Los pollos se mueren por falta de comida y se botan 1,5 millones de litros de leche

  Economía

Los pollos se mueren por falta de comida y se botan 1,5 millones de litros de leche

Por el paro el alimento balanceado ni el maíz puede llegar a las granjas, ni tampoco es posible sacar la comida hasta el mercado y se tiene que botar

Aves muertos
Situación.- Aves mueren en los camiones que están en fila tratando de llegar a mercados.Cortesía

La comida se bota en las granjas y los animales se mueren porque no les llega el alimento balanceado ni maíz. "La situación es grave, las aves mueren por falta de comid; hoy, lunes de 20 de junio habrá una reunión para analizar el monto de las pérdidas", dijo a Diario EXPRESO Diana Espín, directora de la Corporación Nacional de Avicultores del Ecuador (Conave).

RESTAURANTES (8364371)

El ‘dolarazo’, una opción por la subida del costo del almuerzo

Leer más

Agregó que por el Paro Nacional  2022 no se permite la comercialización normal de alimentos, ni la correcta distribución de pollo, huevos y maíz amarillo. "Solo en la provincia de Tungurahua se habla de que están afectadas 15 millones de pollos, desde la región de la Costa no ha podido ingresar el maíz a la región Sierra. La mayor producción de pollo está en Santo Domingo y tampoco puede pasar por las vías cerradas".

A esto se suma que las aves también se están muriendo en los camiones, "al estar el ave más de 15 horas sin agua y sin comida, porque el transporte está en una fila tratando de llegar hasta los mercados, entonces en cinco camiones donde venían 2.500 pollos en cada uno, en promedio se murieron un 15 % en cada transporte", explicó Ernesto Freire, gerente de la avícola Aliforte y representante la Integración Avícola Asogran.

La situación es tan crítica que no ha podido salir de la haciendas ni la leche y en seis días del paro los ganaderos han tenido que botar  1,5 millones de litros de leche, manifestó a Diario EXPRESO Francisco Chiriboga, presidente de la Cámara de Agricultura I zona.

Chiriboga agregó que si en ocho días no hay una solución se sentirá la dificultad en la distribución de leche y queso.