Los delincuentes burlan las seguridades de los locales

  Actualidad

Los delincuentes burlan las seguridades de los locales

Alarmas, cámaras y botón de pánico no son obstáculos para los robos. En la avenida Amazonas un almacén de ropa recibió tres visitas de delincuentes

WhatsApp Image 2022-07-21 at 6.34.05 PM
1. Refuerzo. En la avenida Amazonas y calle Juan Pablo Sáenz, el propietario del local afectado por tres visitas de delincuentes invirtió 1.500 dólares para colocar rejas en todo el local.René Fraga / Expreso

Cuando José Acosta emprendió con su local de ropa en la avenida Amazonas, en el norte de Quito, había tomado en cuenta varias circunstancias. La vigilancia en el edificio, la tranquilidad. Además, la Comandancia de la Policía está a pocos metros y es una vía transitada.

Lo que no imaginó es que su local recibiría la visita de la delincuencia en tres oportunidades durante cuatro meses.

Uno de los empleados del local cuenta a EXPRESO que el último robo fue la madrugada del 11 de julio. Ese día los sospechosos rompieron la puerta de vidrio y alcanzaron a llevarse unos 400 dólares en las prendas que tenía el maniquí.

WhatsApp Image 2022-07-12 at 4.37.30 PM

El parque La Carolina deja de ser un lugar confiable

Leer más

Quince días antes, en plena protesta indígena, delincuentes rompieron la puerta de vidrio. Pero, la primera vez, en abril, la pérdida fue de 20.000 dólares.

Los robos se han producido a pesar de que hay cámaras, botón de pánico y vigilancia privada. El dependiente, quien pidió no ser mencionado por seguridad, comentó que la primera vez trataron de presentar la denuncia, pero la tramitología frenó sus aspiraciones. Si han recuperado algo es porque la ropa está asegurada, comentó.

Ese lunes 11 de julio tres locales fueron visitados por delincuentes. Menos de un minuto demoró el robo de la mercadería en el sector de las avenidas Orellana y 6 de Diciembre.

Todo quedó registrado en imágenes de las cámaras del sector. En el sitio quedaron vidrios trizados y la pérdida económica para sus propietarios. El último local afectado está en el sector de El Bosque.

Entre el 1 de enero y el 8 de julio de este año 686 unidades económicas fueron víctimas de la delincuencia en Quito. La mayoría de robos, 136 se han producido los lunes. Los miércoles, jueves y viernes son otros días preferidos para los ilícitos con 318 en total. Los horarios escogidos son entre las 03:00 y las 03:59 en la madrugada.

En lo que va del año, en el Distrito Eugenio Espejo, al que pertenece el local asaltado tres veces, hubo 250 robos, casi el mismo número de todo 2021.

La Policía ha impulsado iniciativas para conseguir sitios seguros. El coronel Wilson Pavón, comandante del Distrito Metropolitano, señaló que han efectuado capacitaciones a propietarios de al menos 551 locales de la capital. Les hacen notar las posibles vulneraciones y les piden que implementen medidas de seguridad. Pero no todos lo hacen.

Hay sí un acercamiento y diálogos con representantes de las Cámaras, de los transportistas y otros actores. Una reunión se dio el 6 de junio. Se busca un canal directo para todos los asociados. La protesta indígena frenó los avances.

Pero Carlos Loaiza, presidente del Directorio de la Cámara de Comercio de Quito, dice que van por buen camino. En la reunión de junio con el Ministerio del Interior y la Policía se habló de la articulación de una red de vigilancia en la capital. La integrarán todas las compañías de seguridad privada, se invitó a la Asociación de Bancos Privados, cadenas de supermercados, farmacias, puntos de ventas, la Federación de Transportistas de Pichincha y otros involucrados. Eso significaría unos 150.000 participantes en la prevención del delito, señala Loayza.

Aspira que máximo en agosto la iniciativa se concrete. Habrá además una campaña de concienciación a los capitalinos para conseguir la solidaridad y cooperadores activos. De tal forma que cuando ellos vean algún robo, asalto o incidente, puedan reportar de inmediato a la Policía.

La iniciativa ya se aplica en países como EE. UU. ‘Si tú ves algo, di algo’, se llama. Además, esperan ciudadanos más activos porque se dan tiempo para registrar con sus teléfonos y colocar en redes sociales cuando en ese tiempo podrían llamar a la Policía o activar botones de pánico.

Se les recomienda que se coloque una seguridad, no solo el ventanal sino que se coloque alguna estructura física que pueda limitar este accionar.

Wilson Pavón
Comandante de la Policía del Distrito Metropolitano.

La intención es tener una frecuencia única que permita que las compañías de seguridad privada puedan informar de cualquier anomalía o incidente a la Policía. 

Carlos Loaiza
Titular del Directorio de la Cámara de Comercio.

  • Selección. A la hora de cometer los robos, los delincuentes prefieren locales de ropa o electrodomésticos.