Indígenas anuncian masiva protesta este jueves en Quito

  Actualidad

Indígenas anuncian masiva protesta este jueves en Quito

El gobierno insiste en que la apertura al diálogo con los indígenas se mantiene pero pide que cesen las protestas

Protesta
Organizaciones de Ibarra marcharon por La Gasca.Ángelo Chamba

La ruptura del diálogo con el movimiento indígena que anunció el presidente Guillermo Lasso la tarde del martes 28 de junio recibió como respuesta de la dirigencia la radicalización de la protesta.

Riobamba

En Riobamba, indígenas planifican radicalizar el paro

Leer más

La Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (Confeniae), comunicó a sus bases que las delegaciones que acudieron a la capital se mantendrán firmes y en resistencia hasta obtener las respuestas por parte del presidente. Además, indicaron que se mantienen todas las medidas en las seis provincias de la Amazonía y llamaron a reforzar las medidas de hecho en cada uno de los territorios así como marchas masivas en cada una de las provincias y en la capital.

En el mismo tono se pronunció el Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi (MICC), luego de reconocer el compromiso en la participación de las jornadas de protesta, resolvieron que se habilitaba un corredor humanitario para abastecer de productos perecibles y no perecibles de primera necesidad (alimentos, medicinas, combustible, gas y otros desde las 22:00 del martes hasta el mediodía de ayer. Alertaron que las jornadas de resistencia en los territorios se mantendrán con más firmeza para demostrar la unidad y fortaleza de las organizaciones.

Anunciaron que se prepararán para una movilización masiva y contundente hacia la capital para el 30 de junio desde las 07:30 con organizaciones, gremios, transportistas, trabajadores y otros grupos para exigir al gobierno que dé respuesta a los 10 puntos que originaron las movilizaciones.

Petroecuador ha tenido que activar la cláusula ante la caída de la producción.

Petroecuador declara fuerza mayor a las exportaciones petroleras

Leer más

Pidieron que la represión de la fuerza pública cese así como los desmanes de cualquier índole porque se describieron como personas y pueblos que construyen paz. Y así marcharon por el centro histórico de Quito desde varios puntos pidiendo que se retome el diálogo. A la cabeza fueron indígenas de la Amazonía. Marcharon de forma pacífica. Pero no faltaron quienes provocaron a la Policía con insultos y ademanes de afilar machetes y lanzas mientras pasaron camino a la Plaza de Santo Domingo.

Luego regresaron a la Casa de la Cultura en donde delegados de los indígenas se instalaron en reuniones. El número de manifestantes es presentes en la movilización fue completamente inferior a los días anteriores. Una marcha salió de la Universidad Central en donde se alojan, otra de la Salesiana. Algunos fueron al liceo Matovelle, en la Basílica del Voto Nacional, en donde se encontraban dirigentes a la espera de que se retome el diálogo que, por el momento, no tiene fecha. 

Diego Ordóñez, consejero presidencial, señaló que siempre está abierto el diálogo sobre todo con el mundo indígena. "Es importante que para que ese diálogo pueda prosperar tienen que haber interlocutores que estén en la línea de dialogar porque no se puede sentar con alguien que le quiere destruir", dijo. 

Añadió que el presidente de la Conaie, Leonidas Iza, lo que quiere es botar al Gobierno o que esté puesta una pistola cargada sobre la mesa, que los actos de violencia en las calles, las paralizaciones y mientras tanto sentado en la mesa diciendo que está llamando a la paz. Dice que ahí hay una disonancia frente a la que la única respuesta es que se levanten de la mesa y esperar que las condiciones cambien.