El movimiento indígena se reagrupa a vísperas de las movilizaciones

  Actualidad

El movimiento indígena se reagrupa a vísperas de las movilizaciones

Conaie y Pachakutik superan diferencias que surgieron en elecciones. El movimiento respalda protestas pero no se adhiere de frente a la convocatoria

Conaie- Pachakutik- reunión
Reunión. Tras el anuncio, los dirigentes mantuvieron una reunión, a puerta cerrada, para tomar resoluciones.Karina Defas / EXPRESO

Lo que fue motivo de alejamiento ahora los vuelve a unir. A vísperas de las manifestaciones convocadas por las organizaciones sindicalistas y cuando más se tensa la relación con el Gobierno, los dirigentes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) y del Movimiento Plurinacional Pachakutik salieron a demostrar que también son una fuerza movilizadora.

Luego de meses de distanciamiento, las dos organizaciones del movimiento indígena anunciaron ayer que limaron asperezas, y no solo eso, sino que también empezarán a trabajar de forma coordinada para fortalecerse estructural y políticamente. Los primeros encuentros empezaron hace un par de meses.

Lasso- conaie- respuesta

El diálogo Gobierno - Conaie queda sin vida antes de nacer

Leer más

La primera meta es a mediano plazo. Marlon Santi, coordinador de Pachakutik, explicó ayer que iniciarán una campaña para conseguir más adherentes al movimiento en el registro del Consejo Nacional Electoral (CNE), la misma que se extenderá hasta fin de año y tendrá el apoyo logístico en territorio de la Conaie.

“El informe del CNE nos pone como un movimiento con el 15 % de votos a nivel nacional y eso hace que el Pachakutik y la Conaie tengamos que ampliar de los 170 mil adherentes a más de 1,5 millones de adherentes individuales hasta fin de año”, señaló Santi.

En ese sentido, el presidente Leonidas Iza hizo un llamado a la unidad de todos los comités ejecutivos a nivel provincial y nacional; a las autoridades de elección popular como asambleístas, alcaldes, prefectos, parlamentarios andinos, entre otros, para que se sumen a este objetivo.

Esta decisión llega días antes de la convención anunciada por el excandidato a la presidencia por Pachakutik Yaku Pérez, cuya nominación fue el motivo de la discordia entre ambas agrupaciones, en la que se dará a conocer el nacimiento de un nuevo movimiento político. Pérez dejó Pachakutik el 18 de mayo.

“La Conaie reconoce al único brazo político que es el movimiento Pachakutik. No reconocemos a ningún otro partido político desde la Conaie. Ninguna intención de división en nuestras estructuras de los pueblos y nacionalidades”, advirtió Iza, quien descartó, sin embargo, que la reagrupación anunciada ayer sea una estrategia para bloquear la iniciativa de un nuevo movimiento con un indígena a la cabeza.

EXPRESO buscó una reacción de Pérez ante el anuncio de la Conaie y de Pachakutik, pero hasta el cierre de esta edición no hubo una respuesta del dirigente indígena.

Conaie- Pachakutik- reunión

La Conaie busca la "unidad" con el bloque legislativo de Pachakutik

Leer más

Otro punto de la agenda consensuada ayer es elaboración de una planificación anticipada para lo que será la participación del movimiento indígena en las elecciones seccionales de 2023, a través de Pachakutik.

Esta falta de coordinación fue uno de los motivos del alejamiento entre las dos organizaciones en las elecciones generales pasadas. Tanto el anterior presidente de la Conaie, Jaime Vargas, como el propio Iza, que fueron excluidos de las listas, denunciaron una falta de procesos democráticos internos en el movimiento para escoger las candidaturas.

La posición sobre las movilizaciones todavía es ambigua

Aunque aseguran “aplaudir” el llamado a la movilización del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), los dirigentes de la Conaie no confirmaron hasta ayer su participación en la misma.

Por su parte, Santi señaló que Pachakutik no será indolente frente a las convocatorias que están haciendo las organizaciones sociales y darán un “acompañamiento” a esta movilización.

Ayer en la tarde, se esperaba un pronunciamiento sobre la postura del movimiento.