Formar una familia lejos de la familia

  Buenavida

Formar una familia lejos de la familia

El reto de la crianza se vuelve más difícil al estar lejos de sus seres queridos, aprenda a sobrellevar esta situación con los consejos de la experta.

shutterstock_2162727513
El trabajo en equipo entre mamá y papá es clave.Shutterstock

Cuando una pareja joven tiene hijos pequeños estar rodeados del calor de hogar de sus familiares y amigos hace más llevadera su nueva etapa. Los mimos y consejos de abuelos, tíos, hermanos y padres confortan y acompañan a esos nuevos y asustadizos papás que tienen toda una aventura por vivir. Sin embargo, ¿qué sucede cuando todo este grupo de apoyo se encuentra a miles de kilómetros, en otro país o hasta en otro continente con diferente huso horario?

Ese es el caso de aquellas familias que, por diversas situaciones han decidido emigrar en la búsqueda de encontrar un futuro mejor, aunque eso signifique sacrificar la cercanía física que tenían con los suyos, cuya ausencia se siente especialmente en momentos tan importantes como la llegada de un bebé o el crecimiento del mismo durante sus primeros años.

Pensar que su bebé no puede pasar Navidad con los abuelos ni cumpleaños con los primos o feriados con los hijos de sus amigos como alguna vez soñó resulta difícil, tanto como al estar en una nueva cultura y no tener una ayuda que le permita ir con ellos al pediatra o cuidarlos mientras ustedes trabajan.

“Siempre que se toma una decisión de esa magnitud, usualmente se pasa por alto la afectación emocional, cuando ya se está en el otro país, allí se siente la ausencia y esto le sucede a todas las personas de cualquier temperamento”, sostiene Itzel Navas, psicóloga.

Consejos

Por ello, aunque la situación sea complicada y existan días en que la melancolía gane, es necesario tener en cuenta las siguientes recomendaciones.

  1. Que recordar el motivo por el cual se emigró sea motivador e inspirador para usted y su pareja: mejor calidad de vida o situación económica, falta de oportunidades en el país de origen, tema laboral, etc.
  2. No sentirse relegados: a veces los horarios no permiten la interacción, pero su familia siempre tendrá el deseo o interés de saber de usted, por ello, descarte pensamientos que le digan lo contrario.
  3. Póngase en contacto con algún grupo de padres que estén pasando por la misma situación. Lea, infórmese e instrúyase al respecto.
  4. Sea usted quien realice las videollamadas a sus familiares, comparta sus fotos y demás.
  5. Haga un balance de las cosas positivas del lugar donde se encuentra y su vida actual.
  6. En días especiales planifique hacer algo diferente como organizar un viaje.

Tenga en cuenta

Su mayor apoyo es su pareja, en ella puede encontrar consuelo y juntos buscar soluciones. 

Cuando las parejas están solas se tienen el uno al otro y la relación puede ser más rica.

Itzel Navas, psicóloga.

“Se vale sentirse tristes y llorar, pero es necesario gestionarlo y encontrar la salida, de no ser así es posible desarrollar episodios depresivos por esos constructos que se desarrollan en la mente generando malestares a sí mismos, a esposos e hijos”, puntualiza Navas.