"El triunfo de Neisi es uno para Ecuador, pero para las mujeres negras es un logro doble"

  Actualidad

"El triunfo de Neisi es uno para Ecuador, pero para las mujeres negras es un logro doble"

Mujeres, activistas y negras de Ecuador, celebran la gloria de Neisi y su imagen. Toman el éxito de la pastazense como bandera contra la discriminación

Neisi Dajomes
Neisi ganó la primera medalla de oro para Ecuador en unos Olímpicos.EFE

El 1 de agosto, Ecuador obtuvo la segunda medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y la tercera en la historia del país, gracias a una mujer. ¡Gracias a una mujer negra!

Neisi Dajomes, de 23 años de edad, sumó 263 kg en levantamiento de pesas y se convirtió en la primera fémina en darle el máximo logro al país, en unas olimpiadas.

Tamara-Salazar-Pesas-Olímpicos

Tamara Salazar: "Esta medalla se debe al trabajo, al esfuerzo y a la dedicación"

Leer más

Días antes de esta gloria, conseguida con una actitud arrasadora y continuas miradas al cielo; la también halterista y hermana de Neisi, Angie Palacios, había logrado un diploma olímpico por su destacada participación en Tokio.

El 2 de agosto, cuando Ecuador no terminaba de festejar estos alcances, el país amaneció nuevamente en el podio y se entonó el himno nacional en Japón, de la mano de Tamara Salazar, quien se alzó la medalla de plata (segundo lugar), también en levantamiento de pesas.

A más de la especialidad del deporte y de sacarles lágrimas de orgullo a los ecuatorianos, las tres tricolores tienen algo en común: son afrodescendientes. Y, a más de sus participaciones, cautivaron con su colorida imagen. El uso de bandanas y sus cabellos afros, fueron detalles que encantaron al mundo.

No solo fue un logro deportivo, fue un grito que exaltó a la mujer negra de Ecuador. Así lo analiza la asambleísta y activista afrodescendiente Paola Cabezas.

"Lo que ha hecho Neisi, Angie y Tamara, es el resultado de una lucha histórica. Mostrarle al mundo su cabello, natural, afro como es y usar un turbante, que representa a sus raíces, con orgullo, es una simbología fuerte", menciona la legisladora a EXPRESO.

Su expresión responde a un contexto. Explica que, "para que las mujeres negras podamos incorporarnos en ciertos espacios, en ocasiones tenemos que renunciar a nuestra identidad natural y me refiero al cabello afro", resalta.

Angie Palacios

Shell, la cuna de la halterofilia femenina ecuatoriana

Leer más

Es que, indica, hay prejuicios que aún rondan en la mente de miles de personas: "el cabello afro representa pobreza (porque no se tiene dinero para alisarlo); no es socialmente estético; se lo ve como un cabello feo, brusco, informal y sucio".

Con ella coincide la activista y diseñadora afrodescendiente Paola Godoy, quien también hace un análisis del look de Neisi, Angie y Tamara, más allá de lo estético y celebra que las deportistas se enorgullezcan de su etnia, que representa al 7,2% de la población de Ecuador, según el último censo.

"Neisi hizo que las mujeres negras lloráramos de emoción. Consiguió el oro y logró que las mujeres negras, que usamos nuestro cabello natural y turbante, nos sintamos más empoderadas", expresa Godoy, quien tiene su línea de ropa enfocada en atuendos con rasgos africanos, entre ellos, turbantes y bandanas, de los que cuenta, han subido los pedidos tras la medalla olímpica de la tricolor.

La colorida bandana que usó Dajomes, en explicaciones de Godoy, como experta en el tema, representa coraje, supervivencia, identidad cultural, belleza y protección a la etnia.

"Ellas saben qué representa un turbante, una bandana, por eso lo usaron. Su presentación ha sido tan importante para la población afroecuatoriana, para que ya no nos encasillen en 'la negra cocinera', ' en la lavandera'... sino que demuestra que las mujeres negras también podemos destacar en todas las áreas. El triunfo de Neisi Dajomes es uno para Ecuador, pero para las mujeres negra es un logro doble ", destaca.

Tamara Salazar

Tamara Salazar: Ecuador despierta con sabor a plata

Leer más

La lucha por la atención al alto rendimiento

Además, la medalla de oro de Neisi fue una protestante más, ante la desatención y falta de apoyo del Gobierno en el Alto Rendimiento deportivo.

"Neisi sabía que no podía fracasar, porque ella es negra, pobre y mujer, tres elementos que pesan en el país, para mal. Y ella demostró que la inversión del Estado en el Alto Rendimiento es necesaria y que los afrodescendientes solo requieren una oportunidad ", concluye Paola Cabezas.

Antes de Neisi, Ecuador solo contaba con dos medallas de oro, de dos deportistas varones: la del ciclista Richard Carapaz, quien alegró al país hace pocos días y la de Jefferson Pérez en marcha conseguida hace 25 años.