El comercio toma aliento para edificarse un mejor futuro

  Economía

El comercio toma aliento para edificarse un mejor futuro

El 2022 da impulso a varios proyectos. Inversionistas amplían o crean nuevas plazas comerciales, motivando la expansión de decenas de marcas.

Confiados en que lo peor de la pandemia ha pasado, inversionistas toman impulso para continuar o empezar la edificación de proyectos. Tras casi dos años de mala racha en las ventas en escenario de pandemia, el comercio vuelve a ser un blanco, y con esa expectativa se construyen nuevas plazas comerciales.

TIA

El comercio busca impulsar la venta virtual por los aforos limitados por la COVID-19

Leer más

Apenas tres meses después de haber inaugurado su sexta plaza, TIA (Tiendas Industriales Asociadas) se alista para en febrero próximo retomar la ampliación de una de sus sedes en La Joya (La Aurora, Daule), una extensión en la cual invierte cerca de $ 3 millones.

La edificación, que ya alberga cerca de 40 firmas, abre espacio para unos 10 negocios más, que esperan ser el gancho de consumidores que habitan en urbanizaciones ubicadas por la zona. Marcas como Sweet & Coffee, Pasteles & Compañía, Los Arbolitos, Helados Bogati, Coffee Brown arribarán, por primera vez, a este lugar. Un vocero de la firma explica que se trata de una segunda etapa de expansión, pues una tercera está prevista para el 2023.

La apuesta por este negocio, que arrancó con una pequeña plaza en 2014, seguirá siendo clave este año, en el cual también esperan construir otra en Durán. Esta es la forma, explica la empresa, de aportar a la ansiada reactivación económica.

Esa dinámica se observa también en otros puntos de la ciudad. En julio del año pasado, el Gourmet Garden de la vía a la costa comprendía apenas la delimitación de un terreno baldío, pero en este 2022 la obra cobra mayor impulso.

Sobre un área de 4.500 metros cuadrados, decenas de hombres trabajan en la construcción del espacio que ocuparán aproximadamente 50 locales, que ofrecerán una amplia gama de servicios: 27 de ellos ofertarán alimentos y bebidas; el resto, medicinas, cosméticos, entretenimiento y demás.

Germán Cobos, presidente de la compañía promotora Adpla, dice que la construcción de la estructura ya ha avanzado en un 70 % y que un 80 % de los espacios ya han sido arrendados. El plan inicial es que la obra, que ha demandado de $ 3 millones en inversión, esté lista en marzo de este año, para empezar a operar en mayo.

No es el único proyecto que impulsará Adpla en este 2022, señala Cobos. Otras tres plazas comerciales están en camino: dos de ellas ubicadas en la avenida Narcisa de Jesús y una en la urbanización Villa Club (La Aurora).

Edificaciones más pequeñas también se dan en el norte y sur de la ciudad. Por ejemplo en la avenida 25 de Julio, a la altura de la estación de la metrovía del Hospital del IESS, se edifica una plaza con seis locales. La inversión supera los $ 100.000, dijo su mentalizador, Luis Hernández. La meta es ejecutar un trabajo en fases. Una vez que esté listo este cuerpo de locales, levantarán otra etapa más.

Tienda de barrio

La venta en la tienda del barrio subió un 10 % en la semana de la Navidad

Leer más

Para Juan Carlos Díaz-Granados, director de la Cámara de Comercio de Guayaquil (CCG), lo que se observa en el mercado local es una señal de la ansiada reactivación en época poscovid que, asegura, ya se refleja en cifras. El comercio, precisa, fue uno de los siete sectores económicos cuya facturación superó los niveles prepandemia (2019). “El sector cerró un 3 % por encima del 2019”, afirma. Para este año se espera que la tendencia sea la misma. La apuesta de los dueños de negocios comerciales es “recuperarse totalmente de las pérdidas registradas en la crisis sanitaria”.

Miguel Rossignoli, empresario del sector de servicios y analista económico, señala que cuando las economías se paralizan, los negocios de alta movilidad son los primeros en dar señales de reactivación. Para él, eso es lo que sucede ahora. “Son esos negocios donde ahora vemos que se está retomando esa inversión”: los emprendimientos que ofertan servicios, productos de primera necesidad, los que mueven altos flujos de efectivo y que, si todo va bien, prometen ingresos a corto y mediano plazo.

El panorama económico por el que atraviesa el país se presta para ello. Claro que el nuevo repunte de contagios de COVID y las restricciones ralentizan el comercio, admiten los expertos, pero esto es algo que debe ser visto como algo temporal. “Saldremos de esta curva natural de contagios producto de las fiestas de fin de año”. A medida que esto pase, estima Rossignoli, más sectores irán teniendo una mayor reactivación.

Acá se muestran optimistas. Si bien el mundo no se ha recuperado de la pandemia, se descarta que los mercados vuelvan a retroceder a los mismos niveles de paralización de 2020.

El comercio, con un 3 % más que 2019

Los resultados del 2021 alientan. Según cifras de la Cámara de Comercio de Guayaquil, el sector logró mover el año pasado $ 71.441 millones a nivel nacional. Eso significó un 3 % más si se lo compara con los registros del 2019, año de prepandemia.

Para este año, la expectativa es que el incremento sea de un 5 %. Si bien el año arrancó con un repunte de casos de COVID, se apunta a que será algo temporal y que la vacunación (con un 76 % de inoculados) seguirá dando el efecto de inmunización deseado.