Menos sal, más salud

  Salud

Menos sal, más salud

Una cucharadita al día es suficiente para evitar problemas de hipertensión y con ello la aparición de enfermedades cardiovasculares y renales.

La sal es enemiga de la salud del corazón
Se la emplea innecesariamente en ensaladas,papas fritas, frutas y otros alimentosShutterstock

Lo dulce ejerce tanta atracción para el paladar como lo salado. Cuando tiene frente suyo una comida sosa, sus papilas gustativas inmediatamente le piden más sabor y usted cae en la tentación de tomar el salero y sazonar con vehemencia. Pero cuidado, porque los excesos pueden elevar la tensión arterial y provocar hipertensión, que es un factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares como los ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares.

Consumirla en su justa medida contribuye al buen funcionamiento del cuerpo humano.

La recomendación de la OMS es 5 g de sal (una cucharadita), que equivale a 2 gramos de sodio con lo es posible prevenir complicaciones en la salud. Lamentablemente, esto no se cumple por el descontrol en los hábitos alimentarios, dice Noemí Díaz, especialista en Nutrición, dietética y estética.

En Ecuador se ingiere el doble de lo recomendado: 6,8 g y son los hombres quienes la consumen más que las mujeres, según un estudio realizado por la Universidad San Francisco de Quito (USFQ) en 2019, sobre los requerimientos de sal durante 24 horas y en el que participaron personas de 25 a 64 años.

Alrededor del 15% del sodio en una dieta típica se halla naturalmente en los alimentos. Y el 70%, proviene de productos empaquetados, preparados y procesados (como los embutidos, palomitas de maíz, enlatados y conservas) a los que los fabricantes les adicionan sodio para preservarlos, mejorar el sabor y la textura.

Por el bien de la salud hay que tomar medidas. No se trata de excluirla por completo de la dieta sino de emplearla con moderación. Un buen paso puede ser dejar de echarle tanta sal a las papas fritas, a los patacones, o quizás al mango o ciruela que tanto le gusta. La nutricionista Noemí Díaz comparte algunas recomendaciones que desde ya puede poner en práctica.

  • Consejos

- Condimente las comidas con especias naturales como ajo, cúrcuma, azafrán, tomillo, orégano, nuez moscada, entre otros y al final de la preparación, agregue una pequeña cantidad de sal, en caso de que fuera necesario. La idea es que mientras se encuentre en ebullición, se impregnen los sabores en la preparación.

También hay condimentos naturales que tienen contraindicaciones como el jengibre, en dosis elevadas, en el caso de pacientes con hipertensión.

- Elimine los saleros de su mesa. Así no caerá en la tentación de 'salar' su comida.

- Pruebe sus alimentos antes de añadir sal.

La sal rosada o sal del Himalaya, también contiene cloruro de sodio, por lo que su uso, también debe ser moderado.

Noemí Díaz, nutricionista
Hierbas aromáticas
En lugar de sazonar con más sal, aromatice con estas hierbasInternet

- Agregue en sus ensaladas apio, perejil, cilantro, cúrcuma, etc., para dar más sabor o use aceite de oliva aromatizado con ajo, romero, albahaca, orégano, etc. Lo puede hacer de manera artesanal o conseguir en los supermercados.

- Evite poner sal a las papas y mejor añada, cebolla deshidratada en polvo y ajo.

- Lea las etiquetas y además de la cantidad de sal, evite alimentos que contengan glutamato monosódico.

- La sal dietética contiene cloruro de potasio y el exceso, también puede producir efectos adversos.

- Si elige comer en restaurantes, coménteles que la preparación, tenga menos sal de lo que agregan.

- Beba 8 vasos de agua al día. La sed, dolores de cabeza, cansancio y otros síntomas, podrían ser por exceso de sal.

- Elija consumir quesos frescos, en lugar de desnatados; frutas y vegetales frescos que aportan potasio y ayudan a contrarrestar los efectos negativos del sodio.

- Recuerde que es necesario llevar una dieta equilibrada que sea supervisada por un profesional en Nutrición, para prevenir complicaciones derivadas de los malos hábitos alimentarios.

En países como Bolivia, Uruguay y México, tienen como parte de sus políticas públicas de salud, eliminar el salero de las mesas de los restaurantes, que sería una buena opción, para reducir, en algo, el consumo excesivo de sal.

Está camuflada en...

Pero hay otros alimentos que contienen tanta sal o más que las papas de bolsa, algo que seguramente no sospecha.

• Enfundados como papas fritas, palomitas y otros snacks

• Embutidos

• Enlatados

• Encurtidos

• Sopas en sobres

• Aderezos para ensaladas

• Galletas

• Salsas de tomate / soya

Los embutidos tienen exceso de sal
Para preservarlos, la industria utiliza mucho sodioInternet

  • ¿Por qué la sal en exceso es dañina para la salud?

La Asociación Americana del Corazón indica que una dieta alta en sal provoca la retención de líquidos, esto supone una carga adicional para el corazón y los vasos sanguíneos, lo que puede causar un aumento de la presión arterial. Es importante recordar que, si usted o un integrante de su familia padecen de hipertensión, son más propensos a tener enfermedades del corazón o un evento cerebro vascular.

  • ¿Es adictiva?

En la punta de la lengua se encuentran las papilas gustativas que detectan los sabores salados. Cuando ingresan los alimentos a la boca, se activan los receptores del gusto y la señal es transmitida a las regiones del procesamiento gustativo del cerebro. El consumo de sal, provoca cambios en ciertas células nerviosas del hipotálamo. La Sociedad Española de Cardiología (SEC), desde hace varios años considera que la sal es altamente adictiva.