Las fotos de Glas y Norero ‘aclaran’ sospechas añejas

  Actualidad

Las fotos de Glas y Norero ‘aclaran’ sospechas añejas

Tras la publicación de EXPRESO, legisladores y organizaciones civiles señalan que “se cierra” la suspicacia. Para ellos, el correísmo originó la narcopolítica

WhatsApp Image 2022-11-28 at 19.22.49
Según Alberto Molina, de la Comisión Anticorrupción, las fotos le quitan el rol de víctima al correísmo.ARCHIVO

Confirmaron sus sospechas. Que una fotografía demuestre el roce del correísmo con personas que mantienen deudas pendientes con la justicia, no es novedad para legisladores y actores civiles consultados por este Diario. A su criterio, la fotografía de Leandro Norero, exlíder de Los Ñetas, con el exvicepresidente de la República Jorge Glas, condenado por actos de corrupción, es un indicio más de la que, para ellos, ha sido la penetración del crimen organizado y el narcotráfico en el Estado ecuatoriano. Una ‘invasión’ que para los consultados se originó precisamente en el régimen de Rafael Correa.

Desde hace rato he dicho que ellos (el correísmo) son los responsables de la narcopolítica en el país. (La fotografía de Leandro Norero con Jorge Glas) Se suma a la serie de hechos que dejan el camino abierto para hacer esa conclusión.

Salvador Quishpe, jefe de bancada de Pachkutik
WhatsApp Image 2022-11-30 at 18.41.16

Leandro Norero y Jorge Glas compartieron abogados y un acto político

Leer más

“Lo he dicho desde hace rato: son ellos (el correísmo) los responsables de la narcopolítica en el país”, sostiene el jefe de bancada de Pachakutik, Salvador Quishpe, y destaca que la foto difundida por este Diario se suma a más “episodios” protagonizados por el Gobierno del expresidente de la República, Rafael Correa. “No se olviden de la narcovalija o de los narcogenerales de los que se empezó a hablar”, continúa y añade que la justicia es la encargada de que estos casos no queden en la impunidad.

Debe haber una frontal condena desde los grupos políticos (a relaciones como la vista en la fotografía) y que haya la voluntad de depurarse. Estos antecedentes confirman que organizaciones políticas han sido penetradas por el narcotráfico.

Dalton Bacigalupo, asambleísta de Izquierda Democrática

Asimismo, el legislador Dalton Bacigalupo, de la Izquierda Democrática, además de considerar que se ratifican “las sospechas de todos”, indica que el encuentro registrado entre Norero y Glas también debe ser una alerta para las organizaciones políticas, para que “tengan la voluntad de autodepurarse” y detecten la presencia de narcotraficantes en sus filas.

El exvicepresidente Jorge Glas se ha especializado en victimizar su imagen, aprovechando que aún conservan los métodos de propaganda con los que bombardearon a la ciudadanía por años. Una fotografía así merece, al menos, una explicación

Alberto Molina, miembro Comisión Anticorrupción de Guayas
Glas

La fórmula de los sentenciados para ocultarle dinero al Estado

Leer más

Por su parte, el excandidato presidencial César Montúfar, acusador particular de Glas, destaca que la revelación de las imágenes “hace más necesario aún que el conjunto de presuntos delitos que se establecieron en las sentencias, tanto de asociación ilícita como del caso Sobornos, sean investigados por la Fiscalía General del Estado”.

(La revelación de las fotografías) Hace más necesario aún que el conjunto de presuntos delitos que se establecieron en las sentencias, tanto de asociación ilícita como del caso Sobornos, sean investigados por la Fiscalía General del Estado.

César Montúfar, excandidato presidencial y acusador particular de Jorge Glas

Esto, según Montúfar, para que toda la “trama de delincuencia organizada desde el Estado” pueda ser evidenciada y que en el país “no siga reinando un estado de impunidad”.

Además, Alberto Molina, miembro de la Comisión Nacional Anticorrupción de Guayas, señala que la revelación de las imágenes ayuda a desmantelar la victimización del correísmo. “Jorge Glas se ha especializado en victimizar su imagen, aprovechando que aún conservan los métodos de propaganda con los que bombardearon a la ciudadanía por años”. Afirma que “aparecer junto a una persona que fue investigada por vínculos con el narcotráfico merece, al menos, una explicación”. Una que, según él, acabe la impunidad.