Por qué es perjudicial humanizar a su mascota

  Buenavida

Por qué es perjudicial humanizar a su mascota

Tratar al animal con cariño y respeto no equivale a verlo como persona. Ciertas demostraciones pueden considerarse maltrato

Sociedad_Mascotas_Humanizar
Negativo. Los animales tienen sus necesidades. Requieren libertad.Pexels

Cumpleaños, trajes, disfraces, selfies, paseos en coche y videos de sus travesuras, son muchas de las situaciones que cada día evidencian que se está humanizando a las mascotas.

Este fenómeno que inunda las redes sociales consiste en atribuirle a nuestro perro, gato e incluso conejos, características y condiciones propias de los seres humanos, las cuales pueden llegar a ser consideradas como maltrato animal. Aunque en los últimos años los animales han ido ganando derechos, al humanizarlos se los eleva erróneamente al nivel de una persona.

Sociedad_Mascotas_Sobrepeso_Guayaquil

Sobrepeso, ¿cuáles son sus señales y posible solución?

Leer más

Según el veterinario Rodolfo Gil, uno de los pilares del bienestar animal es que las mascotas puedan desarrollar actividades propias de la especie. “Si es un perro debería poder jugar, correr, revolcarse, tener cosas para morder y vivir con una manada, saber que dentro de la casa alguien debe ser el líder y el resto son sus seguidores”, explica.

Sociedad_Mascotas_Guayaquil
E. fenómeno. Inunda las redes sociales consiste en atribuirle a nuestro perro, gato e incluso conejos, características y condiciones propias de los seres humanos.Pexels

El líder de la manada. La idea de no humanizar es que el perro sepa que no es el dueño de la casa y que desarrolle conductas que no van bien y que terminan manifestándose en ansiedad. “Por ejemplo, hay canes que son muy celosos y no dejan que nadie se le acerque al amo. Lo ideal es que el dueño aprenda a corregirlo y no lo celebre, no lo permita, porque en algún momento llegará a ser un problema cuando ataque, muerda a alguien o cuando libere ansiedad porque depende de su dueño y no se va a llevar bien con nadie”, comenta Gil.

Lo que debe saber. Los perros humanizados no reconocen la jerarquía de las personas con las que convive. Tampoco respeta a otros animales.

Perro triste

Evite que el perro extrañe al niño

Leer más

Se llena de ansiedad ante la dependencia física y emocional de su humano, ya que no sabe cómo gestionar las ausencias.

Sienten frustración al vivir atados a las rutinas humanas y no poder seguir sus instintos.

Al ser sobreprotegidos sienten temor al no saber desenvolverse en entornos desconocidos e interactuar con otros miembros de su especie.

Sí y No. Lo positivo: Darle todo el afecto que necesite, cuidarlo y atenderlo de manera adecuada. Compartir con nuestra mascota vacaciones o diversas actividades deportivas. Tratarlo como un miembro más de la familia no es malo, siempre y cuando recordemos que somos dos especies diferentes. Amarlo es lo mejor que puedes hacer.

Lo negativo: Los animales tienen sus propias necesidades y no permitirles socializar con sus semejantes para llevarlos a que les den masajes relajantes, vestirlos, ponerles gafas, o compartir tu mismo menú son conductas que le quitan libertad. Seguir estas prácticas acaban frustrando al animal.

Cuidar su salud. De cierto modo humanizarlo no le hace bien al animal, por tanto puede considerárselo maltrato animal, pero no es por omisión, tampoco es que llega al nivel de denunciarlo. Simplemente no lo estás haciendo bien y eso es maltrato.

Casos como estos ocurren cuando dejamos que coma lo que sea y tenemos que saber que el perro o el gato no se alimentan igual que nosotros, “puede que le guste y se lo coma, pero al final va a traer consecuencias. He tenido casos donde les dan pizza, hamburguesa u otro alimento a chihuahuas y empiezan a tener problemas hepáticos porque sus dueños creen que están haciendo bien. No estás haciendo feliz a tu perro, lo estás matando”, aconseja el experto.

Gil tampoco está de acuerdo con la celebración de cumpleaños a las mascotas. “Quién dijo que el perro sabe que es su cumpleaños. Invierta mejor ese dinero en alimento o vacunas. Otra cosa, quién aprobó la torta, qué veterinario autorizó esa receta, qué universidad dijo esto es el cake perfecto. Nadie, es un montón de proteínas mezcladas con harina y se la damos al ‘cumpleañero’ y a los invitados. Cuántos de ellos debieron irse con diarrea a la casa”, cuestionó.