Rajapaksa da un giro a la grave crisis que se vive Sri Lanka

  Mundo

Rajapaksa da un giro a la grave crisis que se vive Sri Lanka

El jefe de Estado, Gotabaya Rajapaksa, dimitió hoy miércoles y voló a Maldivas tras días de protestas. Dejó al primer ministro, como interino

Sri Lanka declared a s (8489153)
Miles de manifestantes volvieron ayer a encender las calles para exigir que se resuelva la grave crisis económica que vive Sri Lanka.-EFE  CHAMILA KARUNARATHNE

Gotabaya Rajapaksa, hasta ayer presidente de Sri Lanka, dio un giro inesperado a la crisis de la nación con la designación como presidente interino del primer ministro, Ranil Wickremesinghe, el día que ambos debían presentar su renuncia, provocando el caos en el país.

Rajapaksa, que fue elegido a finales de 2019, anunció su renuncia a través del presidente del Parlamento tras huir de su residencia oficial el pasado sábado, antes de que fuese asaltada por miles de personas en una revuelta popular.

171646fca4a287f0cff8a0e415bb3804a6789055w

Manifestantes entran en la residencia oficial del presidente de Sri Lanka

Leer más

La renuncia del presidente fue pedida por decenas de miles de manifestantes en las calles desde hace meses, que culpan al Gobierno de la debacle económica que ha sumergido a la nación en la peor crisis de su historia.

Ayer, mientras el país esperaba con relativa calma que se hicieran efectivos los anuncios, Wickremesinghe, que había prometido también su renuncia ese mismo día, fue designado por Rajapaksa como presidente en funciones.

La decisión fue hecha pública horas después de que Rajapaksa, visto como un ‘héroe de guerra’ por parte de la población, abandonara el país en un avión de la Fuerza Aérea y aterrizara horas después en el paradisíaco archipiélago de Maldivas.

Tras conocerse la salida de Rajapaksa, y pese a que el presidente continuó asegurando que presentaría su renuncia, miles de manifestantes volvieron a encender las calles para exigir la dimisión inmediata de ambos.

Aunque el presidente encargado ordenó un toque de queda en Colombo para tratar de contener la situación, las multitudinarias manifestaciones volvieron a instalarse frente a varias instalaciones gubernamentales, tomando el control la oficina del primer ministro.

“Saldremos a las calles hasta que tengamos un líder que pueda resolver esta crisis. (...) Necesitamos a alguien joven y alguien fuera de este sistema político. Son corruptos”, dijo Tani Abeykoon, uno de los participantes en las multitudinarias protestas.

Los manifestantes se dirigieron también hasta el Parlamento, poco después de que Wickremesinghe, actuando en calidad de “presidente en funciones” solicitará a la Cámara la designación de un nuevo primer ministro que asuma el cargo que ocupó hasta ayer.

La agitación alcanzó también la televisión estatal de Sri Lanka, que detuvo sus emisiones después de que un grupo de manifestantes entrara en sus instalaciones.

“Hasta que termine la lucha, la Cooperación Rupavahini de Sri Lanka (red de televisión nacional) solo transmitirá programas sobre el sufrimiento de la gente”, dijo en directo uno de los manifestantes antes de que la emisora cortase la señal.

Instantes después, tanto la televisión estatal como otras cadenas cesaron sus transmisiones.

Wickremesinghe celebró el 11de julio una reunión con los miembros de su gabinete donde acordaron que solo “cuando haya un acuerdo para formar un Gobierno de todos los partidos entregará las responsabilidades a ese Gobierno”, informó en un comunicado la División de Medios del primer ministro.

Este comunicado se produce al mismo tiempo en que los partidos de la oposición negocian entre sí para repartirse los puestos de presidente y primer ministro de Sri Lanka.

Los líderes opositores nunca han estado conformes con la designación de Wickremesinghe como primer ministro en mayo, cuando sucedió al exprimer ministro y hermano de Gotabaya Rajapaksa, Mahinda Rajapaksa, ni con su reciente nominación como presidente en funciones.

Esta nación de 22 millones de habitantes necesita con urgencia flujo de caja para la adquisición de combustible, alimentos y medicinas.

De acuerdo a la Constitución de Sri Lanka solo con la renuncia del presidente y del primer ministro el Parlamento puede designar entre sus representantes a un presidente interino que complete el mandato mientras dura la situación.

La elección del nuevo presidente y su gabinete es un asunto urgente para Sri Lanka que se encuentra en este momento negociando con el Fondo Monetario Internacional (FMI) un programa de rescate que le permita restaurar la estabilidad fiscal.