¿Tiene mala mordida? Conozca los riesgos

  Salud

¿Tiene mala mordida? Conozca los riesgos

El contacto imperfecto de los dientes puede provocar dolor mandibular, problemas al masticar y de postura, incluso afecciones digestivas.

Mala mordida
La mala mordida repercute en la salud física y emocionalShutterstock

¿Ha notado que a la hora de masticar sus dientes superiores e inferiores no encajan bien porque se encuentran desalineadas? Preste atención porque padece de mala mordida o maloclusión, la cual se produce por diversas razones, desde maxilares pequeños y dientes grandes o viceversa, apiñamiento, hasta pérdidas de piezas dentales y restauraciones no adecuadas. Otros motivos son los golpes y los incorrectos hábitos como chuparse el dedo o empujar los dientes con la lengua, dice la especialista en estética dental Alba Zanabria (@albazanabria). Las consecuencias no son solo estéticas. También hay repercusiones en la salud. Sepa cuáles son.

  • Dolores musculares y digestivos

La mala mordida repercute en la salud física y emocional, altera la función del sistema estomatognático (que es el conjunto de órganos y tejidos que permite comer, masticar, deglutir, respirar y hablar), provoca dolores musculares, de cabeza y cuello que aparecen porque el organismo adopta posiciones inadecuadas para cumplir con los movimientos de la articulación temporomandibular. Incluso, está relacionada con una inadecuada postura general del cuerpo que aumenta la curvatura cervical y lumbar, además de causar problemas de los pies.

Morder mal también puede causar problemas digestivos. Si le hacen falta piezas dentales y tiene dolor al masticar, no va a poder triturar bien los alimentos, por lo tanto, irá un bolo más duro al estómago complicando la digestión, enfatiza la doctora Zanabria.

El impacto emocional es tal, que la persona se aísla y evita acudir a reuniones o salir con amigos porque suele sentir dolor al masticar o al abrir y cerrar la boca.

Una de las causas más frecuentes del bruxismo es la unión de la mala alineación dental y el estrés. Y cuando esto ocurre puede haber desgaste dental e incluso fracturas en los dientes. También problemas en la articulación temporomandibular, dolores de cabeza y musculares.

Doctora Alba Zanabria

  • Mal aliento y alteración del habla

En los respiradores bucales (que no cierran bien la boca debido a la maloclusión), puede existir mal aliento y esto hace que se retraigan de sus actividades. Cuando se altera el habla y la fonación, evitan hablar y se vuelven introvertidos. Estéticamente no están contentos con sus dientes y adoptan ciertas posturas para evitar mostrar la sonrisa completa.

  • ¿Cómo se corrige?

La doctora Isabel Zeballos, especialista en ortodoncia y ortopedia dentomaxilar, explica que el tratamiento oportuno permite no solo alinear las piezas dentales, sino también conseguir la mordida perfecta. Es clave visitar a temprana edad al ortodoncista, para iniciar con ortopedia funcional y prevenir malas mordidas, dientes apiñados, corregir hábitos, etc.

Alimentos

7 alimentos para una buena salud cerebral

Leer más

En una segunda fase, a partir de los 9-10 años, se inician tratamientos correctivos con ortodoncia fija, que dependiendo del caso, pueden tomar dos años. Los dolores musculares son tratados con fisioterapeutas, con e objetivo de evitar una intervención quirúrgica de los maxilares.