatizantes.

Clásico-del-Astillero

Autorizan 50% de aforo y se esperan 19 mil personas para el Clásico del Astillero en el Capwell

Leer más

Hace dos años no se juega un partido inmortal con hinchas, y el del domingo significará el retorno de la fiesta más importante del fútbol ecuatoriano en un duelo clave para ambos equipos, que tienen varios futbolistas que no saben qué significa tener al público en las gradas durante este emblemático enfrentamiento.

EXPRESO conversó con futbolistas que vivieron esta anomalía de jugar sin público, pero por el recordado caso en el campeonato 2006: un Clásico que se jugó en dos días y pasó de una fiesta total de los azules que ganaban 3-0 a un agónico 3-2, que se terminó al día siguiente y sin un alma en el Capwell.

Fue un cambio fuerte. El estadio temblaba y eso te motivaba muchísimo, había jugadores rivales que pisaban el terreno de juego y se asustaban. Al día siguiente ya no tenían ese temor ni nerviosísimo. No nos empataron de suerte.

José Luis Quiñónez, exjugador de Emelec

“Jugar un Clásico sin gente es algo muy feo, lo que nosotros vivimos en el 2006, en ese Clásico que duró dos días, no fue lo mismo. No se siente esa vibra del Clásico, esa emoción, con gente es una diferencia tremenda, hasta en el barrio hay más emoción que jugar un Clásico sin público”, empieza explicando el exvolante azul José Luis Quiñónez.

barcelona vs emelec

El Clásico marcará el futuro del Astillero

Leer más

“El día anterior vivíamos una fiesta total, ganábamos 3-0 y si los hinchas de Barcelona no hacían ese espectáculo tranquilamente metíamos de 3 a 4 goles más. Estábamos, como dicen en el barrio, hechos una tromba. Pero al siguiente casi nos empatan, nos hicieron dos goles, no había la misma emoción, no había gente que te aliente, fue feo”, agregó.

Emelec-Barcelona-clasico-del-astillero
Recién conocerán el Clásico con público.Teddy Cabrera / EXPRESO

El Rayo Baldeón defendió los colores de Barcelona y coincide con Quiñónez, cuando habla de la poca emoción que hubo al día siguiente de ese recordado 2006.

“Jugar sin público es lo más triste que puede pasarle a un jugador de fútbol, fue lamentable lo que pasó en el Capwell, el público en general vivía una fiesta y se mermó por lo de los juegos pirotécnicos. Sin público, un Clásico parece velorio”, comienza explicando.

Ese partido en el Capwell fue diferente, primero una fiesta tremenda, y después de eso mirar lo que pasaba el siguiente día, sin público y fue como ir a entrenar, lo sentimos así. Eso le quitó la fiesta al Clásico, se siente como un partido preparatorio.

Jhonny Baldeón, exjugador de Barcelona

“Y como dice José Luis Quiñónez, en el barrio hay más emoción porque gritan tus vecinos, los que te conocen, sobrinos, hijos, hay más vibra ahí que en un Clásico sin gente”.

IndependientedelValle-Copa-Sudamericana-Bragantino

Renato Paiva quiere sacar la presión a sus dirigidos

Leer más

Pero de cara al duelo del domingo, el Pulpo Quiñónez revela que los millonarios tendrán el aliento a favor, algo que deben aprovechar.

“El público te mete presión, alienta a los jugadores, hasta la voz del profesor (DT) se pierde. Va a ser una motivación adicional para el jugador azul, y los que conforman Emelec van a tener eso a su favor. Es un partido que para mí define el campeonato”.

Aunque el Rayo prefiere no dar un candidato, admite que “será un duelo muy peleado” y que a futuro “lo ideal sería que vuelvan las dos fanaticadas a cualquiera de los estadios”.

Lo cierto es que este nuevo partido inmortal tendrá un condimento que se añoraba: la calidez y el aliento del hincha.