La delincuencia apaga la vida de 46 policías en 4 años

  Actualidad

La delincuencia apaga la vida de 46 policías en 4 años

En la institución hay preocupación por los asesinatos. En lo que va del año ya son 12 los servidores que han muerto en manos del crimen organizado

Asesinato
Conmoción. Marco Antonio Enríquez, hermano del sargento herido, desde los exteriores de la ambulancia rogaba que su hermano alcance a llegar.TATIANA ORTIZ

El sargento José Enríquez falleció el lunes, cinco días después de recibir disparos en el sector de Jujan, provincia del Guayas.

Quedó en estado crítico tras la acción delincuencial en la que también fue herido el cabo Lucas Osorio, quien fue estabilizado en una casa de salud.

Enríquez llevaba 20 años, dos meses y dos días en la Policía. Era casado y tenía tres hijos. Según la información recogida por la Policía, los dos uniformados fueron atacados por personas que llegaron a bordo de un Chevrolet Sail rojo. Un video registró los hechos.

El comandante de la Policía Fausto Salinas envió sus condolencias a la familia del servidor policial que perdió la vida por causa de lo que calificó como un acto criminal. “Este repudiable hecho no quedará en la impunidad, capturaremos a los responsables”, dijo.

Enríquez se convirtió en el policía número 46 que pierde la vida en los últimos cuatro años. En 2018 hubo nueve muertes, en 2019 fueron cuatro, en 2020 hubo seis (ambos años atípicos). La cifra subió en 2021 con 15 decesos y en lo que va del año se reportan 12 policías muertos. En ocho meses se alcanza casi el mismo número de fallecidos que en 2021.

Según la información, de esa cifra, el 74 % (34 víctimas) falleció por violencia criminal y el 36% (12 uniformados) ocurrió por violencia interpersonal.

El 78 % de policías murió producto del uso de armas de fuego (36 hombres), 11 % por arma blanca, el 7 % por otros artefactos y el 4 % por armas contundentes. Casi la mitad de los casos ocurrió en la noche, como el de Enríquez que se registró a las 23:07 del miércoles 3 de agosto. Según las estadísticas, el 70 % de crímenes se registró en la vía pública y el 30 % en espacios privados.

El general Fausto Olivo, director nacional de administración del Talento Humano, señaló que los casos corresponden a eventos criminales y violencia social o intrafamiliar. Especificó que hay muchos más muertos, pero son por otras razones.

El oficial explica que en la mayoría de los casos de los homicidios intencionales todos son en contra de hombres, entre asesinatos y homicidios.

El 83,3 % fue ejecutado con arma de fuego. “Es una cifra preocupante porque lógicamente habla de un origen criminal que ha causado la muerte de los policías”, afirma.

950f30ca-3064-49ab-a7dd-a5f5c8c64596

Los policías entran a la lista de objetivos de los sicarios

Leer más

En el Distrito Metropolitano de Guayas es en donde más muertes se han registrado por violencia criminal. Muchos eventos han sido por actos de servicio y fuera de él. Algunas de las muertes estarían relacionadas con el trabajo como bandas capturadas y amenazas que les han llegado. Después del Distrito Metropolitano de Guayas es en Manabí, Esmeraldas, Los Ríos, El Oro y la subzona Guayas en donde más policías han caído.

“Estas muertes están relacionadas con los lugares de mayor violencia que se encuentra en el país”, indica. En esas zonas han iniciado entrenamientos y capacitación para generar autoprotección y la participación de unidades tácticas para enfrentar esas situaciones de violencia extrema.

Pero en este tipo de crímenes hay una situación más preocupante: en los últimos dos años ha habido “el cambio de armas cortas por armas largas y es lo preocupante. Eso quiere decir que han empezado a utilizar fusiles y carabinas de calibres largos y eso evidencia un tráfico de armas para esas organizaciones criminales”, señaló. Añade que los delincuentes se arman para tener una defensa entre las organizaciones criminales. Se llega a esa conclusión porque la mayoría de casos involucran a miembros de las organizaciones.

Los policías también son víctimas de delitos. Al menos 89 han sido afectados. Hay 84 hombres y 5 mujeres. La mayoría son sargentos, le siguen los cabos y los subtenientes. Pero también hay policías, tenientes, capitanes, mayores y coroneles. Tungurahua reporta la mayor cantidad de sucesos con 17. Le siguen Azuay, Esmeraldas, Loja y Santo Domingo. 

El detalle

Atentado. El 12 de junio, dos policías del circuito Guamaní, sur de Quito, fueron víctimas de una balacera. Ocurrió tras la detención de supuestos libadores

Los niños

Las otras víctimas

Pero hay víctimas colaterales de la violencia criminal y los enfrentamientos entre bandas. En Guayas, balas perdidas han alcanzado a menores. El último caso fue la noche del 7 de agosto. Un niño de 6 años recibió una bala perdida en Cristo del Consuelo. Los distritos más violentos de la Zona 8 son Nueva Prosperina, Sur, Pascuales y Esteros.