El Salvador anuncia la apertura de la segunda oferta de compra de bonos

  Economía

El Salvador anuncia la apertura de la segunda oferta de compra de bonos

El pago anticipado será de 74 millones de dólares

Mercado bursátil. El capital de estos fideicomisos se canaliza en el mercado de valores. Este año se han emitido $ 500 millones en distintos títulos valores.
Mercado.- La liquidación adelantada de bonos será el 8 de diciembre. Internet

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, anunció la apertura de la segunda oferta de compra anticipada de su deuda en bonos con vencimiento para 2023 y 2025, con un monto máximo de 74 millones de dólares.

EE.UU.

China quiere lograr su 'gran rejuvenecimiento' para 2049, según el Pentágono

Leer más

"Como lo prometimos, hoy (martes 29 de noviembre de 2022) lanzamos la oferta de compra de nuestra deuda externa que vence del 2023 al 2025", publicó el mandatario en su Twitter.

Bukele señaló que "todos los poseedores de bonos de El Salvador pueden acceder a esta recompra voluntaria".

Y agregó que en la primera oferta, "46 millones quedaron pendientes de recompra".

El presidente compartió en su publicación el enlace del anuncio oficial, que señala que la oferta "comenzará en la fecha del presente", mientras que su liquidación se estaría realizando el 8 de diciembre.

El boletín indica que la operación estará sujeta a "un monto total que no exceda de 74.000.000 dólares para comprar el monto principal de los bonos aceptados para la oferta y pagar los intereses devengados y cualquier prima con respecto a dichos bonos".

El Salvador ofrece un precio de 950 dólares por cada 1.000 dólares de bonos con vencimiento en 2023 y 620 dólares por cada 1.000 dólares en bonos de 2025.

La primera oferta de El Salvador de compra anticipada de sus bonos con vencimiento para 2023 y 2025 por 360 millones de dólares cerró el pasado 21 de septiembre, según un boletín publicado en el sitio en el que se hizo pública la operación el 12 de septiembre pasado.

De acuerdo con la misiva, el monto de "bonos ofrecidos excedió el importe máximo" y llegó a más de 612 millones de dólares, de los que 565 fueron "aceptados para compra".

Entre 2023 y 2025 se vencen bonos salvadoreños por 1.200 millones de dólares, de acuerdo con el Registro Estadístico de las Emisiones de Valores de la República de El Salvador de la Superintendencia del Sistema Financiero (SSF).

El Gobierno de El Salvador contrató como intermediario en esta operación al Deutsche Bank Securities.

En una entrevista con EFE a inicios de agosto, el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, dijo que "los inversionistas tienen dos opciones: vender con la compra anticipada que se lanzará o mantener hasta su vencimiento y El Salvador va a cumplir".

Sostuvo que la "operación está totalmente enmarcada en las reglas del mercado, no violenta las cláusulas contractuales de nuestros bonos y además incrementa la confianza de nuestros inversionistas".

A petición del Gobierno de Bukele, el Congreso habilitó el "uso de los derechos especiales de giro", que se encuentra en el Banco Central de Reserva (BCR) por 365 millones de dólares, y de un préstamo por 200 millones con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para la compra anticipada de los bonos.

Las principales agencias calificadoras han reducido la nota de riesgo de El Salvador a raíz de las crecientes necesidades de financiación del Gobierno salvadoreño.

La agencia calificadora Moodys redujo a inicios de mayo la nota de El Salvador de emisor en moneda extranjera a largo plazo ante la posibilidad de un impago de la deuda que el país debe amortizar en 2023 y 2025 y la falta de un "plan creíble" para enfrentar la situación