“En el Seguro Social hay unos carroñeros”

  Actualidad

“En el Seguro Social hay unos carroñeros”

Entrevista: Henry LLanes, vicepresidente de la Asociación de Afiliados, Jubilados y Pensionistas del IESS de Pichincha. Fue asambleísta 2013- 2017

Entrevista- Henry- Iess
Henry Llanes promueve actualmente una reforma al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social.Gustavo Guamán/EXPRESO

La Empresa de Servicios Exequiales del IESS ejemplifica, para Henry Llanes, la forma “dolosa” cómo se manejan los recursos, cómo se ubica a directores y gerentes sin experiencia como pago de favores políticos.

¿Le sorprende esta nueva investigación penal en la Empresa de Servicios Exequiales?

No me sorprende. Es una práctica que se viene dando por años en el Seguro Social, que maneja los recursos de los afiliados, que no pertenecen a las finanzas públicas.

¿Prácticas de corrupción?

El Seguro Social tiene un problema y es que es manejado por los gobiernos como un botín político, por eso es una institución que no tiene control. Solo un ejemplo, en enero de 2007 la nómina de los funcionarios era de 10.154 y en 2017 llegamos con una nómina de 38.164 trabajadores. En el caso de esta empresa de servicios funerarios se evidencia la falta de control. No hay una auditoría interna que busque transparentar los procesos o que haga seguimiento de los contratos.

¿El problema son las cabezas o la estructura?

El IESS debe poner a personas capacitadas en esos puestos gerenciales. En lugar de eso, inflan la burocracia para compensar los favores políticos. Eso muestra que las gerencias de estas empresas o las direcciones siempre se dan en función de compromisos políticos y electorales. El Seguro Social ha sido víctima de los carroñeros.

El Seguro Social tiene un problema y es que es manejado por los gobiernos como un botín político.

Iess- medicinas- precios

Años de medicinas pagadas en exceso y aún nadie responde

Leer más

¿Quiénes?

Siempre ha habido unos que la despedazan, que buscan sacar una tajada.

¿Este caso de la Empresa de Servicios Exequiales a qué otros casos de corrupción que usted ha denunciado se suma?

Se han encontrado irregularidades en el call center, en los contratos de limpieza y en la compra de medicamentos es viva la fiesta, porque son más de 400 millones de dólares al año en contrataciones. Las farmacias de los hospitales, por ejemplo, deben devolver los fármacos 60 días antes de que caduquen a las farmacéuticas para que les repongan. Hasta en eso se ve que deliberadamente dejan caducar en perjuicio del derecho a la vida y a la salud que tienen los trabajadores.

¿En qué otras empresas hay pérdidas como ocurre en Servicios Exequiales?

Ya dijo el Diario EXPRESO: El IESS cree que tiene unos 1.200 bienes inmuebles. Cree porque no sabe, no los administra, los abandona y deja podrir, incluso en sus propias narices. Me refiero a un predio detrás del edificio matriz, en Quito, que está deteriorándose a vista y paciencia de las autoridades. A esto sumemos los 55 fideicomisos en donde el IESS ha colocado plata y de los que solo hay pérdidas.

¿Pérdidas millonarias?

Solo veamos el caso de Toachi Pilatón, $ 250 millones, de un proyecto fracasado.

El IESS cree que tiene unos 1.200 bienes inmuebles. Cree porque no sabe, los abandona y deja podrir

¿Frente a este panorama, qué se debe hacer?

Una reforma de carácter institucional para un cambio de 180 grados. Necesitamos una reingeniería administrativa, en la que se evalúe la función del IESS y de los que trabajan allí. Hay que hacer una reingeniería financiera y reingeniería del manejo de la salud. Hay que cambiar la estructura de gobierno y para eso proponemos que los ciudadanos nos organicemos y hagamos reformas de ley.

¿Qué reformarían?

En primer lugar reestructurar los directorios para que en lugar de estar conformados por tres personas, sean cinco.

Dos representantes por los afiliados, uno por los jubilados, uno por los empleadores y uno por el Gobierno. De esa forma tendríamos mayoría en los votos y no como ahora, que tenemos un delegado siempre en minoría. Además, estos representantes no deben ser seleccionados por el colegio electoral, como ocurre actualmente, sino por los trabajadores directamente.

¿Y qué cambios en el manejo operativo e incluso en las finanzas proponen?

Ahora el Estado tiene una deuda con el IESS de $ 8.383 millones. Queremos que la cubra entregando el Banco del Pacífico. También queremos que el Biess sea un banco competitivo y que los gerentes y directores sean personas calificadas no por cuota política.