La venta por catálogo se reactiva y cruza fronteras

  Economía

La venta por catálogo se reactiva y cruza fronteras

El sector facturó $ 400 millones en el 2021, en maquillaje, suplementos, ropa y zapatos. La calidad de la oferta local es una motivación para vender en Europa 

Venta por catálogo
Varias mujeres se reúnen en la cafetería Fredo’s para socializar el contenido de los catálogos.Freddy Rodríguez / Expreso

Indiferentemente de que los precios de sus productos hayan subido o no, la venta directa cobra dinamismo y ya considera ser uno de los sectores empresariales que saborean una real reactivación.

Marcas como Ésika no registraron las ventas esperadas durante enero y febrero de 2019.

La venta directa siente la ‘timidez’ del comprador

Leer más

Los clientes que están acostumbrados a utilizar determinada marca retoman de a poco sus compras, pese a que en el mercado se evidencian incrementos de valores que van entre 1 dólar hasta 10 dólares, dependiendo de la empresa, marca y el artículo, dijo a EXPRESO Grace Henriques, una promotora que por 15 años se ha dedicado a la venta directa por catálogos, junto a sus hermanas. Mostrando uno de ellos, cuenta que, por ejemplo, hay bases que cuestan entre $ 3,99 a $ 15; lápiz de labio de $ 2,99 a $ 7; rímel desde $ 5,98; los perfumes van desde $ 25. “Estamos nuevamente llegando a las metas de facturación. En una de las empresas para la que trabajo llegamos a hacer $ 70    por cada 20 días”, agregó Henriques.

Otra vendedora por catálogo aseguró que sus productos no han subido de precio. “Vendo zapatos y el mercado se reanimó a partir de que el trabajo volvió a ser presencial”, destacó Mónica de Saavedra.

En Ecuador, 400.000 personas se dedican a la venta directa, en el mundo son 125 millones.

María Fernanda León,
directora de AEVD

En efecto, las cifras también dan testimonio de que el sector ha entrado en pleno auge de reactivación. “La factura del año pasado fue de 400 millones de dólares, hay un incremento leve en relación al 2019. Pero ya son cifras positivas, porque en los meses más críticos del 2020 las ventas de maquillaje y fragancias se desplomaron en un 70 %”, dijo a Diario EXPRESO María Fernanda León, directora ejecutiva de la Asociación Ecuatoriana de Venta Directa (AEVD) y de Procosméticos. El dinamismo es tal que para este año se aspira a un crecimiento en un 2 % más, según León.

La líder gremial señaló que la oferta de este sector no solo se centra en ofrecer maquillaje. Aunque este significa el 40 % del total de las categorías, en los últimos años también ha venido creciendo la promoción de zapatos, lencería, ropa, suplementos nutricionales, artículos para casas, etc.

Entre las estrategias que han utilizado algunas empresas está el incrementar su presencia en redes y hacer que la entrega de productos se haga directamente en casa.    “Las ventas son híbridas. En el caso de Avon, en la región un 69 % se genera a través de las redes sociales y 38 % por catálogo. En el caso puntual de Ecuador, hemos capacitado a 19.000 de 100.000 representantes que tiene la empresa, para que aprendan varias estrategias de ventas”, indicó Juan Posada, gerente general de Avon.

León coincide con Posada en señalar que la demanda virtual ha crecido mucho y que llegó a fortalecerse en tiempos de pandemia. Sin embargo, aclara, este mercado también es de tradiciones y por ello hay clientes que están solicitando más el catálogo físico. En estas revistas se tiende a incluir cada vez mayores muestras de colores y aromas de lo que se ofrece, por ello el sector apunta a imprimir más catálogos a corto plazo.

En el 2017, el sector invertía al año unos 20 millones de dólares en catálogos, pero eso en el 2018 fue bajando hasta llegar a 12 millones de dólares. Era la época en la que se empezó a insertar la revista virtual, una modalidad    que hoy en día no convence a todos por sus desventajas.

Entre las clientes que prefieren la revista física está María Fernanda Mosquera. “Me gusta conocer nuevas fragancias y eso es posible teniendo el catálogo y con la venta presencial”, señaló.

UT64PXWTDFBGREVMSHU7G5J34A

La venta por catálogo es una salida ante la falta de empleo

Leer más

Entre las empresas de venta directa están 4Life, Avon, Azzorti, Belcorp, Fuxion, Yanbal, Leonisa, Jolie, etc. Según León, ninguna tuvo que cerrar o paralizar sus ventas como efecto de la crisis económica    que generó la pandemia. Todo lo contrario, tras este evento, el sector ha podido aumentar en un 3 % las personas que se dedican a la venta directa. En Ecuador son 400.000.

El auge de ventas hoy en día no solo apunta al mercado local, sino también al internacional. La calidad de los productos que han desarrollado cuatro empresas ecuatorianas permitió que, por primera vez, Ecuador estuviera presente en la feria Cosmoprof, en Italia, que fue desde el 28 de abril hasta el 1 de mayo.

“Participamos con cuatro empresas: AYA, Beautik, Chardon y Natigold, que ofrecieron productos capilares, fragancias, cosméticos con quinua, con cannabis y con cacao”. Ese es el mecanismo, dijo León, con el que la industria    se ayuda    exportar los productos ecuatorianos. En esta feria se lograron promesas de ventas. Aunque León no precisó el monto, destacó esto como un hecho importante para el sector porque    la oferta ecuatoriana ha empezado a entrar a Europa.