Las medicinas para el cáncer: cuando no expiran, escasean

  Actualidad

Las medicinas para el cáncer: cuando no expiran, escasean

La ministra de Salud dijo que esta semana se repone el lote que estaba a punto de caducar. En el contrato se limitaron los fármacos para quimioterapias

WhatsApp Image 2022-02-23 at 16.49.38
Plantón. Los técnicos, trabajadores sociales y psicólogos que forman parte de la Fundación Jóvenes Contra el Cáncer se declararon en huelga de hambre.Cortesía

Un nuevo ofrecimiento: en esta semana los niños con cáncer que se tratan en el Hospital Francisco Icaza Bustamante de Guayaquil recibirán su medicina.

La ministra de Salud, Ximena Garzón, se pronunció el miércoles 23 de febrero sobre el caso. El martes EXPRESO publicó que 210 dosis de citarabina, un fármaco usado en pacientes con diversos tipos de leucemia, ingresó a la bodega del Hospital del Niño pese a que estaba a punto de caducar. Expiran en mayo próximo, cuando la Ley de Contratación Pública ordena que los fármacos adquiridos por el Estado deben tener mínimo doce meses de vida útil.

Hospital. La citarabina que ingresó el pasado 30 de diciembre al Francisco de Icaza está próxima a caducar.

En el Hospital del Niño se entregó medicina por caducar

Leer más

La persona que está a cargo de ese proceso (de compras) es el gerente del hospital, es por eso que fue removido inmediatamente”, señaló la ministra.

Para los pacientes oncológicos y sus familias, más que ofrecimientos quieren una reunión con el presidente Guillermo Lasso. En la mañana del miércoles realizaron un plantón en la Plaza Grande, en Quito.

“Esto no es solo que la medicina no llega a tiempo, sino que se compran muy pocas dosis”, dijo el médico Carlos Figueroa, vocal alterno del Consejo de Participación Ciudadana.

Por ejemplo, en el mismo contrato 120-2021, entre el Ministerio de Salud Pública y la Empresa Pública Universidad Técnica de Ambato, encargada de la compra, se pidieron solo 30 dosis de interferón alfa-2b, una inyección que se usa para tratar la infección crónica de hepatitis C o para tratar leucemia de células pilosas (un cáncer de los glóbulos blancos).

Otro medicamento oncológico del que apenas se compraron 110 dosis es el paclitaxel, indispensable para las quimioterapias y para diferentes tipos de cáncer, incluyendo de ovario, mama y pulmón.

“Uno va al hospital y no hay ni los insumos. Yo he tenido que comprar agujas y el catéter para la ‘quimio’ de mi hijo”, contó una madre, que prefirió que su nombre no se publique.

Según la Sociedad de Lucha Contra el Cáncer del Ecuador (Solca), cada año se detectan 28.000 nuevos pacientes de cáncer en país.

La ministra Garzón dijo que esta semana los hospitales públicos cuentan con un 80 % de abastecimiento de fármacos.

En la compra centralizada a través de la Empresa Pública de la Universidad Técnica de Ambato, el Ministerio de Salud también solicitó 70 dosis de bendamustina, una inyección que se usa para tratar la leucemia linfocítica crónica, un tipo de cáncer de los glóbulos blancos. Pero finalmente no se incluyó en el contrato final.

El medicamento que sí consta es pemetrexed. Se pidieron 580 dosis. Este fármaco también se usa en combinación con otros medicamentos de quimioterapia. Constituye un primer tratamiento para cierto tipo de cáncer de pulmón.

Este Diario ha solicitado desde el sábado pasado información sobre los proveedores de estas medicinas a la Empresa Pública que gestionó la compra. Este miércoles se insistió, pero hasta el cierre de esta edición no hay respuesta.

En las especificaciones de esta contratación se indica que la Empresa Pública usó la figura de régimen especial (contratación directa) para escoger a las casas farmacéuticas y proveedores. Aunque es información pública no consta en el portal de Compras del Estado.

Realidad. En el país, la tasa de supervivencia de un niño con cáncer es del 49,8 %. Es decir, 1 de cada 2 niños sobrevive, según un reporte del MSP de 2020.

Situación en otros hospitales

El Ministerio de Salud aclaró que los hospitales Pediátrico Baca Ortiz y de Especialidades Eugenio Espejo (Quito) no han recibido medicamentos con una fecha próxima a caducar. Además del Hospital del Niño, esta irregularidad se dio en el Abel Gilbert (Guayaquil) “Este lote no ingresó al sistema. Tampoco se efectuaron pagos”. En el contrato se estableció la compra para estas cuatro casas de salud.