El arte del circo vuelve a los territorios ocupados de Palestina

  Mundo

El arte del circo vuelve a los territorios ocupados de Palestina

La ONG española 'Pallasos en Rebeldía' desarrolla un festival en las ciudades de Nablus, Hebrón, Ramala, Jerusalén este ocupado y en Belén

Internacional_Palestina_Territorios ocupados
Belén, Cisjordania. Payasos y malabaristas amenizan esta semana la vida de los más pequeños en los Territorios Palestinos Ocupados, donde ha regresado esta semana, después de un parón por la pandemia.Sara Gómez Armas / EFE

Trapecistas, payasos, acróbatas, malabaristas, e incluso raperos, amenizan esta semana la vida de los más pequeños en los Territorios Palestinos Ocupados, donde ha regresado esta semana, después de un parón por la pandemia, el Festiclown, un festival circense convocado por la ONG española '"Pallasos en Rebeldía'.

Se estima que las caras de miles de palestinos, incluidos ancianos y niños, están cargados en ese sistema sin su conocimiento ni consentimiento.

Israel espía con cámaras de reconocimiento facial a palestinos en Cisjordania

Leer más

"El objetivo de Festiclown es poner el mundo del circo al servicio de la libertad, de la paz y de la alegría, que durante una semana, Palestina sienta que forma parte de las ciudades del mundo que disfrutan del circo con normalidad y se sientan abrazados por los artistas circenses en su causa", indica el director de Festiclown, Iván Prado.

El festival se prolonga entre los días 22 y 30 de septiembre y ya ha recorrido las ciudades palestinas de Nablus, Hebrón, Ramala y Jerusalén este ocupado, para terminar en Belén, el plato fuerte del encuentro porque allí colaboran artistas circenses formados en la escuela del campo de refugiados de Aida por 'Pallasos en Rebeldía', organización nacida en Galicia.

En el centro de juventud de Aida tienen lugar desde ayer las últimas actuaciones del Festiclown, donde cientos de niños disfrutaron de espectáculo circense y una actuación de rap que acabó con los menores saltando, enarbolando banderas y al grito de 'Free Palestine' (Palestina libre), el mismo eslogan que encabeza el cartel principal del escenario. También 'Circus against the occupation' (Circo contra la ocupación).

Internacional_Palestina_Territorios ocupados
Nablus. Este es una de las ciudades donde se desarrollan las jornadas del festival se prolonga entre los días 22 y 30 de septiembre.Sara Gómez Armas / EFE

El campo de refugiados de Aida, donde viven 5.500 personas a escasos metros del muro de separación, se formó en 1950 para acoger a la población palestina que vivía entre Jerusalén y Belén, expulsados de sus casas cuando se creó el Estado de Israel en 1948.

Prado contó que Festiclown, que comenzó en 2011, también busca "reforzar la escuela de circo de Aida", mantener los vínculos con los artistas circenses palestinos y, sobre todo, "mandar el mensaje de que no están solos, de que los payasos y los cirqueros amamos la libertad y estamos a favor de que se acabe esta ocupación genocida".

cisjordaina

UE pide a Israel que detenga la construcción de asentamientos en Cisjordania

Leer más

"Ha sido un recibimiento extraordinario, de gente que se entrega, que nos mira con luz en los ojos, que nos abraza por la calle, que para el coche para saludarnos", apuntó Prado.

Aunque aún quedan algunas actuaciones antes de la clausura el día 30, Prado estima que más de 10.000 personas ya han disfrutado de sus espectáculos en esta séptima edición, con especial afluencia de público en Nablus, zona especialmente afectada por la violencia con tropas israelíes en los últimos meses.

El director de Festiclown aseveró que el arte circense en Palestina goza de "buena salud y posibilidades"; con cada vez más gente local "poniendo en marcha proyectos muy potentes y luchando para que exista el circo" en todo el territorio, incluyendo en la Franja de Gaza, donde también hay una escuela.

"A pesar de vivir en una situación tan dura, que haya personas tratando de levantar proyectos de circo, demuestra la fortaleza y la humanidad de este pueblo", afirmó Prado.