Las altas deudas y el valor de marcas presionan a Sumesa

  Economía

Las altas deudas y el valor de marcas presionan a Sumesa

Hasta el 2021, la firma llegó a sumar más de $ 54 millones en haberes con el mercado bursátil y la banca. Se investiga una aparente sobrevaloración de activos

sumesa foto tres
La firma reportó en el 2021 $ 32 millones en ventas, un 37% menos.CHRISTIAN VINUEZA

Sumesa, la empresa exitosa que con su reconocido Fresco Solo se catapultó desde los 80 como una de las más grandes del sector de alimentos y bebidas del país, pasa por una prueba de fuego. En estos días deberá demostrar su capacidad para cancelar más de $ 4,9 millones que, desde el pasado jueves, tiene vencidos en el mercado bursátil. Pero no le será tan sencillo, pues la mora, hecha pública el 17 de octubre de 2022 por el Decevale, apenas es una señal de los problemas financieros que estaría enfrentando esta firma, que en los últimos tres años ha visto incrementar en un 95% sus deudas.

SUMESA CUMPLE EN 15 PR (4470104)

Sumesa: El Decevale oficializa y hace público su incumplimiento de pago

Leer más

Según el Prospecto de la Oferta Pública de Quinta Emisión de Obligaciones, a la que tuvo acceso EXPRESO, la firma viene reportando desde el 2019 un progresivo incremento de sus haberes. De los $ 28 millones que llegó a registrar ese año, esa cifra incrementó a los $ 55 millones el año pasado:   $ 29 millones de ellos con el mercado de valores y $ 25 millones  con la banca.

De acuerdo con los mismos anexos que incluye el prospecto, contraer nuevos financiamientos no habría sido difícil para Sumesa, pues en el 2018,  un año antes del despegue de sus deudas, una fuerte revalorización de activos le habría permitido mejorar en cifras su capacidad de endeudamiento.

LOS ANTECEDENTESLa primera alerta se conoció en abril pasado, cuando los obligacionistas se reunieron para conocer la situación financiera de la empresa. Ese mismo mes se conoció que la Superintendencia había intervenido a la firma. 

Balances auditados, que también fueron entregados a este Diario, demuestran cómo los bienes  totales de la compañía llegaron a crecer en un solo año: estos pasaron de $ 59,9 millones a $ 124,5 millones. El incremento, en gran medida, corresponde a una revaluación de marcas, que pasaron de $190.000 en el 2018 a $ 63,3 millones el 2019, y que hoy, según conoció este medio, es objeto de observación por parte de las actuales autoridades de la Superintendencia de Compañías.

EXPRESO lleva desde el viernes pasado intentando contactar a directivos de la firma para conocer su real situación financiera y tener detalles de los acuerdos a los que habrían llegado para cancelar los $ 5 millones que, se admite, están vencidos en el mercado bursátil. Pero no ha habido respuesta. Hasta ayer, el Decevale, por su parte, dijo desconocer los términos de dichos acuerdos.

El caso de Sumesa resucita  el mal episodio que el mercado de valores vivió hace dos años,    luego de que salieran a la luz ciertas irregularidades que empresas cometieron ante el laxo control que habría existido por parte de los anteriores administradores de las bolsas y la misma Superintendencia de Compañías. El caso Delcorp y su relacionada Ecuagran fue uno de los casos más emblemáticos.

Roberto Palacios, experto financiero y director de la consultora a Afines S.A., sostiene que para medir la capacidad de deuda de una empresa, en un mercado tradicional de crédito, los activos son importantes elementos de respaldo. De ahí la necesidad, dice, de controlar la calidad de los activos cuando estos entran a servir como garantía de deuda, dentro del mercado de valores o cualquier otro mercado. 

sumesa

Jorge García, fundador de Sumesa: “Me retiraré cuando la convierta en agroindustria”

Leer más

Según la opinión de expertos y actores del mercado bursátil consultados por este Diario y que en este tema prefieren dejar su nombre en el anonimato, es la Superintendencia la que en estos casos debe de servir de primer filtro a la hora de detectar posibles irregularidades. “Recuerde que quien aprueba la emisión es este organismo de control. Las bolsas no tienen por qué negarse a inscribir una emisión si es que cumple toda la normativa”. En segundo lugar, dicen, la responsabilidad debe ser trasladada a los auditores externos.    Si se llega a confirmar que los valores de marcas se inflaron de un año a otro, habría que ver qué tipo de advertencias estos hicieron al respecto. 

  • UN ACUERDO DE PAGO AÚN SIN DIFUNDIRSE

Hasta ayer, el Decevale dijo estar a la espera de que el representante de los obligacionistas difundieran los términos de los acuerdos a los que    habría llegado la firma con sus acreedores para cancelar los $ 5 millones que hoy están en mora. En un comunicado que la empresa se ha limitado a difundir se señala que estos acuerdos les permitirán seguir cumpliendo con los pagos en el mercado de valores, donde en lo que va de este año ya han atendido obligaciones  por más de $ 13 millones.