ALMA sufre un ciberataque en Chile y suspende sus observaciones astronómicas

  Ciencia y Tecnologia

ALMA sufre un ciberataque en Chile y suspende sus observaciones astronómicas

El mayor proyecto astronómico del mundo suspende sus actividades por el riesgo de un segundo ataque 

ALMA
Fotografía del 28 de octubre de 2022, que muestra las antenas del telescopio ALMA en las inmediaciones del observatorio, a más de 5000 metros sobre el nivel del mar, en San Pedro de Atacama, (Chile)EFE/Adriana Thomasa

El observatorio Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), el mayor proyecto astronómico del mundo, ubicado en pleno desierto chileno, sufrió un ciberataque que obligó a suspender sus actividades, según informó este miércoles 2 de noviembre.

telescopio James Webb

El James Webb enseña un par de galaxias entrelazadas que interactúan

Leer más

Ubicado en la región de Antofagasta, unos 1.700 kilómetros al norte de Santiago en unos de los cielos más prístinos del planeta, ALMA detalló que el ataque a sus sistemas tuvo lugar el pasado fin de semana y que la amenaza ya fue controlada.

"La amenaza ha sido contenida y nuestros especialistas están trabajando arduamente para restaurar los sistemas afectados", señaló la institución a través de un comunicado.

A su vez, el observatorio aseguró que "el ataque no comprometió las antenas de ALMA ni ningún dato científico. Dada la naturaleza del episodio, aún no es posible estimar un plazo para el regreso a las actividades regulares".

ALMA es una asociación internacional entre Europa, Norteamérica y Asia del Este, en colaboración con la República de Chile, cuyas observaciones han permitido en el último tiempo captar, por ejemplo, a un "intruso estelar"-un acercamiento estelar rara vez detectado, ubicado a una distancia estimada de 3000 años luz respecto de nuestro sistema solar.

Chile, que cuenta con los cielos más despejados para observar el universo desde el Desierto de Atacama, se ha transformado durante los últimos años en la capital mundial de la astronomía.

Se espera que en el mediano plazo el país suramericano, que a la fecha cuenta con el 40 % de los medios de observación espacial del mundo, concentre el 70 % de la capacidad óptica astronómica, sumando a imponentes observatorios como ALMA otros telescopios de última generación.