El regreso a clases devela el relego de la educación

  Actualidad

El regreso a clases devela el relego de la educación

La presencialidad muestra las carencias académicas. El Gobierno esperará seis semanas para un diagnóstico. La enseñanza fue una prioridad apartada

Las unidades educativas fueron desatendidas durante el confinamiento por el COVID-19.
Durante el confinamiento por COVID-19 las aulas de clase en el país fueron desatendidas y se deterioraron.ARCHIVO

Seis semanas para conocer lo evidente. El retorno de la normalidad en las aulas de clase entusiasmó a profesores y a alumnos que, luego de dos años de pandemia y algunas decisiones intermitentes del Gobierno, se reencontraron en las escuelas y colegios.

Sin embargo, las emociones no han podido ocultar las deficiencias académicas que el alumnado ha arrastrado durante dos períodos lectivos y que los docentes ya han podido detectar en unos cuantos días de clase. Vacíos que, según su criterio, necesitarán un trabajo prolongado para suplir.

Además, como EXPRESO ha publicado, el esfuerzo por mantener las clases a través de la radio, televisión o mensajes de texto durante el confinamiento ha sido ineficaz por su desconexión con el currículo y la falta de direccionamiento del contenido.

FECHAEl 6 de mayo pasado, el Ministerio de Educación inauguró el retorno a clases totalmente presenciales en el régimen Costa - Galápagos.
Regreso a clases presenciales_Guayaquil

Clases presenciales: Se aplaza a mayo el regreso en la Costa por variante ómicron

Leer más

Esto sumado al deterioro de los planteles educativos y los planes fallidos del Gobierno para el regreso presencial a clases. Por ejemplo, cuando el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional suspendió el retorno a las aulas por la recién llegada variante de COVID-19, ómicron, al país. A menos de un mes de que la ministra de Educación, María Brown, proponga el plan para retomar la asistencia regular a las unidades educativas, que preveía el retorno para el 17 de enero de 2022.

Seis meses después, los profesores ven la realidad: estudiantes con vacíos que tomará tiempo llenar. “Debemos sacar provecho para en algo ayudar a nivelar a los alumnos”, señala el docente del colegio Otto Arosemena, Raúl Herrera, sin esconder su preocupación.

Sentimiento motivado por las seis semanas de diagnóstico que Educación ha dispuesto para “identificar falencias y necesidades” de los alumnos en su reintegro a las aulas de clases. Además, Herrera señala que en menos de ese tiempo ha logrado conocer los vacíos que sus estudiantes tienen.

Por su parte, la viceministra de Educación, Cinthya Game Varas, explicó a EXPRESO que “en las dos primeras semanas, los docentes no tenemos una claridad de cuáles son los avances curriculares de los aprendizajes que los niños han perdido”. Asimismo, reconoce que los docentes están en una etapa de reorganización y que deben ser pacientes.

Sin embargo, Game destaca que, en estas primeras semanas de clases, 581 de las 2.605 unidades educativas que comprende el régimen Costa - Galápagos se han acogido al plan ‘Aprender a Tiempo’ que el Ministerio de Educación plantea para nivelar a los alumnos con vacíos académicos.

Es decir, en los primeros 11 días hábiles del retorno a las clases presenciales, 53 instituciones aproximadamente se han unido al programa por día. De mantenerse la tendencia, para cuando se cumplan las seis semanas de diagnóstico que dispuso la cartera de Estado, cerca del 40 % (1.060) de las unidades educativas habrá reconocido que sus alumnos necesitan nivelación académica para este período.

La psicóloga y profesora de la Universidad San Francisco de Quito, Valeria Troya, señala que hay que reconocer el esfuerzo que hizo el Ministerio de Educación en un contexto “donde nadie estaba preparado”.

Además, indica que los docentes “no deberían alocarse” por llenar las deficiencias, sino que esto será un proceso que tomará entre dos a cinco años y con evaluaciones constantes. “Los vacíos de dos años no se pueden llenar en un verano. No se va a dar eso”, destacó.

Asimismo, respecto al programa ‘Aprender a Tiempo’, Troya advierte que si no se planifica “con ciencia” la recuperación de los conocimientos, “lo que vamos a causar es agrandar la brecha”, misma que traerá consecuencias para los estudiantes cuando quieran competir para conseguir un cupo en la universidad o por un puesto de trabajo.

581Son las instituciones educativas que se han sumado al plan de nivelación en las dos primeras semanas de clase.
Imagen IMG_2480

El regreso a clases, sin infraestructura ni seguridad

Leer más

Por su parte, la docente del colegio Luis Alfredo Martínez, Elena Barreiro, indica que el estado actual de muchos estudiantes solo devela un problema que se venía arrastrando. “En los sectores urbanos marginales (...) el estudiante no tenía internet o un aparato que sirviera para las opciones que ofrecía el ministerio”, señaló.

Por ejemplo, Barreiro indica que “los niños de cuarto grado no saben la secuencias de números ni escribir su nombre, habilidades necesarias para continuar el currículum”. Es decir, fueron promovidos de año sin haberse desarrollado bien ni en segundo ni en tercer grado de la escuela.

Deficiencias que, según la viceministra Game, serán resueltas por el plan de nivelación. Además, hace hincapié en que el programa ‘Aprender a Tiempo’ no implica la modificación de la malla curricular, sino que es complementario.

“Lo que queremos es que se deje a un lado el avance curricular y se nivele (a los estudiantes)”, señala Game e indica que se volverá a evaluar al alumnado en octubre próximo, cuando culmine el primer quimestre.

LOS ALUMNOS RECUPERAN SUS HABILIDADES

La viceministra de Educación, Cinthya Game Varas, indica a este Diario que su cartera de Estado ha hecho dos evaluaciones a los estudiantes para dar seguimiento a su desempeño académico.

La primera fue en diciembre de 2021 y la segunda en marzo de este año. Según Game, 6 de cada 10 alumnos han recuperado la comprensión lectora y 7 de cada 10, el pensamiento lógico matemático. La próxima evaluación, donde podrán decidir si seguir nivelando o no, será en octubre.