Desaparecen datos de muertes violentas en archivos oficiales

  Actualidad

Desaparecen datos de muertes violentas en archivos oficiales

Serias contradicciones registra el conteo de muertes violentas de la Policía Nacional.  Las entidades se mantienen en silencio

Exactitud. Las cifras de los registros de la Policía Nacional sobre muertes violentas muestran irregularidades en su aparente disminución. No hay certeza.
Exactitud. Las cifras de los registros de la Policía Nacional sobre muertes violentas muestran irregularidades en su aparente disminución. No hay certeza.Cortesía

Según el reporte diario de la Policía Nacional sobre muertes violentas en el país, hasta la mañana del pasado 31 de mayo se registraron 1.733 asesinatos. Tres días después, en ese mismo informe, la cifra de esos eventos era mucho menor, 1.672 fallecidos, es decir, 61 víctimas faltantes, según un análisis que realizó Diario EXPRESO a los registros policiales.

MOTOS

Un reglamento vuelve a la moto unipersonal

Leer más

Otra inconsistencia que se identificó en los documentos está relacionada a la desaparición del número de muertos en las cárceles. En el informe de mayo 31 eran 80 víctimas, pero luego de 72 horas, el registro estaba en cero. Lo mismo ocurrió con los fallecidos en las denominadas zonas no delimitadas: primero se indicó que eran 10 decesos hasta el 31 de mayo, pero tres días después esa cifra también estaba en cero.

Sin embargo, este Diario tuvo acceso al informe del 7 de junio. El número de muertos volvió a situarse en 1.733 como el pasado 31 de mayo, pero asimismo habían sido eliminados los registros correspondientes a asesinatos en las cárceles y en las zonas no delimitadas.

No obstante, las muertes violentas han continuado y han sido registradas por los medios de comunicación.

Por ejemplo, en el último fin de semana hubo cuatro casos de sicariato, en Guayaquil. En Quito, en cambio, moradores del Barrio Común, en el norte, denunciaron que dos hombres encapuchados llegaron en la madrugada a quemar un bulto y luego de varias horas de iniciado el fuego se dieron cuenta de que estaba siendo incinerado el cuerpo mutilado de un hombre.

el deterioro1

Guayaquil: Un abandono recorre varias avenidas de la ciudad

Leer más

EXPRESO pidió al Ministerio del Interior una entrevista para tratar dichas inconsistencias. También se solicitó un informe actualizado de las muertes violentas en el país. Sin embargo, se indicó que la entidad no tiene la competencia del manejo de esas cifras, sino la Policía Nacional. Esto pese a que esa cartera de Estado tiene el mando de la entidad de seguridad. En otras ocasiones sí ha expuesto esas estadísticas.

No obstante, se hizo el pedido a la Policía Nacional para averiguar si se trata de un simple error humano en la contabilidad o de una manipulación de las cifras. En primera instancia demandaron un correo electrónico y aseguraron que se tramitaba el pedido. Ante el pasar de las horas, sin una respuesta oficial y luego de insistir otras tres veces durante el día, el departamento de Comunicación indicó que no era posible contestar rápidamente porque, al “ser un tema muy delicado”, necesitaban obtener las estadísticas de los departamentos correspondientes, más la aprobación del titular de la Dirección Nacional de Investigación de Delitos Contra la Vida y Muertes Violentas (Dinased), Freddy Sarzosa. Hasta el cierre de esta edición no hubo contestación al requerimiento.

  • Tasa de homicidios para 2022:  El ministro del Interior, Patricio Carrillo, señaló en la Comisión de Seguridad de la Asamblea Nacional que esperan terminar este año con una tasa de homicidios no mayor a 20 por cada 100.000 habitantes; aunque señaló que es muy probable que, de acuerdo con la tendencia, el indicador se ubique en unos 28.

El informe diario de las muertes violentas es un comparativo de cifras en relación al año anterior, que se actualiza hasta las 05:00 de cada día. El reporte es levantado por Criminalística y el Servicio de Medicina Legal en todo el país, tras el procesamiento de los partes policiales, operativos específicos o de rutina, hallazgos repentinos o por denuncias. En el balance se indica también la tasa de mortalidad y el detalle del incremento o disminución de los fallecidos en circunstancias de violencia. Desde el pasado 3 de junio, dicha información no es tan accesible como lo era antes. Por lo general, ese archivo era suministrado por autoridades uniformadas a los medios de comunicación en caso de requerirlo. Ese tipo de datos tampoco se incluye en el informe diario que difunde el Gobierno por el estado de excepción.