Cirugía Bariátrica: ¿Y después de la intervención qué?

  Salud

Cirugía Bariátrica: ¿Y después de la intervención qué?

El éxito de este procedimiento depende en gran medida de los cuidados durante el posoperatorio.

shutterstock_712055626 copia
La cirugía bariátrica es una aliada para combatir la obesidad.Shutterstock

Cuando el peso se convierte en su enemigo y la obesidad le impide tener la calidad de vida que usted quisiera, someterse a una cirugía, de la mano de expertos calificados, coloca a su alcance los resultados que tanto ha esperado.

Elegir estar libre de una enfermedad de esta naturaleza es el primer paso hacia una transformación completa de su estilo de vida. Por ello, es fundamental entender qué esperar luego de una cirugía bariátrica.

En ese sentido, Juan Carlos Aveiga Parra, cirujano digestivo, enfatiza que lo más crucial del procedimiento es precisamente lo que sucede después, además, aclara para revista SEMANA las dudas más frecuentes que tienen sus pacientes.

En qué consiste la cirugía

Es una operación para conseguir la pérdida de peso. Existen diferentes tipos de procedimientos: restrictivos como la manga gástrica, y de malabsorción como el bypass. Mientras que el primero restringe la capacidad de alimentarse, el segundo crea conexiones intestinales.

No es para todos

La cirugía bariátrica, según el experto, no es una cirugía estética, aunque sí tiene consecuencias estéticas. “Muchas de las consultas diarias que yo tengo a través de redes sociales, casi el 50 % son personas que al final, cuando tú les preguntas sobre su peso y su talla, resulta que no cumplen con el criterio de intervención”.

Entre los principales requerimientos para ser el candidato idóneo están:

  • Tener obesidad mórbida, no solo con sobrepeso.

  • Índice de Masa Corporal (IMC) de 30 a 34.

  • Enfermedades relacionadas a la obesidad

  • Edad de 16 hasta 65 años.

Qué puede esperar

Debido a la manipulación, suturas y grapados de la zona intestinal en el posoperatorio inmediato, lo primero que se restringe es su capacidad de alimentarse.

“Durante los 15 primeros días, tendrá una dieta líquida: agua, bebidas hidratantes, gelatinas o batidos de complementos nutricionales. En este tiempo todos los pacientes tienen una reducción de peso de entre 15 y 20 libras”, indica el galeno.

2983427
El nutricionista debe recomendar la dieta adecuada para cada paciente.FREEPIK

Dolores leves

Contrario a lo que se piensa de una cirugía, en este caso, según el médico, el dolor es bastante tolerable.

“Nosotros luego del alta (pasadas 24 horas), no se necesita medicina analgésica. El paciente no puede tomar sólidos como las pastillas, y solo en ciertos casos se le recetaría un analgésico líquido”.

Actividad física y nutrición

Evitar los excesos es clave. Puede iniciar actividades al mes de operado con caminatas ligeras y acompañamiento nutricional.

“Comentarios como ‘se operó, pero se lo ve demacrado’; ‘se operó, pero anda pálido’, ‘ojeroso, anémico’, ocurren cuando ha habido un mal seguimiento”, destacó Aveiga.

En el equipo hay nutricionistas y nutriólogos que ayudan en la parte alimentaria con opciones o recomendación de suplementos alimenticios y vitaminas. “Si el paciente dice, ‘no me gusta a mí tal vegetal o me gusta comer tomate’, ahí se dan alternativas con las mismas características nutricionales”.

sid-view-of-overweight-obese-young-woman-wearing-t-shirt-and-leggings-doing-physical-training-on-mat-to-strengthen-legs-arms-abs-and-spine-weght-loss-fitness-sports-and-active-lifestyle-concept
Iniciar actividades físicas es un proceso que se da poco a poco según recomendación de su médico.FREEPIK

Cuidado para las heridas

Lo singular de este procedimiento es que al ser laparoscópica se hacen diminutos cortes entre 1 y medio centímetro. En manga gástrica se realizan 4 incisiones y en bypass 5.

“Son heridas pequeñitas, suturadas de forma intradérmica y no tienen puntos por fuera. No necesita cuidado especial, salvo limpieza diaria y cambio de apósitos”, refiere el doctor.

Consecuencias

Al ver los resultados de la balanza con 15, 30, 50 libras menos y darse cuenta de que la ropa ya le queda o que debe renovar todo su clóset con tallas más chicas provoca un bienestar en el paciente:

  • Mayor autoestima y confianza.
  • Disfrutar de hacer ejercicios.
  • Se sienten más activos.
  • Mejores relaciones interpersonales.
  • Las personas que están en su entorno (familiares, amigos) también adquieren hábitos saludables ayudándolo así a conseguir su meta.